Alarma en Melbourne tras aterrizar un vuelo con dos positivos por COVID-19

De los 79 pasajeros, 24 eran jugadores, aunque ninguno ha dado positivo. Pese a ello, todos quedarán aislados durante 14 días en la habitación del hotel.

Los jugadores aterrizando en Melbourne. Fuente: Getty
Los jugadores aterrizando en Melbourne. Fuente: Getty

Todavía restan tres semanas para que arranque el cuadro final del Open de Australia 2021, pero estaba claro que el COVID-19 no se lo iba a poner fácil a la organización. Ni siquiera abordando cada paso con las medidas más extremas. La noticia saltaba esta madrugada desde dentro de uno de los aviones que había aterrizado en el día de ayer en Melbourne. Concretamente, el vuelo charter QR7493 que venía de Los Ángeles. En su interior, un total de 79 personas apostaban por un trayecto tranquilo, no esperaban que horas después y, tras hacerse de nuevo las correspondientes pruebas, dos personas darían positivo por coronavirus.

Sabemos que en el vuelo viajaban 79 personas, de las cuales 67 eran pasajeros, de los cuales 24 eran jugadores presentes en el cuadro final del primer Grand Slam del año. ¿Quieren nombres? Kei Nisikori, Santiago González, Victoria Azarenka, Juan Ignacio Londero, Pablo Cuevas, Sloane Stephens, Guido Pella o Tennys Sandgren, entre otros. Junto a ellos, sus respectivos entrenadores y, obviamente, la tripulación del vuelo. Horas después de haber aterrizado, todos fueron informados del suceso, aunque sin anunciar las identidades de los positivos. No se preocupen, en el siguiente párrafo descubriremos sus nombres.

Edward Elliot (entrenador de Lauren Davis) y una azafata. Fin del misterio, esas fueron las dos personas en dar positivo en el test, aunque del primero se especula con que pueda tratarse de un falso positivo, ya que el técnico ofreció su correspondiente PCR negativo 72 horas antes de coger el vuelo. Ahora que ya conocemos a los responsables, la pregunta importante era otra: ¿qué iba a pasar con el resto de miembros de ese avión? Recordamos que Craig Tiley peleó muy duro para conseguir que todos los jugadores tuvieran durante la cuarentena la posibilidad de salir del hotel durante cinco hora para realizar sus entrenamientos. Pues bien, horas después de conocerse la noticia, la organización del Open de Australia confirmó que ninguna de las personas que iban en ese avión tendrán derecho a esto.

Aislamiento total, sin entrenamientos

Han oído bien, los 24 jugadores presentes en el QR7493 Los Ángeles-Melbourne deberán hacer cuarentena de 14 días sin salir de su habitación. Aislamiento total. Una decisión inapelable que no se puede rebatir. “Les hemos comunicado a todo el grupo, especialmente a los jugadores, que después de esto las condiciones han cambiado”, resumía Tiley en un comunicado express de hace unas horas. “Estarán correspondientemente atendidos para asegurar todas sus necesidades, esperemos que comprendan la situación. Respecto a los dos personas que dieron positivo serán enviadas a un hotel especial, donde esperemos que tengan una pronta recuperación”.

Un cambio de planes durísimo para esos 24 jugadores que, pese a hacer las cosas bien hasta el último momento, se han visto afectados por otras personas. Mala suerte. Por delante les esperan dos semanas complicadas, lejos de las pistas, diseñando una hoja de entrenamientos que se pueda desarrollar en una habitación de hotel. Menos mal que siempre nos quedará el buen humor para sobrellevar estos casos. Que se lo digan a Pablo Cuevas, quien ha decidido hacer un blog en sus redes sociales contando cómo va pasando los días.

Comentarios recientes