Landaluce hace historia en Nueva York

El tenista madrileño de 16 años ha conseguido un éxito memorable que pone de manifiesto su tendencia al alza, siendo campeón del US Open Junior 2022 ante Bailly.

Martín Landaluce, campeón US Open Junior 2022. Foto: gettyimages
Martín Landaluce, campeón US Open Junior 2022. Foto: gettyimages

Uno de los grandes alicientes en la segunda semana de un Grand Slam radica en ver in situ a las estrellas del futuro, a esos jugadores jóvenes repletos de potencial y que apuntan alto. El US Open 2022 ha sido especialmente en categoría junior, como atestigua el hecho de que dos jugadores de 16 años hayan disputado la gran final. Martín Landaluce, gran promesa del tenis español, se ha medido en el duelo definitivo por el título a Gilles Arnaud Bailly, en uno de esos encuentros que hacen afición y generan una gran esperanza ante lo que el futuro puede deparar. El resultado final fue de 7-6 (3) 5-7 6-2 en favor de Landaluce.

Choque de estilos contrapuestos, pero mismo carácter competitivo y ganas de vencer. Desde los compases iniciales del primer parcial se pudo comprobar que el partido haría las delicias de todo amante de este deporte, con Martín buscando llevar la iniciativa en todo momento, mientras que el belga procuraba defenderse con solvencia y sacar de su zona de confort al español. Una de las grandes armas del español es esa habilidad innata para jugar encima de la línea de fondo y repartir juego con sus tiros planos y una movilidad privilegiada dada su elevada estatura. Landaluce es capaz de coger la pelota arriba y moverla a gran velocidad, pero también de caminar eficazmente hacia la red y remar de fondo de pista cuando es preciso. Sabe sufrir y lo demostró remontando un 3-5 adverso, para terminar venciendo en un tiebreak de infarto.

Pero si algo sorprende de ambos tenistas es su madurez e inteligencia para asumir situaciones adversas y salir de ellas. En la segunda manga se desató un duelo de tú a tú, con Bailly procurando ser más agresivos y haciendo unos cambios de altura y velocidad muy atinados. La igualdad imperó, el nivel del partido subió exponencialmente y Martín dispuso de dos oportunidades idóneas para dar el golpe definitivo. Dispuso de un 15-40 en el undécimo juego, pero el belga sacó todo su carácter para hacer un ejercicio de supervivencia. Salió tremendamente reforzado a nivel moral y lo aprovechó para romper el servicio del español al siguiente juego, adjudicándose el set y llevando el encuentro a una manga definitiva en la que era difícil hacer pronósticos.

Landaluce es un jugador tremendamente ofensivo y asumió la iniciativa en todo momento

Fue ahí donde se pudo percibir la grandeza de Martín Landaluce. Volvió en el tercer set, a jugar con alto porcentaje de primeros saques, desbordando con ese característico liftado a la zona de la ventaja que sacaba de pista a su rival. Volvió a dominar con puño de hierro cada punto y a asumir que el destino del partido estaba en sus manos. Supo encontrar un equilibrio perfecto entre agresividad y consistencia para irse en el marcador, aprovechando el desgaste mental que había hecho su rival para mantenerse a flote. Fue superior de principio a fin y encontró la calma necesaria para cerrar el partido con la solvencia que solo tienen algunos privilegiados. Martín Landaluce es campeón del US Open Junior 2022 y genera un poso de ilusión y esperanza que hay que tratar con mimo y paciencia.

Comentarios recientes