Así será el calendario ATP de Carlos Alcaraz en 2023

Desgranamos en profundidad los torneos que va a disputar el joven murciano, después de que se haya desvelado que el plan ideal, será jugar 19 torneos.

Diego Jiménez Rubio | 25 Dec 2022 | 08.48
facebook twitter whatsapp Comentarios
Carlos Alcaraz, calendario ATP para 2023. Foto: gettyimages
Carlos Alcaraz, calendario ATP para 2023. Foto: gettyimages

Diseñar el calendario ATP de una temporada en la que se parte como número 1 del mundo debe ser uno de los ejercicios más poderosos e intensos del mundo del tenis, pero también de una dificultad extrema. Carlos Alcaraz ha roto moldes a una edad muy temprana, batiendo récords de precocidad y asombrando al mundo con su tenis y carisma. Después de la efervescencia del 2022, toca afrontar un año en el que tendrá toda la atención mediática puesta sobre él, muchos puntos que defender y la presión de saberse favorito allá donde vaya. Encontrar el equilibrio entre jugar lo suficiente como para tener confianza y contar con ritmo competitivo, pero sin perder de vista la premisa fundamental de no sobrecargarse para evitar lesiones, el peor enemigo para un deportista de élite. A tenor de la información desvelada por Marca, el murciano y su equipo de trabajo han decidido que disputará un total de 19 torneos.

Alcaraz incorporará algunos cambios respecto a su calendario del 2022, suprimiendo torneos como Hamburgo y Umag

El juego de Carlitos es de una explosividad extrema, con movimientos de gran velocidad y potencia que ponen a prueba su cuerpo una y otra vez. Desde que saltó al profesionalismo ha experimentado más lesiones de las deseables y se está haciendo un tremendo trabajo a nivel físico para reducir el riesgo. Después de terminar el año con una rotura muscular en su abdomen, se antoja clave que el murciano llegue al arranque de temporada totalmente recuperado y evite cualquier asomo de recaída en una lesión muy difícil de cicatrizar y que ofrece muchas posibilidades de perpetuarse en el tiempo si no se cura bien. Esto, unido a la pretensión de evitar a comienzos de temporada la presión de tener que sumar puntos, ha hecho que se haya decidido por ir al Open de Australia 2023 sin haber competido antes en un torneo oficial, teniendo como única parada el Kooyong Classics, evento de exhibición.

Después del primer Grand Slam del año, Alcaraz acudirá a la defensa de su título en Río de Janeiro, en lo que supondrá un notable esfuerzo y cierto riesgo, como el que entraña pasar de jugar en pista dura a competir en tierra batida, para inmediatamente después, irse a Acapulco, de nuevo en pista dura. El evento mexicano será la antesala del asalto a los primeros Masters 1000 del año: Indian Wells y Miami. Posteriormente, llegará la intensa gira europea sobre tierra batida, con Montecarlo, Barcelona, Madrid y Roma, antes de retornar a Roland Garros. Ahí defenderá muchos puntos el murciano, que intentará revertir las malas sensaciones que tuvo en Montecarlo y podría estrenarse en el Foro Itálico, antes de viajar a París para intentar mejorar los cuartos de final alcanzados el pasado año.

Un evento previo a Wimbledon y otro antes de París-Bercy que están por determinar

Aún no ha definido qué hará en la gira sobre hierba, pero sí ha confirmado que competirá en un torneo previo a Wimbledon, algo que no hizo el año pasado. Bien es cierto que esto es un plan como idea de la que partir, pero si a Carlos se le diera muy bien la gira sobre tierra y acumulara muchos partidos jugados, podría ser que decidiera saltarse alguno de estos eventos. Sin embargo, hay una voluntad real por parte del español de mejorar sus prestaciones en hierba, una superficie a la que podría adaptarse muy bien por su voluntad ofensiva y esa capacidad innata para volear.

Posteriormente llegará el gran cambio respecto al pasado año; adiós a los torneos de Hamburgo y Umag para tomarse unas semanas de descanso y preparar a conciencia el asalto a los Masters 1000 de pista dura en Norteamérica. Por muy bien que acabara la aventura con el triunfo memorable en el US Open 2022, el murciano no quiere repetir los duros momentos vividos en Canadá y Cincinnati de este año, donde su juego se desvirtuó y encajó dolorosas derrotas. A partir de aquí, todo se difumina por las dudas que hay en torno a si habrá o no gira asiática. En caso afirmativo, Carlos Alcaraz competiría en Pekín o Tokio, aún por definir, antes de viajar al Masters 1000 de Shanghái. Cerraría el año en París-Bercy, aunque antes jugaría en Basilea o Viena. En la recámara quedaría, por supuesto, las ATP Finals 2023, un evento para el que deberá ganarse a pulso su plaza en una temporada que se presenta apasionante.