La revolución de Ons Jabeur

La tunecina apunta a un cambio en su mentalidad para dar el salto que necesitaba. En París, todas la temen: “Sé que la dejada está siendo un golpe fundamental”.

Ons Jabeur celebrando la victoria. Fuente: Getty
Ons Jabeur celebrando la victoria. Fuente: Getty

Afortunadamente para ella, ya no es ninguna sorpresa encontrar a Ons Jabeur en la segunda semana de un Grand Slam. Hace un par de años quizá sí hubiera sido extraño, pero desde que la tunecina ordenó su mente y su juego se ha convertido en una de esas tenistas a evitar en cualquier torneo. En Roland Garros 2020 ya está dentro de las 16 mejores del cuadro, pero quiere más. Necesita seguir pasando rondas para cumplir su sueño de tocar el top20, y esto le lleva a un duelo ante Danielle Collins en los octavos de final. Antes de tomar este examen, Jabeur hace balance de su recorrido hasta llegar aquí.

- Victoria sobre Sabalenka

“Ha sido un partido duro, muy duro. Ella golpea realmente fuerte, es una jugadora muy agresiva. No me ha dado muchas oportunidades, especialmente en el segundo set. Hubo un momento donde serví para ganar el set, pero no sé muy bien lo que pasó, ella se puso a jugar realmente bien. Lo cierto es que no puedo reprocharme nada por ese juego. Tuve que hacer muchos golpes de sílice, dejadas, a variar mi tenis. Sabía que eso le podía molestar mucho, así que estoy contenta porque la táctica me ha funcionado”.

- La importancia de la ‘dejada’

“Antes la utilizaba para desenredar los puntos, en ese momento sabía que el punto terminaba. Con el tiempo fui aprendiendo a ponerla en juego en el momento perfecto y no cuando me sintiera agobiada por el intercambio, ya que ahí corres el riesgo de fallarla. Por supuesto, cuando eso pasa pierdes muchas confianza. Esta vez creo que jugué muy bien mis cartas, incluso en momentos donde hubiera servido una dejada, preferí hacerlo todo más fácil y optar por otro tiro. Hoy creo que el silbe me ayudó mucho, sobre todo con el revés, le ha molestado mucho”.

- Un partido enfocado desde la calma

“He estado muy relajada, sinceramente. Ella estaba prendida, luchando por cada punto, incluso gritando en determinados momentos del partido. Recuerdo escucharla gritar más de la cuenta con el 6-6. Mi objetivo era permanecer en calma, no había necesidad de cabrearme, eso me ayudó. En los otros partidos la idea era sacar adelante mi juego, disfrutar de jugar en tierra batida, pero hoy el partido era más duro y en cuarta ronda lo volverá a ser. Cada día es más difícil que el anterior. Sé cómo estoy jugando, sé como tengo que jugar, así que voy a seguir en esta línea. Ojalá que las dejadas me sigan ayudando”.

- El famoso objetivo de tocar el top20

“Para conseguirlo tenía que cambiar mi mentalidad, como siempre he dicho. Instalé en mi cabeza la idea de llegar al top20, pero tenía que creérmelo. Lo había pensado otras veces, pero me rendía rápidamente. Incluso en un día hoy, la antigua Ons Jabeur hubiera tirado el set con el 5-1 en el tiebreak. Estoy progresando, estoy madurando como persona y eso me está ayudando a mejorar como tenista. Probablemente no tenga tiempo para llegar al top20 esta temporada, pero el sueño continúa en 2021. O tal vez si gano aquí todo cambie, ya veremos. También tengo el objetivo de clasificarme para las WTA Finals, seguiré luchando y siendo positiva, pero sin estresarme”.

- ¿Gritar o no gritar?

“Obviamente, Aryna suele gritar bastante porque forma parte de su rutina, lo hace siempre. Estoy segura de que eso le ayuda a estar más concentrada dentro de la pista. Mi lucha no estaba en gritar más que ella, prefiero que sea la bola la que haga el sonido, aunque a veces también grito cuando golpeo más fuerte de lo normal. Hoy, sin embargo, no quise hacer ruido, necesitaba jugar en calma, fue como una táctica más”.

- Danielle Collins en cuarta ronda

“Nunca he jugado contra ella pero sé que es una gran jugadora, una oponente muy dura. Ya veremos. Esperemos que llegue algo cansada después de un duelo tan intenso con Garbiñe”.

Comentarios recientes