COVID por la mañana, victoria por la tarde

Taylor Fritz superó el COVID esta mañana, recibió el alta, viajó desde Seúl hasta Japón y ganó a Duckworth en primera ronda del ATP 500 de Tokyo.

Taylor Fritz superó su primera ronda en Tokyo. Fuente: Getty
Taylor Fritz superó su primera ronda en Tokyo. Fuente: Getty

La historia que nos ha dejado Taylor Fritz esta semana es curiosa. Vamos por parte. El estadounidense se contagió de COVID hace una semana en el ATP 250 de Seúl, donde se quedó sin competir debido a la enfermedad. Tras unos días de recuperación, el objetivo de disputar el ATP 500 de Tokyo parece imposible, hasta que llega el miércoles y por fin recibe la buena noticia: negativo. Justo el miércoles, día donde le tocaba debutar por ser el tercer cabeza de serie, aunque la fortuna no es tanta como parece.

Sin haber podido pisar la pista en la última semana, Fritz se encuentra todavía en Corea del Sur, a más de 1.000km de distancia de su destino, o lo que es lo mismo, un vuelo de dos horas. El norteamericano no se lo piensa, celebra su libertad tomando un avión y aterrizado en Tokyo en tiempo récord. Sin entrenar, todavía con síntomas, instalado en la duda sobre cómo reaccionará su cuerpo, sella su primera victoria de la gira asiática sobre James Duckworth por 6-2, 6-7 y 6-1. En total, 1h46min de batalla que confirma que ha superado el examen.

“Me siento bien, la verdad, mejor de lo que pensé que me sentiría después de todo. No es que me sienta increíble, pero estoy muy feliz de haber ganado el partido tras haber pasado lo que he pasado en los últimas días, haberme presentado aquí y haber ganado mi partido”, reconoció el de Rancho Santa Fe en declaraciones recogidas por ATP.

Honestamente, Taylor jamás pensó que llegaría a tiempo para competir en Tokyo y, aunque llegara, lo más difícil era abordar una semana completa de cuarentena, sufriendo los males del COVID durante los primeros días y haciendo solamente algunos ejercicios en su habitación los tres últimos días. Pero lo que nunca perdió fue la mentalidad positiva, el deseo de darle la vuelta a una situación adversa e inesperada. Pero así son los mejores, no hay quien les pare.

“Por la razón que sea, me sentí confiado en que iba a superarlo, que iba a ser capaz de salir del confinamiento en buen estado y golpear bien la pelota. Honestamente, estaba más preocupado por todo lo relacionado con el cardio y mi acondicionamiento físico después de haber estado enfermo y no haber podido hacer nada. Por suerte, la cancha estaba muy rápida, así que no jugamos puntos muy largos, por lo que físicamente reaccioné bien”, valoró tras sumar su primera victoria en Tokyo en cuatro participaciones.

EL TORNEO CONTINÚA

Quién diría que Fritz venía de una situación así después de verle conectar hoy 24 saques directos y firmar un 88% de puntos ganados con primer saque, además de salvar 3/4 bolas de break. Lo que está claro es que su ímpetu por clasificarse a sus primeras Nitto ATP Finals le está moviendo a dar ese último esfuerzo. Mañana, en octavos de final de Tokyo, le espera el tenista local Hiroki Moriya, que contará con el apoyo del público local.

“Será un partido divertido, seguro, aunque sé que voy a tener que jugar bien. Obviamente, todavía tengo alguna síntomas de todo lo que me ha pasado así que debo tomarme el torneo poco a poco, partido a partido, centrarme simplemente en salir y competir. Estoy emocionado por volver a jugar de noche ante la multitud local”, advirtió el hombre que a día de hoy se encuentra #10 en la Race.

Comentarios recientes