Las Next Gen ATP Finals 2022 y una lucha al rojo vivo

Analizamos qué jugadores optan a disputar el revolucionario torneo para tenistas sub-21. Milán espera 'maestros'... y hay varias plazas en juego.

Holger Rune partirá como favorito en Milán. Fuente: Getty
Holger Rune partirá como favorito en Milán. Fuente: Getty

Echar un vistazo al palmarés de las Next Gen ATP Finals supone mirar de frente al futuro de nuestro deporte. Prácticamente todos los grandes campeones del refrescante torneo que ideó la ATP para los más jóvenes han conseguido establecerse de pleno derecho en el circuito ATP, sirviendo el evento en Milán para proveerles de un altavoz de cara al público más joven. Muchos se hicieron conocidos en el evento italiano, que incluso les sirvió como lanzadera para triunfar 'con los mayores' un año después (véase el caso de Stefanos Tsitsipas, campeón del evento en 2018 y ganador de las ATP Finals en 2019). Otros se destaparon como cracks potenciales y ahora protagonizan la que para muchos es la rivalidad del futuro (Jannik Sinner, campeón en 2019, y Carlos Alcaraz, campeón en 2022), mientras que la historia más desafortunada es la de Hyeon Chung, el primero en ganar y la excepción que confirma la regla.

Pero eso forma ya parte del pasado y, a solo un mes de que la temporada llegue a su conclusión, la lucha para formar parte de las finales de los más jóvenes está al rojo vivo. En la lista de posibles clasificados encontramos una mezcla de viejos conocidos del evento italiano con nuevos nombres que prometen dar tardes de gloria a los fanáticos del tenis. Y eso que, claro, los que serían los dos grandes puntales de este torneo ni mucho menos harán acto de presencia: Carlos Alcaraz (que podría jugar hasta dos ediciones más por edad) y Jannik Sinner tienen sus miras puestas en acabar la temporada en las ATP Finals de Turín. Quien sí puede acudir y erigirse como gran favorito es Lorenzo Musetti, tercero en la particular Race del evento y, con la ausencia de los dos 'bichos' ya mencionados, primer cabeza de serie.

Tendrá ganas Musetti de darle el primer título a su afición, pero los nombres que le acompañan no querrán facilitarle la empresa. Holger Rune, a menos de 20 puntos del transalpino en la Race, se perfila como 'el otro' gran candidato al título: su curva de progresión en 2022 ha sido muy positiva, estrenando su casillero de títulos, llegando a los cuartos de final de un Grand Slam (tarea pendiente aún para Lorenzo) y mostrándose como un jugador peligroso en prácticamente todas las superficies. Su polivalencia le augura un techo más alto en pista dura bajo techo, lo que le pone en la pole position para competir y ganar en Milán. A día de hoy, el top-4 lo completan Brandon Nakashima, que hizo semifinales la pasada temporada y que supone un perfil muy peligroso, y el que sería el primer debutante de la competición: Jack Draper.

La mayor batalla del británico está dándose contra los problemas físicos. Al 100%, su tenis debería funcionar a las mil maravillas en una pista rápida: explosividad, gran primer servicio, capacidad para cerrar puntos en la red y un saque + 1 muy sólido que ya demostró en el pasado US Open 2022. Ahí consiguió la mejor victoria de su carrera ante Felix Auger-Aliassime, además de que ya sabe lo que es llegar a las semifinales de un torneo ATP (Eastbourne). Imposible eliminar a Jack de la terna de favoritos. A partir de aquí, cuatro plazas restantes y una veda muy abierta, puesto que los jugadores que se perfilan para estar en Milán no tienen tanta experiencia a nivel ATP.

OPORTUNIDADES POR DOQUIER

En estos instantes, y contando con las bajas de Alcaraz y Sinner, los cuatro nombres que cerrarían los cupos de clasificación son los de Jiri Lehecka, Chun-Hsin Tseng, Francesco Passaro y Dominic Stricker. Eso sí, el suizo va a necesitar sumar puntos como sea en este final de temporada, pues a solo 5 unidades de él se ubica un Luca Nardi que viene muy en racha (hoy se estrenó a nivel ATP en Astana, hace un par de semanas sumó su tercer Challenger del año en Mallorca). Salvo el suizo, más similar a Draper, los tres perfiles restantes se encuentran más cómodos en pistas algo más lentas. Lehecka sustenta su ranking en su magnífica actuación en Rotterdam, donde hizo semifinales en una pista mucho más lenta que la de Milán; Tseng ha hecho de la consistencia bandera, pero aún necesita de mayor recorrido fuera de la tierra batida, mientras que Passaro apenas se ha mostrado aún a nivel ATP.

Aún existen otros nombres ilusionantes que con buenos resultados en el circuito Challenger podrían aspirar a una plaza de última hora. Entre ellos nombres como el de Filip Misolic, finalista por sorpresa en Kitzbühel; Ben Shelton, la gran sensación de la pasada gira norteamericana y el último campeón universitario; Giulio Zeppieri, un tenista de rachas pero con un potencial sobresaliente, o Emilio Nava, que ya dio muestras de lo que es capaz de hacer cuando enfrentó a Andy Murray en el pasado US Open. Todos ellos se encuentran a menos de 200 puntos de margen del corte que establece Stricker, prometiendo emoción hasta el final y asegurándonos sangre nueva en un evento de muchos quilates. ¿Qué jóvenes ilusionantes mostrarán sus cartas en Milán? Tomen asiento y disfruten de una pelea emocionante.

Comentarios recientes