Análisis de la final del ATP Roma 2024: Alexander Zverev vs Nicolas Jarry

Desgranamos las claves más importantes de cara a la gran final del ATP Roma 2024 entre el tenista alemán y el chileno.

Raquel Bermúdez Rodríguez | 19 May 2024 | 08.29
facebook twitter whatsapp Comentarios
Nicolas Jarry y Alexander Zverev en Ginebra 2019. Foto: Getty
Nicolas Jarry y Alexander Zverev en Ginebra 2019. Foto: Getty

Estas dos últimas semanas repletas de tenis y emoción van llegando a su final. Alexander Zverev y Nicolas Jarry se citan en lo que promete ser una intensa pelea por el trofeo en la capital italiana. Después de 10 días con múltiples sorpresas, el alemán llega al último partido en el ATP Roma 2024 como favorito, con un Jarry enfrente que no tiene nada que perder.

Los dos llegaban a la capital italiana como cabezas de serie, por lo que se ahorraron ese tiempo en pista de la primera ronda. En el caso de Zverev, su rival con mayor clasificación al que se ha enfrentado ha sido Taylor Fritz, aunque Alexander no perdía ningún set hasta las semifinales frente a Alejandro Tabilo. 

Por parte de Nicolas Jarry, el chileno ha tenido que pelear mucho más sus partidos cediendo parciales, siendo su oponente más complicado Stefanos Tsitsipas en cuartos de final. El sufrimiento también se hacía notar en su semifinal ante Tommy Paul. Será su primera final de Masters 1000, mientras que para Sascha es la undécima ocasión, teniendo ya 5 trofeos de la categoría en su colección.

A pesar de la experiencia en tales escenarios, esta es una cita de suma importancia para un Alexander que llega como favorito y que puede tomar este Masters 1000 de Roma como punto de inflexión de cara a un Roland Garros en el que podría tener oportunidades. Quizá esa tensión no juegue a favor de un Zverev que es claro favorito, además habiendo ganado ya en Roma (su primer Masters 1000 en 2017).

¿Qué puede hacer Nicolas Jarry para dar la sorpresa? Tal y como hemos visto esta semana en Roma, el chileno juega con mucha más libertad en enfrentamientos a los que no llega como favorito, así que estar en la final ya es un premio para él. No tiene tanta presión, por lo que le será más sencillo desarrollar su juego en la pista. Según él mismo decía en rueda de prensa, será fundamental su servicio. Los porcentajes de primeros tendrán que jugar a su favor, aunque al otro lado de la red también tendrá a un gran sacador.

Entre los otros factores a tener en cuenta es el aspecto agresivo de su juego, con subidas a la red, incluso, y alguna que otra dejada con la que romper el ritmo de juego del germano. Las sensaciones que tenga con su derecha también pueden tener su importancia, controlando los errores no forzados para no regalar demasiado a su rival.

Emoción asegurada

Hace ya unos cinco años, Zverev y Jarry disputaban una final épica en Ginebra, con Alexander llevándose el gran trofeo, pero admitiendo que el chileno se merecía ese título por haber jugado mejor. Han pasado temporadas desde entonces y las cosas han cambiado mucho. Nicolas ha conseguido algún triunfo sobre Sascha en arcilla, por lo que sabe lo que tiene que hacer para meter al alemán en problemas. El balance del head to head es de 4-2 para Zverev, aunque es 2-2 si nos ceñimos a batallas sobre tierra batida.

Tanto uno como otro van a tener opciones este próximo domingo, aunque Alexander Zverev debería ser claro favorito para hacerse con el título. Después de una semana loca en Roma, cualquier cosa puede pasar, por lo que no hay nada asegurado hasta que se juegue el último punto.