Pegula: “Estoy fuera del radar, todavía hay gente que no me conoce”

Pese a ser la mejor estadounidense del ranking y estar firmando una gran gira previa al US Open, la de Buffalo admite sentirse una desconocida para el gran público.

Jessica Pegula en rueda de prensa en Cincinnati. Fuente: Getty
Jessica Pegula en rueda de prensa en Cincinnati. Fuente: Getty

Hace tiempo que entendí que en el circuito de tenis todos buscan la ansiada regularidad, aunque no es este factor lo que te lleva a la cima. Ya puedes ganar 60 partidos o pisar todos los cuartos de final, que la última barrera solo se romperá cuando ganes un Grand Slam. En ese sentido, Jessica Pegula y Emma Raducanu no pueden representar un mejor contraste. Ambas se enfrentaron esta madrugada en el WTA 1000 de Cincinnati, con triunfo para la estadounidense, que más tarde explicó cuál es su papel dentro del tour. El de una mujer que, pese a ser la mejor tenista de su país, pasa totalmente inadvertida a ojos del gran público.

El partido de la tensión

“Sentí que estaba bastante nerviosa esta noche, ya que no sabía exactamente cómo jugaba ella, ni siquiera hablamos entrenado nunca. Jugar de noche lo cambia todo, las condiciones son un poco más duras, todo parecía diferente cuando salí a la pista. Estoy contenta por la forma en que llevé adelante todos estos factores y estar ahora en otros cuartos de final. Empiezo a verlo como si fuera algo habitual (risas)”.

Victoria sobre Raducanu

“Pienso que ella ha jugado bien esta noche, estuvo cerca, apenas fue una diferencia de un break, en el primer set hubo intercambio de breaks. Luego en el segundo parcial empezó a elevar su nivel, los puntos se volvieron mucho más apretados, los juegos empezaron a definirse por algunos errores no forzados. Pienso que el nivel ha sido bastante alto, estábamos teniendo buenos peloteos, golpeando bien la bola, sacando bastante bien, tal vez mejor de lo que pensaba. Ambas estábamos buscando presionar a la otra, lo cual se puede volver un poco incómodo al principio”.

Turno de noche

“Tuve que adaptarme a las condiciones más pesadas, además de jugar contra alguien con la que nunca había jugado, fueron varios elementos. También los nervios por avanzar a otros cuartos de final, otra oportunidad de hacerlo bien, aunque sabía que venía jugando bien en las dos primeras rondas. Ayer no estuve para nada nerviosa, me sentí increíble, pero esto es un trabajo de día a día, nunca sabes cómo te vas a sentir. Una vez obtuve el primer set, los nervios aflojaron, aunque pienso que ella también jugó muy bien el segundo, la presión estuvo ahí hasta la última bola”.

Relación con su entrenador, David Witt

“Es muy relajado y muy divertido, me hace muchos comentarios divertidos, tiene frases ingeniosas que le gusta usar. Al mismo tiempo, también es muy competitivo, pero siempre me río con él, ya sea jugando al ping-pong o a los bolos, es bueno en todo y eso me molesta un poco (risas). Tiene una especie de confianza silenciosa en sí mismo, eso me ayuda mucho, porque yo también tengo una personalidad similar a la suya, soy bastante relajada. Su confianza me ha hecho no estar estresada y querer ganar cada día, al principio de mi carrera sí tuve más peleas con mi personalidad, en aquella época no estaba muy segura de cómo actuar en la cancha”.

Perfil bajo a nivel mediático

“Siento que estoy un poco fuera del radar, creo que todavía hay mucha gente que no me conoce o no les importa que yo sea la estadounidense número uno del ranking o lo que sea, quizá es que soy una aburrida (risas). No lo sé, pero me gusta que sea así. Sé que no tengo 18 años, no soy un fenómeno, todavía no he ganado ningún título importante, pero mi viaje ha sido diferente. Espero inspirar a la gente a ver que, incluso siendo un poco más mayor, todavía no perdiste la opción de mejorar. Creo que soy un ejemplo perfecto de esto, así que no me importa estar bajo el radar, no quiero ninguna atención extra. Simplemente seguiré peleando por mejorar, ganar partidos y seguir haciendo lo mío. Sí, me gusta así”.

Su mejor golpe

“Supongo que mi revés es el golpe más sólido que tengo, pero en los momentos que golpeo bien mi derecha también me siento muy cómoda, veo que puedo hacer muchas cosas con ella. No sé, la verdad es que depende mucho del día, de la semana. Ayer, por ejemplo, sentí que estaba golpeando la derecha de una manera increíble, pero hoy ya no fue lo mismo, esta noche sentí que mi revés fue mucho mejor. No tengo preferencia por ninguno de los dos, pero tal vez mi revés sea mejor. Mi revés a la línea cuando estoy encendida”.

Caroline Garcia en cuartos de final

“Es una jugadora contra la que nadie se quiere enfrentar, golpea la pelota muy fuerte y saca muy bien. Tiene golpes muy poderosos de fondo, a veces te saca la raqueta de las manos, es difícil cuando no te deja alcanzar tu ritmo. No es fácil enfrentarla, especialmente cuando viene en racha, le han ido muy bien las cosas en los últimos meses, aunque en el pasado ya estuvo en la cima del juego. Tiene mucha experiencia, a veces se le subestima. Espero un partido difícil, sé que la gente halará del encuentro, pero será muy duro. Veremos cómo se desarrolla”.

Comentarios recientes