Norrie: "Mi mayor objetivo es acercarme al número uno del mundo"

Cameron, que partirá como el mejor británico de cara al próximo Wimbledon, reveló sus ilusiones de futuro y dejó declaraciones muy ambiciosas.

Cameron Norrie. Fuente: Getty
Cameron Norrie. Fuente: Getty

Cameron Norrie será el británico de mejor ranking en el próximo Wimbledon 2022. Esta responsabilidad ha caído bajo los hombros de muchos nombres en los últimos tiempos, sobre todo el de Andy Murray, pero el actual top-15 no teme a este tipo de etiquetas y tiene muy claro que su ambición le llevará lejos. Sus últimos meses no han sido los más brillantes y Cameron aún ansía un gran resultado en Grand Slams, la asignatura pendiente de un tipo que ha demostrado su consistencia de forma muy regular, por lo que el Major londinense se antoja como una oportunidad de oro para que Norrie supere sus límites y alcance una nueva meta personal. En declaraciones para Eurosport, el natural de Johannesburgo es muy optimista acerca de su techo, y es plenamente consciente de que ser el número uno de su país no es una responsabilidad, sino un privilegio.

"Creo que ser el británico número uno es algo que tomas sin problemas, es una consecuencia de mi evolución en los últimos años. Llegar a Wimbledon como el mejor de mi país significa que estoy donde quiero estar. Está claro que estaría genial estar un poco más arriba en el ranking ATP, pero aún tengo mucho que mejorar en mi tenis y estoy disfrutando el desafío que me supone jugar en hierba. A día de hoy, me gusta mucho esta superficie. Creo que hice una gira bastante buena el año pasado y eso me dio mucha confianza. No he jugado demasiado en pasto a lo largo de mi carrera así que aún estoy aprendiendo, pero es emocionante. Es una superficie que le viene bien a mi juego, ya que soy zurdo y mi revés es muy raso. Es una buena superficie para mí".

Tras caer ante Maxime Cressy en Eastbourne, Norrie tiene la mente fijada en su próximo desafío, un Wimbledon donde el año pasado cayó ante Roger Federer. Con una mayor responsabilidad debido a su mejorada posición en el ranking, Cameron tiene muy claro su objetivo a nivel de resultados. "Wimbledon es mi torneo favorito de la temporada y me gustan mucho sus pistas, así que tengo muchas ganas. Como he dicho todo el año, quiero llegar a la segunda semana del torneo por primera vez en mi vida, y ojalá que pueda avanzar aún más. Más allá de eso, quiero disfrutar de jugar en hierba y seguir mejorando. No veo motivo por el que no pueda hacerlo. Me encanta ver a los más jóvenes coreando mi nombre, comprobar que me reconocen. Ojalá pueda servir de inspiración para varios de ellos, aunque he tardado en acostumbrarme a estas cosas".

Pero las miras de Norrie van mucho más allá de un único torneo. El británico superó una barrera personal tras entrar este año en el top-10, y ahora apunta aún más alto, confiado en que la evolución natural de su tenis y su capacidad de trabajo le pueden permitir soñar con objetivos de primer nivel. "He disfrutado muchísimo estos últimos dos años, y lo que me emociona es que aún tengo mucho que mejorar. Quiero entrar en el top-10 de nuevo y quiero formar parte del top-5. Es más: sé que el camino es muy largo, pero mi objetivo final es acercarme al número uno del mundo. Estar entre los 10 mejores fue genial, pero debo seguir haciendo estas cosas y llevarlas a una escala mayor. Ahora hay jugadores que juegan muy bien frente a mí porque son los tapados y no tienen nada que perder. Medirse a nombres como Grigor Dimitrov, que ha sido el #3 del mundo y ha estado en semifinales de Grand Slams, con el papel de favorito ha supuesto un gran cambio para mí".

ESPERANZAS DE CARA AL FUTURO DE GRAN BRETAÑA

Por último, Cameron reflexionó sobre el esperanzador futuro del tenis británico, que parece encontrar una interesante camada de jugadores jóvenes comandada por Jack Draper. "Creo que hay un grupo muy bueno de jugadores que están por llegar al circuito. Además de mí, Dan Evans y Andy Murray siguen jugando genial, y es impresionante ver cómo Andy sigue luchando y haciéndolo genial en superficies como esta. He estado entrenando con Jack Draper y está a un nivel altísimo. A veces compartimos bloques de entrenamiento a lo largo del año, así que es genial poder ayudar a los jóvenes un poco. Más allá de ellos, tienes a jugadores como Ryan Peniston, que le ganó a Ruud en Queen's, o Liam Broady, que ha tenido un año muy sólido. Italia tiene muchos nombres dentro del top-100: ¿por qué nuestro país no puede ser como ellos? Tenemos mucho talento y creo que en las próximas temporadas este tipo de nombres estarán en el top-100 y en el top-50".

Comentarios recientes