El mensaje de Nadal que Swiatek no olvidará

La polaca confesó haber recibido un mensaje de ánimo por parte del balear después de perder su semifinal del Open de Australia ante Danielle Collins.

Iga Swiatek en el Open de Australia 2022. Fuente: Getty
Iga Swiatek en el Open de Australia 2022. Fuente: Getty

Pese a que no ha vuelto a levantar un Grand Slam, el progreso y evolución de Iga Swiatek como deportista es evidente con solo mirar su regularidad en los grandes torneos. Podrá ganar o podrá perder, pero la polaca siempre compite. A sus 20 años, la actual Nº4 del mundo dialogó con el portal Sport.pl para analizar su paso por el Open de Australia 2022 y confesar una pequeña sorpresa vivida tras su partido de semifinales. ¿Saben quién le envió un mensaje de ánimo? El futuro campeón, el mismísimo Rafa Nadal.

Una nueva experiencia

“Percibo todo lo sucedido en Melbourne estas últimas semanas de manera diferente al éxito que tuve en Roland Garros 2020. Ahora soy más consciente de cuánto trabajo hay que poner para llegar al éxito, ya no es ningún cuento de hadas. El tenis es un deporte donde juega mucha gente y solo gana una, puede llegar a ser frustrante, pero hay que aceptarlo así. Aprecio haber llegado a semifinales, sé lo difícil que es llegar hasta aquí, el corazón que le puse para ganar algunos partidos. El sentimiento que prevalece es el de orgullo”.

Progreso mental

“Trato te controlar mis expectativas lo mejor posible, sigo trabajando en ello. Mi enfoque está en sentirme lo mejor que pueda en la gira, el año pasado me demostré a mí misma que puedo hacerlo, gané mucha confianza. Me di cuenta que necesitaba divertirme más y tener un mejor equilibrio entre el trabajo y los viajes. La impresión que tengo ahora es que ya no siento tanto la presión, lo que siento es motivación”.

Controlar el timing en los Grand Slam

“Nunca es fácil, especialmente por el cambio de ritmo que vas teniendo a lo largo de todo el torneo, jugando algunas veces en turno de día y otros en turno de noche. Poco a poco he ido sacando conclusiones de mis primeros torneos de Grand Slam y otras situaciones complicadas, voy ganando experiencia, he aprendido a organizarme antes de los partidos para no estar todo el día pensando en ello, sin estresarme hasta el punto de no poder dormir. Esta vez en Melbourne generamos un gran ambiente, hubo muy buen rollo entre las jugadoras, aunque reconozco que la noche antes de enfrentarme a Kasatkina fue difícil. Tenía miedo porque todavía recordaba perder con ella el año pasado”.

El mensaje de Nadal

“Rafa me escribió un mensaje después de perder mi semifinal ante Collins, esa es una de las cosas que evitó que me sintiera mal después de perder aquel partido. Ese gesto realmente me dio alas. No revelaré el contenido del mensaje, pero sí diré que Rafa enfatizó mucho en que había jugado un gran torneo, que había tenido un gran comienzo de temporada y que ahora debo concentrarme en los próximos pasos. Pienso que voy en la dirección correcta, van a llegar momentos muy bonitos”.

Comentarios recientes