Badosa: "Querría salir a competir y que nadie me conociera"

La española reflexiona sobre sus dificultades para gestionar la presión mediática y desvela sus objetivos de cara a futuro si la mente le deja cumplirlos.

Paula Badosa habla de la presión en 2022. Foto: gettyimages
Paula Badosa habla de la presión en 2022. Foto: gettyimages

La mente puede ser la mejor aliada o un enemigo feroz, y mucho más en un deporte individual como el tenis. Desconfianza, miedo a no cumplir con las expectativas, presión autoimpuesta por la sensación de tener que ganar sí o sí... Son algunos de los sentimientos que pueden aflorar cuando se alcanza la élite y Paula Badosa lo está experimentando en carne propia durante toda la temporada, tal y como reconoció en El Larguero, de Cadena Ser. Si bien es cierto que la española sigue en el número 3 del mundo, su clasificación no tardará en resentirse cuando pierda los puntos de Indian Wells 2021 y las WTA Finals, pero lo peor es que no está disfrutando de este deporte, carcomida por la ansiedad. Busca un nuevo enfoque de su carrera profesional alejándose completamente de las redes sociales y buscando con avidez la confianza necesaria para volver a su mejor versión.

Y es que hay muchos aspectos que influyen sobremanera en el desempeño de un tenista y ser una estrella mundial trae aparejadas cosas para las que no siempre se está preparado. "No puedo presionarme tanto, estoy viviendo un proceso nuevo para mí y me siento muy expuesta. Eso hace que tenga la necesidad de ganar siempre y me sienta responsable por ser la número 3 del mundo. Es increíble que siga en esa posición con todo lo que he vivido este año porque no tengo confianza ahora mismo", destacó Paula, que llegó a decir que rezaba para que sus bolas entraran, a pesar de no ser creyente. Esta broma hace ver hasta qué punto llega el bloqueo de una jugadora que ha sufrido durante su vida problemas mentales como la depresión y que quiere alejar la sombra de aspectos como la ansiedad, por lo que limita mucho ahora su acción en redes sociales.

Badosa reconoce que ha sufrido una gran crisis con las redes sociales y los insultos y amenazas recibidos

"Vengo de un pueblo, soy una chica a la que encantaba hacer deporte y no sabía que el tenis acarreaba todo esto. Sé que soy muy afortunada por dedicarme al tenis, pero es que cada cosa que hago en la pista o fuera de ella tiene repercusion. Me gustaría salir a una pista y que no me conociera nadie, estar en segundo plano", advirtió una mujer que criticó a la prensa deportiva y el trato que dispensa a las mujeres deportistas ya que considera que se achacan los malos resultados a sus relaciones sentimentales o los acuerdos publicitarios que tiene, algo que no cree que suceda con los hombres. "El tenis es muy mental, hay un claro resultadismo y la aparición de una crisis siempre está ahí, incluso en los mejores momentos. He querido alejarme de todo, veo que hay mucha prensa rosa a mi alrededor", comenta.

Además, Paula se ha caracterizado durante toda su carrera por utilizar mucho las redes sociales y tener un trato muy cercano con los aficionados, pero ahora que van las cosas mal, cree que no ha sabido emplearlas como debería y por eso ha decidido alejarse de ellas. "Tienen una parte buena, pero no sé cómo encontrarla. Recibo insultos, amenazas, hay mucha gente desequilibrada que tiene un problema serio. Estuve en una crisis con las redes sociales y ahora he limitado mucho la utilización, no puedo ver ni quién me menciona. Soy muy emocional y visceral, me cuesta banalizar lo que se diga de mí, pero estoy intentando hacerlo y tomarme las cosas desde un punto de vista irónico y sarcástico", señala una Paula Badosa que busca un cambio de rumbo en este tramo final de temporada.

Comentarios recientes