Escándalo en la ITF por el procedimiento con los test antidopaje

La Federación Internacional de Tenis habría avisado a los jugadores de las fechas de las pruebas e inflado las cifras de test realizados.

David Haggerty. Fuente: Getty Images
David Haggerty. Fuente: Getty Images

La Federación Internacional de Tenis (ITF) ha sido acusada de ser más indulgente con el dopaje, tras una investigación de Mail on Sunday. Se ha descubierto que la ITF permite que los mejores jugadores del mundo elijan el momento para realizarse sus propios test de drogas, además de otras facilidades que ponen en riesgo la credibilidad de las organizaciones.

Para entender lo sucedido, hay que esclarecer que desde este año los temas de dopaje ya no los lleva la propia Federación, sino la ITIA, un organismo supuestamente independiente que está financiado por la ITF, la ATP, la WTA y los Grand Slams. De hecho, Jennie Price, directora de la Junta de Supervisión para la Integridad dejó claro que “la independencia de la ITIA es crucial cuando se trata de asuntos de integridad y el tenis puede estar orgulloso de liderar este camino”. Algo que ahora no queda del todo claro.

Avisos ilegales a jugadores

Una vez establecida esta nueva etapa, que supondría un aumento del presupuesto para un mejor resultado, empezaron a saltar las alarmas. Tras la investigación se ha esclarecido que se informó a los jugadores de los horarios de las pruebas de dopaje en sangre del Masters1000 de Miami, teniendo así cierto margen de maniobra. Se les notificó también que se les tomarían muestras antes de Roland Garros 2019 y el US Open del pasado año.

De hecho, un mensaje enviado por Nicole Sapstead, directora del programa antidopaje de la ITF, antes del torneo de Miami decía que “las citas para proporcionar su muestra ABP serán entre las 09:00 y las 18:00 todos los días (entre el 19 y el 22 de marzo de 2022) y se asignarán por orden de llegada". Esto les dio a los jugadores un margen de hasta cuatro días antes de las pruebas, según publicó the Mail on Sunday.

Como parte del ABP (pasaporte biológico), la ITF recolecta muestras de sangre de los jugadores durante todo el año para controlar cómo cambian sus parámetros sanguíneos con el tiempo. El código establece que "salvo en circunstancias excepcionales y justificables, todas las pruebas se realizarán sin aviso previo". Sin embargo, la ITIA dijo que advierte a los jugadores sobre las pruebas ABP antes de algunas competiciones porque les permite realizar más tests.

"El objetivo es recopilar datos de tantos jugadores como sea posible para que tengamos el conjunto más amplio de datos para trabajar", dijo la ITIA en un comunicado. “Logísticamente, tiene sentido organizar esto por adelantado una o dos veces al año, para que podamos evaluar a tantos jugadores como podamos. Es decir, han declarado que se trata de una mera cuestión organizativa y que “ya que hacemos esta prueba de manera continua, no hay ninguna diferencia en si los jugadores lo saben o no”.

Sin embargo, esto no esclarece del todo las dudas. Rob Parisotto, un científico australiano miembro del panel de expertos en ABP de ciclismo, dice que las autoridades del tenis están permitiendo potencialmente que los “tramposos” escapen al advertirles. ”La declaración de la ITIA es notablemente atroz", dijo Parisotto. “Hay una gran diferencia en si las pruebas se conocen de antemano”. Ha explicado que realizar las pruebas 4 días antes de la competición, además, les permite mejorar sus valores sanguíneos y las capacidades de resistencia y recuperación, para mostrarse mejor en pista.

De hecho, durante la investigación de la Agencia Antidopaje de EE. UU. sobre el dopaje sistemático de Armstrong en ciclismo, los compañeros de equipo del ciclista admitieron que manipulaban regularmente sus parámetros sanguíneos usando infusiones de solución salina cuando sabían que serían sometidos a pruebas de detección de drogas. ¿Quién dice que esto no puede pasar en el tenis?

Cifras de evaluación infladas

La ITF también ha sido acusada de inflar sus cifras de pruebas después de que se supo que cuentan cada muestra tomada durante un control de dopaje individual como una prueba separada. Si un jugador envía muestras de sangre, orina y pasaporte al mismo tiempo, se cuenta como tres pruebas en lugar de una.

Los propios documentos oficiales de la ITF enumeran estas cifras como 'pruebas por jugador' y no 'muestras por jugador'. Los datos que obtuvo The Mail on Sunday sobre un jugador ruso, muestran que fueron evaluados tres veces fuera de la competición en 2015. Las cifras oficiales de la ITF indican que se sometieron al menos a siete.

En 2021, Roger Federer, Rafael Nadal y Novak Djokovic fueron evaluados 9, 12 y 13 veces fuera de competición respectivamente, según las estadísticas de la ITF.

Hay que apuntar que las pruebas de dopaje aleatorias fuera de competencia aumentan las posibilidades de atrapar a los competidores que eligen doparse. Aunque la agencia dice que la notificación anticipada de la prueba ABP presenta a los jugadores "un desafío adicional sobre cómo lidiar con la perspectiva de una prueba en unos días".

La lucha de la ITF contra el dopaje ha estado bajo el punto de mira durante los últimos 20 años. En 2016, Federer reveló que había sido evaluado solo una vez en 10 años durante un entrenamiento fuera de temporada en Dubái, según el Daily Mail. Además, al ITIA se ha visto envuelta en algún que otro escándalo de pruebas opacas en otras ocasiones.

La ITF le dijo a The Mail on Sunday que en 2021 el 9% de todas las muestras de dopaje, no las pruebas, se recogieron fuera de temporada. Otro dato más que pone en tela de juicio la transparencia de la ITIA y la ITF. Habrá que esperar las respuestas de los principales actores del tenis mundial para obtener más información.

Comentarios recientes