Qinwen Zheng, contra todos en Canadá

Es lo que tiene cuando llegas a un evento tan grande como el WTA 1000 de Toronto y te cargas a la gran protegida del público, Bianca Andreescu. Lo normal, es que la grada te lo ponga difícil. Y eso es lo que intentaron hacerle a Qinwen Zheng esta pasada madrugada, aunque no lo consiguieron.

"No me duele que apoyen a Bianca, es lo normal porque estamos en su casa, lo que no me gusta es que parte de la grada se pusiera a gritar cuando sacaba, tanto con primero servicio como con segundo, eso me afectó un poco. Sé que soy yo la que debe mejorar en ese aspecto, la grada te ofrece su energía y eso es positivo, así que la próxima vez intentaré manejarlo mejor", confesó la china tras llevarse la victoria en tres mangas y acceder a los cuartos de final.

Comentarios recientes