El Australian Open no varía la velocidad de pistas

Pistas más rápidas en Brisbane, Auckland o Hobart desataron la duda. Craig Tiley, director, del Grand Slam, lo niega en Melbourne Park

El Australian Open no contará con pistas más rápidas a las de anteriores ediciones. Eso es lo que afirma el director del primer Grand Slam de la temporada, Craig Tiley, al ser consultado sobre una posible aceleración en la superficie de Melbourne Park. Este factor ha sido uno de los puntos de discusión más calientes del inicio de la temporada 2014, tras observarse un punto de vivacidad mayor en torneo de la gira previa, como Brisbane, Auckland o Hobart.

Cuando resta menos de una semana para el comienzo de la competición en Melbourne, la cabeza pensante del torneo ha salido al paso de los rumores para cerrar el grifo especulativo respecto a las características de juego que estarán presentes en el torneo. Tiley, en declaraciones realizadas al diario australiano The Age indica que no ha sido encargada una nueva versión de plexicushion -la superficie que forra el Australian Open desde la temporada 2008- para la presente edición.

Durante la primera semana de competición, el tema ha sido uno de los más candentes en las ruedas de prensa de los primeros torneos. Con impresiones vertidas desde Abu Dhabi, pasando hasta Doha pasando Brisbane. Rafael Nadal, que ya realizó una defensa de las pistas ralentizadas durante la exhibición con la que abrió el año y donde encontró un firme bastante raudo, mostró gráficamente su impresión sobre la posibilidad de pisar una superficie veloz en Melbourne. "Si es rápida, me puedo adaptar. He ganado en pistas rápidas. Si fuera muy, muy rápida, podría ser un problema".

Otros tenistas como Roger Federer , Lleyton Hewitt, ambos finalistas en Brisbane, o Marin Cilic fueron cuestionados sobre el firme pisado en Queensland, siendo el croata quien testificase que se trataba de la pista más rápida encontrada en todo el curso. De esta manera, aun sin ser causa de un cambio necesario en Melbourne Park, la pregunta sobre el ritmo de pista en el primer major del año floreció casi por inercia.

El pasado año, según recuerda el diario, Australia introdujo unas bolas nuevas de Wilson, con un tejido más firme para mejorar su durabilidad, pero ningún cambio específico ha tenido lugar en la superficie, conforme se encarga de subrayar el director.

"Hemos repetido lo hecho en 2013" dice Tiley, que apunta a la ola de calor que rodea Brisbane, su pista cubierta y el tiempo extra que se ha dado a las pistas para asentarse tras su reposición como posibles factores que hayan contribuido a ese aumento de ritmo. "No hemos tenido esas informaciones en la Copa Hopman, y usan la misma superficie".

Las grandes estrellas van llegando a la Rod Laver Arena, estando Novak Djokovic, Andy Murray, María Sharapova o Serena Williams entre los primeros perfiles de altos vuelos entre los inquilinos más 'madrugadores' del coliseo aussie. Ninguno de ellos se ha pronunciado sobre cambios signifiticativos encontrados en Melbourne.

También te puede interesar:

Nadal defiende la lentitud de las pistas

¿Un Australian Open más veloz?

Comentarios recientes