Nadal cierra el año ganando

Ya sin opciones de avanzar a semifinales, el español supera a Casper Ruud en su último partido de la temporada y rompe el invicto del noruego en el torneo.

Rafa Nadal cerró su 2022 con victoria. Fuente: Getty
Rafa Nadal cerró su 2022 con victoria. Fuente: Getty

Después de dos tardes amargas ante Fritz y Aliassime, hoy era el día de evitar el pleno de derrotas en las Nitto ATP Final 2022. Por honor y también por cerrar el calendario con buen sabor de boca, así que Rafael Nadal no dudó en entregarse al máximo para frenar la dinámica de Casper Ruud (7-6, 7-5) y sumar su primer triunfo en el evento. No le servirá para acceder a semifinales, pero sí para enviar un mensaje a todos los que ya no cuentan con él en el futuro. “Mañana empieza mi 2023”, confesó el español tras caer ante Félix. Pues aquí tenemos su primera alegría.

Visto desde fuera, con un jugador clasificado y otro ya eliminado, muchos podían ver este encuentro con un toque descafeinado, sin demasiados alicientes para encender el televisor. Pero qué carajo, estando Nadal en la pista ya es suficiente reclamo para dejar aparcado cualquier plan, aunque su avance esta semana ya estuviera limitado. Se medía ante un viejo conocido, el hombre al que aplastó en la final de Roland Garros hace unos meses y con el que comparte muchos momentos durante el curso en su Academia. Resumiendo, un encuentro sin secretos. Lo más interesante era ver quién de los dos echaba más leña en la hoguera pese a estar todo decidido.

Os compro que no fue el primer set más espectacular, aunque Nadal mostró una leve mejoría respecto a días anteriores. Tampoco Ruud era el mismo, claramente afectado por tener enfrente a su ídolo, alguien que siempre supone una amenaza, llegue en la forma que llegue. Pero tiene pinta que, en el caso del noruego, ese nerviosismo se multiplica más que en el resto. Si además le sumamos que no se jugaba nada, pues eso. Así le vimos dejar varias derechas en la red sin ningún motivo, incluso perdonando algunas bolas de break con el 4-4. Por ahí se escapaba un buen tren al que sí se subiría el balear, para poner el 7-5 y celebrar su primer parcial de todo el torneo.

SUELTO COMO GABETE

Por la razón que sea, Nadal saltó hoy a pista dispuesto a gastar toda la dinamita que le quedaba en el arsenal, tiene sentido teniendo en cuenta que más allá de este partido no quedaban más casillas que recorrer. Tampoco fue un paseo hasta la meta, pero el balear pudo extraer conclusiones positivas de su rendimiento, sobre todo con el saque, donde incluso se permitió el lujo de conectar cuatro ‘aces’ seguidos en un mismo juego, cerrando el duelo con un total de 16. Nunca sabremos lo que hubiera sucedido de haberse dado este partido con algo en juego, lo que está claro es que el balear no quería irse de vacaciones con tres su quinta derrota consecutiva. Su triunfo de hoy le vale un cheque de $372.000 y 200 puntos en la Race, además de ganar por fin su primer partido como padre. Ahora habrá que esperar a 2023 para verle de nuevo.

Comentarios recientes