Estados Unidos, el histórico campeón con necesidad de volver a serlo

Los americanos son los que más Copas Davis han levantado, pero la sequía de quince años sin hacerlo ya comienza a pesarles.

Tiafoe y Fish en un entrenamiento previo al debut de EEUU. Foto: Getty
Tiafoe y Fish en un entrenamiento previo al debut de EEUU. Foto: Getty

Estados Unidos ha sido siempre la mayor potencia en el mundo del tenis. Los americanos, con una escuela de potencia y de tenis directo, han tenido durante años un dominio claro sobre el resto de países, tanto era así, que muchos jugadores nacidos lejos de América iban allí becados para estudiar en la universidad y además continuar entrenando para tratar de dar el paso al circuito profesional.

Hablar de Estados Unidos y tenis, era sinónimo de hablar de grandes éxitos tanto en tenis masculino como femenino. Sin embargo, en el apartado masculino, desde que en el año 2007 Andy Roddick y James Blake, junto a la histórica pareja de dobles que formaban los hermanos Bryan, diesen a Estados Unidos su Copa Davis número 32, los americanos han vivido una crisis de la que todavía no han conseguido salir, pues no es que lleven 15 años sin levantar la ensaladera, es que tampoco han podido volver a una final.

Las generaciones que sucedieron a Roddick y Blake no pudieron continuar con la senda ganadora a la que estaban acostumbrados los americanos, aunque hay que recordar que solamente han conseguido una Copa Davis en el sigo XXI, por lo que lejos quedan los tiempos de McEnroe, que ha ganado 59 partidos en la competición por solo 10 derrotas. A los estadounidenses no les ha sido suficiente para triunfar con la generación de Steve Johnson, John Isner o Sam Querrey, sobre todo por la dificultad que han tenido estos tenistas de adaptarse a la tierra batida, lo que les ha generado pasarlo muy mal cuando no jugaban como locales.

Afortunadamente para los americanos la posibilidad que tenía el anfitrión de elegir superficie ya pasó a mejor vida y ahora siempre se juega en pista rápida cubierta, lo que da más opciones a un equipo lleno de potencia y experto en estas canchas formado por Taylor Fritz, Frances Tiafoe, Tommy Paul y Jack Sock.

LAVER CUP COMO REFERENCIA

Sin duda, si los americanos quieren cortar la racha de 15 años que llevan sin levantar ‘La Ensaladera’ deben tener como referencia la Laver Cup que conquistaron en este 2022, la primera del ‘Team World’. Este triunfo, lo consiguieron con todo el equipo estadounidense siendo parte de él, con Tiafoe dando el último punto y con Jack Sock siendo decisivo en los dobles, porque no hay ninguna duda de que Jack cuando está bien es uno de los mejores doblistas del mundo.

Es por ello, que los estadounidenses tienen equipo de sobra para salir campeón de las finales de Málaga, de hecho, hay quien lo considera junto a Canadá la favorita a hacerse con el título, ya que en un principio no tuvieron suerte en el torneo, pues les tocó Italia, que a priori partía como favorita, pero las ausencias de Sinner y Berrettini, ponen muy de cara la serie para los americanos, que además toparían con Canadá en semifinales si ambos consiguen sacar adelante su primer compromiso.

Hay que destacar que en una edición de la Copa Davis marcada por las ausencias, los americanos vienen con todo y además estando sus integrantes en un magnífico estado de forma. Fritz, su número uno, viene de hacer el mejor año de su carrera, firmando además una grandísima actuación en las ATP Finals, donde derrotó por cierto a Felix Auger Aliassime. Por su parte Tiafoe, que parte como número dos, ha hecho una gran temporada, también la mejor de su carrera, firmando grandes victorias, destacando sobre todo la conseguida ante Rafa Nadal en el US Open.

Pero no son solo estos dos jugadores las amenazas, ya que si hiciese falta, aparecería Jack Sock para jugar el dobles, un jugador que se crece en este tipo de escenarios y que ha conseguido varios Grand Slams en esta modalidad. Por último no debemos olvidarnos de Tommy Paul, un jugador con una mentalidad de hierro y que esta temporada ha logrado derrotar entre otros a Rafa Nadal y Carlos Alcaraz.

Mucha confianza tiene Mardy Fish en este combinado, ya que ni siquiera ha querido llamar a un quinto integrante, para la decepción de Ram. Veremos si no termina arrepintiéndose, ya que además de Sock, los americanos no cuentan con ningún otro doblista puro. Eso sí, el equipo que llevan asusta, sobre todo por la capacidad que tienen para hacerlo bien en pista rápida y porque hay pocos conjuntos más completos que el americano, por lo que quizás sea la mejor oportunidad que hayan tenido en años para poder cortar una sequía que ya preocupa a muchos de sus aficionados.

Comentarios recientes