El inmenso dolor de Elina Svitolina

La ucraniana, que espera un bebé en torno a octubre, desveló su desgarradora situación familiar y llamó a la ayuda de una Ucrania que sigue sufriendo la invasión rusa.

Elina Svitolina. Fuente: Getty
Elina Svitolina. Fuente: Getty

Pocas tenistas se han visto tan afectadas por la situación de Ucrania que Elina Svitolina. En el contexto de la guerra Rusia-Ucrania y la invasión del país de Vladimir Putin, la mayoría de jugadores y jugadoras en activo han seguido representando a su país en las competiciones ATP y WTA, pero Elina decidió parar por todo lo que rodea a su situación personal y familiar. A día de hoy, sigue mostrándose tremendamente afectada, con un sabor agridulce, puesto que ha visto cómo dará la bienvenida al mundo a su bebé en torno al mes de octubre. Gaël Monfils, su marido, le está dando un apoyo invaluable (tampoco estamos viendo al francés demasiado implicado a nivel profesional, priorizando la familia en estos instantes), pero aún existe un dolor enorme dentro de Elina por los acontecimientos que se dan en su país.

Es por eso que hace varias semanas se convirtió en embajadora de United24, junto al legendario exfutbolista Andriy Shevchenko, en un reclamo personal del presidente Volodimir Zelensky. Son tiempos extraños los que les toca vivir a Svitolina, quien en circunstancias normales se encontraría preparándose para Wimbledon 2022 y que, sin embargo, vivió muchos nervios con la aparición del presidente de su país y no con la entrada a la Centre Court del torneo británico. "Fue un honor y tuve unos nervios que jamás había tenido antes. Incluso cuando llegué a las semifinales de Wimbledon, ni tan siquiera ahí estuve tan nerviosa y preocupada como entonces. Él (Zelensky) me dio esperanzas de que podíamos ganar esta guerra, de que saldremos adelante, y es un ejemplo que le da a todo el pueblo ucraniano. Ha superado todas las expectativas", afirmó Elina en unas declaraciones recogidas por France24, con el inmenso honor de representar a su país como cara visible de este fondo de donaciones y ayudas.

"Muchos de mis amigos han vuelto al país y se han unido al ejército para defenderlo. Hay mucha gente sufriendo muchísimo, y es por ello que United24 puede servirles de ayuda, tanto a todos los ucranianos, como a los militares, como a los niños que más estén sufriendo. Es un pequeño grano de arena que, con el tiempo, espero que marque la diferencia", declara una Elina muy afligida por la situación personal de su familia. Tanto ella como sus padres y su hermano consiguieron escapar de Ucrania, pero sus tíos y su abuela Teresa se quedaron atrapados en Odessa, antaño una ciudad multicultural y un puerto de gran importancia para el país, ahora bloqueado defacto por las fuerzas rusas.

"Vivir otra guerra es muy duro para la gente más vieja. La falta de comida, encerrarse en el sótano durante varios días... para ellos es realmente duro y muy exigente a nivel mental. Intento mantenerme en contacto con ella (su abuela) y ayudar todo lo que puedo, porque es demasiado mayor para poder moverse por sí sola. Está con su gato, que dice que es nuestro mayor defensor. Mis tíos viven no muy lejos de ella. Se ven todo lo que pueden cuando tienen la posibilidad de salir de casa, y son de gran ayuda. Nuestros amigos también ayudan y van allí. Espero que todo este dolor acabe algún día y pueda viajar a Odesa a visitarla".

UN DOLOR INMENSO QUE NO SE MARCHA

Elina tenía la intención, en primer instante, de disputar partidos de exhibición para recaudar fondos hacia la causa ucraniana, pero el hecho de estar embarazada la aleja de este tipo de oportunidades. Así pues, ese fondo humanitario se ha convertido en su principal forma de aportar algo positivo a su país, si bien se queda corto para todo lo que siente en estos momentos. "Me duele muchísimo ver cuántas ciudades han sido destrozadas, cuánta gente joven y vieja ha perdido la vida en solo un instante. Necesitan ayuda y me encantaría ser esa persona capaz de poner su granito de arena para ellos", afirma, casi entre lágrimas, una Svitolina volcada con su país y con su situación personal.

Comentarios recientes