Paul sorprende a Nadal y amarga su debut

No pudo el manacorí llevarse un triunfo que tuvo cerca pero que se le terminó escapando al estar falto de chispa en el tercer set.

Nadal cae en su estreno en París-Bercy. Foto: Getty
Nadal cae en su estreno en París-Bercy. Foto: Getty

Había muchas ganas de volver a ver a Rafa Nadal en una pista de tenis, pero el español no pudo pasar de su estreno en el Masters 1000 de París-Bercy. Nadal dominaba el partido de manera cómoda con set y break arriba pero Tommy Paul no le perdió la cara y se lo terminó llevando por 3-6, 7-6(4) y 6-2

El encuentro comenzó con ambos manteniendo su servicio, aunque poco duraría esta fiabilidad al saque. Tras el 1-1 en el marcador, vino un juego en el que Nadal no consiguió hacer daño con su servicio y en la primera oportunidad de break que tuvo Paul llegó la rotura. Todos en estos momentos imaginaban que el partido iba a ser duro, pues el americano jugaba suelto y con un patrón de juego muy claro, atacar a la mínima oportunidad.

Poco le duraría la alegría a Paul, que vio como tras el paso por la silla, Nadal se ponía en su versión más sólida dispuesto a devolverle el break cuanto antes, algo que consiguió de inmediato para poner el 2-2. El español ya había subido una marcha más y mostraba una mejor versión con su servicio mientras esperaba algún fallo del estadounidense para atacar al resto. Unos errores que no tardarían en llegar y que unidos a su buen hacer le servirían para ponerse en disposición de servir para llevarse la primera manga. Rafa no falló y el primer set ya era suyo por 6-3.

El segundo set comenzaría similar a como termino el primero, con Nadal apretando al resto desde el inicio y con Paul fallando en exceso, sin embargo, tras salvar dos break points el americano comenzaba liderando el set. No obstante, esto no le duró mucho y en su segundo turno de servicio el balear si aprovechó una de las pelotas de break. 2-1 y con Rafa lanzado a por la victoria.

CAMBIO RADICAL

Cuando ya todo parecía cerca de resolverse, una desconexión impropia en el ganador de 22 títulos de Grand Slam reenganchó a Tommy Paul firmando una rotura en blanco y manteniendo después su servicio con varios saques directos. El set comenzaba de nuevo y el americano se seguía mostrando tranquilo y con confianza en su estrategia. De hecho, ahora el que sufría al saque era Rafa, que tuvo que salvar dos puntos de rotura para poner el 3-3 en el marcador. Con este resultado, el encuentro entraría en una fase con ambos sólidos al servicio hasta que llegó el décimo juego, donde Nadal tuvo que hacer frente a un punto de set en contra, que salvó tras una pelota a la red de Paul, de las que a veces caen en un lado de la pista y otras lo hace en el lado contrario.

Ya con el 5-5 Paul seguiría firme con su saque y Nadal esta vez también, por lo que el set se definiría en el tiebreak. Un desempate que comenzaba de la peor manera para el español, con un 2-0 abajo después de una doble falta y que resultaría definitivo, pues Rafa no fue capaz de recuperar el minibreak. 7-4 y al set definitivo.

PROBLEMAS PARA NADAL

Un muy mal juego del español con su servicio le hizo comenzar break abajo en la última manga. El partido se ponía muy cuesta arriba para él y le tocaba remar. Algo que hizo en el cuarto juego del set aunque sin éxito, pues dispuso de una pelota de break que se le escapó por medio centímetro. Esto hizo daño a Nadal, que volvió a ceder su servicio en el siguiente juego y dejaba a Paul muy cerca de llevarse la victoria. Confirmó el segundo break y con el 5-1 a Rafa se le veía ya con ganas de acabar el partido dejando claro que físicamente no llegaba a este torneo en su mejor forma. Una serie de precipitaciones ponían el 6-1, de un Paul que se convierte en una bestia negra para los españoles, pues esta temporada ha ganado tanto a Nadal como a Alcaraz.

Comentarios recientes