Medvedev: "Odio perder, quiero ganar todos los partidos que juego"

El ruso habló sobre sus expectativas, su relación con el público australiano y su mentalidad ultracompetitiva tras llegar a los octavos del Open de Australia 2022.

Daniil Medvedev. Fuente: Getty
Daniil Medvedev. Fuente: Getty

Daniil Medvedev sigue dando sensaciones de ser prácticamente imbatible durante su periplo por el Open de Australia 2022. El ruso desentrañó con precisión clínica en la madrugada de hoy el juego de Botic van de Zandschulp, rival nada fácil al que desmanteló en tres mangas para avanzar a la segunda semana de un Grand Slam por quinta vez consecutiva. Principal cabeza de serie tras la salida del torneo de Novak Djokovic, la posible presión que se posa sobre los hombros del ruso parece no importar en el día a día, mostrando una tranquilidad inusitada en cada rueda de prensa. En ésta en concreto, el moscovita explicó sus sensaciones en este torneo, entró en detalle sobre su relación con el público australiano y dio un análisis pormenorizado de su oponente en próxima ronda, Maxime Cressy.

Sensaciones del partido de hoy y la primera semana en Australia

"Hoy creo que fue el mejor partido que he jugado aquí. Para ser sincero, el marcador no dice todo lo que pasó en el partido. Botic jugó realmente bien. Incluso diría que jugó mejor que en el US Open, pero quizás sacó algo peor, y fue ahí donde yo aproveché mis oportunidades. Casi en todos los juegos en los que tuve oportunidades de rotura le rompí el saque, hubo un par de juegos en el que tuve bolas de rotura y no lo conseguí, pero fue suficiente con lo que hice hoy. Sí, estoy muy feliz con mi nivel. Saqué muy bien. No cedí el saque, si bien él tuvo oportunidades. Estuve muy bien a nivel de movilidad, firmando buenos golpes. Feliz con mi actuación, en general, y con muchas ganas de mi próximo partido".

¿Llegar como el último campeón de Grand Slam ha cambiado en algo su mentalidad o su forma de encarar el torneo?

"Quizás me ha dado algo más de confianza, pero el caso es que incluso cuando era el número #50 del mundo ya quería ganarlo todo. Sí, probablemente no iba a ganar un Grand Slam, pero quería ganar. Odio perder. Quiero vencer en todos los partidos que disputo. Pero sí, definitivamente el hecho de saber que es posible hacerlo me ha dado un extra de confianza. Hoy Botic, por ejemplo, tuvo oportunidades para darle la vuelta al primer set. Te pones 5 iguales y uno nadie sabe qué puede pasar, quizás él gana el tie-break está un set arriba, nunca se sabe. Nunca es la misma historia en el tenis. En el deporte no se habla del pasado porque a día de hoy todo puede pasar y lo que ya pasó, pasó. A día de hoy me siento con confianza con respecto a mi juego".

¿Hoy volvió su idilio con la grada tras el duelo ante Kyrgios?

"Mi relación con el público en Australia es genial. La pasada noche no sentí que estuviese pasando nada malo, solo hablé de una cosa en concreto, de lo que ocurre entre el primer y el segundo saque. En cuanto al resto, está claro que van a apoyar a Nick (Kyrgios), no soy tonto. De nuevo, no hablé de otra cosa que no fuese la reacción entre el primer y el segundo saque. Cuando fallas un primer saque y te encuentras a muchos chicos aplaudiendo y volviéndose locos... eso no debería ocurrir, pero está claro que no puedes controlar a todo el mundo. Hoy el público estuvo genial. La entrevista pospartido fue divertida: no puedes entablar un diálogo con la grada durante dos horas de partido, ese es el único momento en el que puedes interactuar con ellos y creo que es una cosa muy chula".

Sobre si ser "el villano" del público le da un extra, al igual que pasó en Nueva York en 2019

"Creo que no son dos casos comparables. Como dije, la pasada noche me enfrenté a un jugador australiano, un tipo muy eléctrico. No tuve más problemas más allá de ese pequeño asunto, y después del partido creo que todo el mundo se lo pasó bastante bien. Así me sentí y no atisbé demasiadas reacciones negativas, la verdad. El US Open fue totalmente distinto. No hice lo correcto al principio, de hecho: más tarde pude lidiar con todo el ambiente, mantenerme tranquilo y darle la vuelta al jugar muy bien. Aquí, siento que en general la gente me apoya en Australia. Incluso me atrevería a decir que me siento, en cierto modo, en casa. Es enero, y en enero sabes que vas a estar aquí. Así que creo que hay más altos que bajos con el público australiano".

Su próximo rival, Maxime Cressy

"Nunca me he enfrentado a él y no le he visto demasiado. Sí que recuerdo, por ejemplo, ver el final de su partido ante Carreño en el US Open mientras yo estaba en la sala del fisioterapeuta, fue una victoria espectacular. Ahí fue cuando dices: "vale, puede ganar a jugadores top en Grand Slam". Ha comenzado el año con una final, ahora cuarta ronda de un Slam, se nota que tiene confianza. Nos tendremos que preparar bien a nivel táctico y a nivel mental. He oído que saca realmente bien: imagino que si no tienes un buen saque no vas a ser efectivo haciendo saque y volea (risas). Sí que creo que es posible ser un jugador top jugando así. No importa lo que hagas, ya sea tirar revés cortado, sacar y volear, o centrarte en el resto: si quieres llegar a la cima, necesitas hacerlo a la perfección, ya que todos intentarán romperte a ti y a tu estilo. De momento lo está haciendo genial".

Comentarios recientes