Svitolina frena el despegue de Carla

Triunfo de la ucrania en dos mangas para dejar el cuadro individual sin españolas. Mañana en semifinales se enfrentará a Belinda Bencic.

Elina Svitolina ya está en semifinales de Dubai. Fuente: Getty
Elina Svitolina ya está en semifinales de Dubai. Fuente: Getty

Elina Svitolina se ha confirmado este jueves como la peor pesadilla para el tenis español en Dubái. Después de tumbar a Garbiñe Muguruza en octavos de final, hoy hizo lo mismo con Carla Suárez en los cuartos (6-2, 6-3). Un partido en el que solventó con mucho oficio los momentos incómodos para luego jugar más suelta en los momentos clave. La ucrania sigue sin perder un set en toda la semana y ya está a tan solo dos pasitos de revalidar su corona en la ciudad emiratí.

Gael Monfils se acomodaba en primera fila junto a Andrew Bettles para disfrutar del último partido de cuartos de final en Dubái. El francés, que venía de ganar en Rotterdam, buscaba dar suerte a su pareja y así buscarle un compañero también a su trofeo. No parecía el duelo más complicado para Svitolina, aunque tampoco iba a ser cómodo. El H2H decía que Carla dominaba 4-3 el cara a cara, incluida esa última cita en Madrid del curso pasado. Mucho tiempo, pero ya saben cómo son los tenistas, no olvidan. Al principio del encuentro vimos cierta igualdad, pese a que ninguna parecía muy consistente, lo cual siempre acaba beneficiando a la raqueta de mejor ranking. Ésta suele ser la que mejor dinámica trae, es decir, la que mejor afronta esas tardes en las que no todo va como tu quieres.

La española sacó para poner el 3-3 pero fue ahí donde empezó a desmoronarse todo el plan. Svitolina lograría el break y ya no cedería más juegos en ese set: 6-3. Se lo llevó la que primero disparó, la que antes aprovechó los errores del oponente. Al final los datos no mienten, no era normal ver a Carla con 18 errores no forzados en media horita de partido. Tampoco había logrado generar ninguna bola de break, por lo que tenía más de una tarea por delante si quería vengarse de la mujer que llegaba de eliminar a Garbiñe Mugurza en la ronda anterior.

Marc Casabó al rescate, como tantas otras veces. El técnico de Suárez salió a pista a da un par de directrices, era el momento de definir la estrategia. “Hay que aprovechar más la iniciativa que tenemos, ella está tirando muy centrado. Sé que no tienes ángulos, no puedes abrir pista, pero tampoco ella se está defendiendo bien, casi siempre usa el cortado. No tengas miedo de subir a la red y, cuando puedas, apuesta más por el revés paralelo, que no se lo espere”. Así escrito queda muy bonito pero hay que tener el talento para digerirlo y ponerlo en práctica segundos después.

Por suerte, Carla es un prodigio. Volvió a pista y, en apenas cinco minutos, ya iba 2-0 arriba. Se le torció el gesto a Monfils, que ya lo veía hecho, aunque en su interior estuviera disfrutando de la plasticidad de los golpes de la española. Pero no fue suficiente, solo una ráfaga de talento que nació y murió allí. Aquello solo hizo que revolucionar el énfasis de la ucrania para darle la vuelta a continuación, puntp a punto, juego a juego, hasta casi tocar la meta. Casabó bajó a buscar la reacción de la canaria, pero hoy todo apuntaba hacia el otro lado del ring. Victoria de oficio para la ucrania que saca a otra española del camino y se cita mañana con Belinda Bencic por un lugar en la final.

Comentarios recientes