Cinco minutos con Diego Schwartzman

El argentino se somete a una ronda rápida desde el Trofeo Conde de Godó 2022, donde ya descansa en semifinales. “Cada día disfrutó más del tenis”.

Diego Schwartzman en la piscina del RCTB 1899. Fuente: Punto de Break
Diego Schwartzman en la piscina del RCTB 1899. Fuente: Punto de Break

Hay jugadores que siempre te reciben con una sonrisa, independientemente si llegan de ganar o perder su partido. Uno que pertenece a este selecto grupo es Diego Schwartzman (Buenos Aires, 1992), uno de los argentinos más queridos del circuito y, en esta ocasión, vencedor por partida doble. No ha sido un viernes fácil para él, obligado a derrotar primero a Lorenzo Musetti y luego a Félix Auger-Aliassime, camino que le coloca en las semifinales del Trofeo Conde de Godó. Minutos después de su hazaña, el Peque atiende a Punto de Break en una ronda rápida fugaz de cinco minutos.

Cumples 30 en agosto, ¿te sientes un veterano?

Yo no me siento así, pero creo que sí. Hubo un cambio generacional grande, hay muchos jugadores jóvenes a los que ya les llevó muchos años.

¿En qué eres mejor ahora?

Aprendí a disfrutar algo más de las semanas, hoy aprendo más de las derrotas… de algunas (risas). Ahora soy más consciente de lo que pasa a mi alrededor, valoro más los pequeños detalles con el paso del tiempo.

¿Qué te gustaría recuperar respecto a tus inicios?

Según fueron pasando los años, intento mantener la forma de entrenar y gestionar el día a día, aunque es muy difícil. No puedo hacer lo mismo ahora que hace siete años, todavía me faltan muchas experiencias para conocerme mejor. No me gustaría tener que pensar en esto, igual que los dolores que con el tiempo van apareciendo después de partidos o giras muy largas. El estar fuera de casa también lo veo distinto, cada vez lo extraño más.

¿Crees que lo mejor todavía está por llegar?

Puede ser, este año me encuentro bien, ojalá que pueda seguir de esta manera. Vengo haciendo las cosas correctamente, pero los pequeños detalles me impidieron levantar un título, pequeños detalles me dejaron fuera de la semifinal de Montecarlo… pero si sigo así creo que conseguiré levantar ese título deseado y obtener buenos resultados en los grandes torneos. Es algo que tendré que pulir de cara al futuro.

¿Compensa todo el sacrificio que hiciste?

Sí, sobre todo si pienso de dónde vengo. Sé lo mucho que cuestan las cosas, lo que se extraña estar muchos meses lejos de casa, pero de esto solo te das cuenta con el paso de los años, de pequeño no te das cuenta, poco a poco vas entendiendo todo lo que pasa. Ahora mismo soy consciente de lo difícil que es para un chico argentino de 14 años dedicarse al tenis.

Dime tres valores que se necesiten para ser tenista profesional.

Sacrificio lo primero, aceptar que uno tendrá que entrenar mucho y estar lejos de casa mucho tiempo. Segundo, rodearse de un buen equipo, esto es fundamental, sobre todo siendo sudamericano porque pasamos mucho más tiempo lejos. Y por último, ser buena persona, esto es lo que te hace escuchar a los demás.

Si miramos los jugadores del top30, ¿crees que cumplen estos valores?

No, cada uno es distinto, cada uno te diría otros tres valores distintos. Depende mucho de la cultura que tenga cada uno, de sus orígenes, de cómo fue educado y de dónde nació. No me gusta opinar mucho de los demás, pero sé que cada uno es diferente.

¿El tenis de hoy en día es peor que el de hace 10 años?

No creo. En todos los deportes hubo un cambio, una modernización de la vida, de la ciencia y de todo lo que está relacionado con el deporte. Fíjate en el fútbol lo fuertes que son ahora, o lo potente que le pegan en el tenis, cómo creció el nivel de intensidad y las edades de retiro. Todo cambió, pero no creo que ahora sea peor; al revés, todo va para mejor.

¿Qué cambiarías del tenis?

Que se juegue más cerca de casa, mucho más tiempo. Me encantaría que Europa fuera Sudamérica, tan simple como esa (risas).

¿Cómo te gustaría ser recordado?

Como lo vengo haciendo. Ojalá que pueda seguir jugando así hasta que me retire, ojalá que me pueda retirar jugando a un gran nivel y compitiendo, mi sueño siempre fue ese. Que el día que me toque terminar, sea cuando sea, que no haya un declive grande en mi nivel, que no me toque retirarme por eso o por una lesión.

¿Te queda algún sueño por cumplir?

Ya cumplí muchos, no sé si debería pedir más Lo único eso, mantener todo lo que vengo haciendo y disfrutar de todo lo que logré.

La última, Diego: El tenis es…

… es gran parte de mi vida, me dio muchas cosas, casi todas muy buenas. Lo disfruto en el día a día, cada vez más, eso es lo importante.

Comentarios recientes