Federer: "Me gustaría volver a Wimbledon el año que viene pero no puedo saber si eso va a ocurrir"

Roger realiza unas declaraciones en las que se mantiene muy cauto sobre su presencia en el circuito para la próxima temporada.

Asusta sólo el pensar que Roger Federer podría no seguir en activo el año que viene. El suizo está a punto de cumplir 36 años y se encuentra en una edad en la que debe tener especialmente cuidado a la hora de proteger su cuerpo si quiere seguir en el circuito al menos un par de años más. Él lo sabe y desde que tuviera ese problema en la rodilla se mantiene muy cauto en sus declaraciones a la hora de hablar sobre su futuro.

Nada más ganar el título en Wimbledon, Roger, durante su speech, dejó unas palabras que preocuparon a muchos: "Espero que éste no haya sido mi último partido. Espero poder volver el año que viene e intentar ganar el título". Varios medios le preguntaron en las horas posteriores sobre si podía matizar esas palabras ya que sonaban un tanto a despedida.

[getty:815887770]

"No pensé en lo que iba a decir. Me salió así", explica Federer. "Quería decirle a la gente que, por supuesto, espero poder defender mi título y que deseo volver aquí el año que viene pero no podemos saber si eso va a ocurrir realmente. Tenemos que esperar y ver", continúa diciendo. El genio de Basilea intenta ir con pies de plomo cuando se refiere a volver a un torneo la siguiente temporada. "Cuando tienes 25 años, ganas y dices '¡Nos vemos el año que viene!' porque jugarás seguro. Tu cuerpo va a estar bien. seguramente. Y si no es el año siguiente, será al otro, pero yo ya no puedo pensar en dentro dos años, seamos honestos", asegura.

Federer habla desde la experiencia de ver cómo todo puede derrumbarse por completo de la noche a la mañana y ver cómo todo parece muy sólido de nuevo en pocos meses. "He visto lo rápido que cambian las cosas. Darle un baño a mis hijas hizo que medio año de mi vida tenística cambiara por completo", revela.

[getty:818051672]

El propio Roger está sorprendido de ver cómo está yendo este 2017 donde ha ganado ya dos Grand Slams. "Me cuesta creer que podría ganar tres majors en un año. Suena completamente surreal", comenta. "Intentaré prepararme de la mejor forma posible para poder tener la mejor de las oportunidades en Nueva York", apunta.

Hay que recordar que Roger tiene contrato con el torneo de Basilea hasta 2019 por lo que su idea inicial es la de seguir al menos un par de años más en el circuito. El suizo únicamente está intentando ir con cautela y ver cómo se va encontrando físicamente, programando su calendario de forma que pueda tener periodos de descanso antes de afrontar una gira como la que viene este verano. De momento, su presencia en Montreal no es segura. "Aún no lo sé si iré a Montreal. Cincinnati y US Open sí están en mi calendario", aseguraba un Federer que sabe que la fórmula de su éxito en la actualidad radica en darle descanso al cuerpo.

Comentarios recientes