La pelea por las ATP Finals, al rojo vivo

La derrota de Sinner y la configuración del cuadro de Paris-Bercy deja a dos grandes candidatos que podrían asegurar mañana su billete a las ATP Finals.

Cameron Norrie y Casper Ruud aún conservan opciones. En la foto, junto a Rod Laver en la entrega de premios del torneo de San Diego. Fuente: Getty
Cameron Norrie y Casper Ruud aún conservan opciones. En la foto, junto a Rod Laver en la entrega de premios del torneo de San Diego. Fuente: Getty

La temporada ATP encara su recta final y muy pocas temporadas en los últimos tiempos habían vivido una pelea tan emocionante para alcanzar las ATP Finals. La etapa de transición que poco a poco parece ir llegando al tenis masculino permite a varias raquetas soñar con su primera vez en el torneo de fin de año, ese que te corona como uno de los mejores de la temporada y te hace ser 'maestro' por una semana. Antes de la llegada del Masters 1000 Paris-Bercy 2021, hasta cuatro jugadores contaban con opciones de hacerse con su plaza en Turín... y llegado el ecuador de la semana, todos ellos siguen contando con opciones, por mínimas que sean.

Como decíamos, hacía muchísimos años que la última plaza individual no se decidía de manera tan tardía. De hecho, no es solo una, son dos los billetes que aún no se han decidido. Es más: puede que la semana concluya sin saber aún quiénes jugarán en la ciudad italiana. Puede que el torneo de Estocolmo se convierta, finalmente, en ese juez que dicte sentencia, una circunstancia prácticamente inédita (el torneo de Paris siempre suele ser el último de la 'temporada regular': el calendario de esta temporada, aún tocado por los efectos de la pandemia, sufrió reconsideraciones en un año aún extraordinario). Sin embargo, existen dos jugadores a los que alcanzar las ATP Finals se les ha puesto realmente de cara. De hecho, existe una posibilidad de que mañana viernes conozcamos quiénes viajarán a Turín... y la configuración del cuadro de París-Bercy tras la derrota ayer de Jannik Sinner nos dice que esta es una opción realmente probable.

LOS CANDIDATOS

CASPER RUUD (7º, 3185 puntos): El tenista noruego ha sido de los más beneficiados por la derrota del transalpino ante Carlos Alcaraz. Una victoria frente a Marcos Giron en su duelo de octavos en París-Bercy lo dejaría prácticamente al filo de la cita de final de temporada, si bien en cuartos de final el cuadro le depararía, probablemente, un escollo importante: Alexander Zverev. No importa: Casper debe cumplir y hacer sus deberes, rentabilizando al máximo los puntos cosechados durante el verano y su regularidad a la hora de vencer a tenistas de ranking más bajo en los Masters 1000. Evidentemente, todo lo que sea soñar con una final o un título sellaría automáticamente su clasificación a Turín, pero las cuentas pueden ser más simples: si llega a los cuartos y Norrie cae en la misma ronda o anterior, estará clasificado.

HUBERT HURKACZ (8º, 3045 puntos): El polaco perdió la semana pasada su condición de octavo clasificado en favor de Sinner, pero debe estar agradecido a cierto murciano, puesto que con una sola victoria ha recuperado ese billete provisional. Lo cierto es que a Hubi le ha sonreído la fortuna: su parte del cuadro ha quedado desprovista de cabezas de serie después de la derrota de Aliassime y la retirada de Tsitsipas. Tiene absolutamente todo a favor para alcanzar las semifinales, con Dominik Koepfer, James Duckworth o Alexei Popyrin como principales escollos para firmar otro gran resultado en Masters 1000. Ahí, solo un duelo fratricida con Cameron Norrie (que tendría que superar antes a Novak Djokovic) dejaría su presencia en el aire: si el británico no consigue avanzar a esa instancia y Hurkacz sí, estará clasificado automáticamente.

JANNIK SINNER (9º, 3015 puntos): Las cuentas para el tenista transalpino no son demasiado complicadas: está a apenas tres victorias de ver dinamitadas sus opciones. A pocos jugadores les hacía más ilusión que a él, con la posibilidad de medirse a los mejores arropado por el público local, pero su temprana derrota en París-Bercy ha puesto en jaque sus posibilidades. Como decimos, no hay fallo: si Ruud vence a Giron y accede a los cuartos de final y Hurkacz cumple con los pronósticos y llega a semifinales, Jannik quedará fuera de la ecuación. Sinner se aferra a un milagro: no quedar a una distancia mayor de 250 puntos de su más inmediato perseguidor, con las esperanzas puestas en un título in extremis en el torneo de Estocolmo.

CAMERON NORRIE (10º, 2945 puntos): El sorprendente título en el Masters 1000 de Indian Wells permitió al británico unirse a una fiesta a la que nadie pensó que podría acceder. Es más, su situación podría ser mucho mejor si hubiese aprovechado alguna de las tres bolas de partido de las que dispuso la semana pasada, en Viena, ante Auger-Aliassime en octavos. Aquella derrota complicó sus opciones, pero Norrie aún permanece con vida en París y se aferra a ello como puede. Sus cuentas también son claras: mejorar la actuación de Ruud o Hurkacz en el torneo parisino, además de, probablemente, verse obligado a viajar a Estocolmo para refrendar un posible adelanto en la tabla. En este caso, su mayor problema se vislumbra en cuartos de final, donde tendría un hipotético enfrentamiento ni más ni menos que con el número uno del mundo, Novak Djokovic. Si consiguiese la machada, un posible partido de semifinales ante Hubert Hurkacz se convertiría en la llave que podría darle acceso a Turín.

Y vosotros, ¿qué pensáis? ¿Cumplirán Ruud y Hurkacz con los pronósticos o tendremos emoción hasta el final?

Comentarios recientes