La épica de Davidovich tumba a Hurkacz

El tenista español logró una de sus victorias más espectaculares como jugador profesional, derrotando a Hubert Hurkacz en cinco duros sets.

Alejandro Davidovich. Foto: Getty Images
Alejandro Davidovich. Foto: Getty Images

Nunca es sencillo el primer partido de un torneo, y más cuando es un Grand Slam de la talla de Wimbledon. Cansancio físico y mental, la presión constante de tener que hacer un buen torneo y poder seguir subiendo posiciones en el ranking. Esto es lo que le ocurre a Alejandro Davidovich sobre la hierba londinensa de Wimbledon, donde a punto estuvo de desmoronarse frente a uno de los grandes favoritos al torneo, el polaco Hubert Hurkacz, que se vio sorprendido ante el buen hacer del jugador malagueño durante el partido. Davidovich es mucho Davidovich y en Grand Slams aún más.

Hizo dos sets y medio como un auténtico titán. Con corazón, con cabeza y sobre todo con buen nivel de tenis. Tras un inicio de año con muchas dudas y malos resultados pero con el salvavidas de la final de Montecarlo, Davidovich quiere redimirse en el circuito. ¿Y qué mejor lugar que en la catedral del tenis? Tienes escasas opciones, pero en el tenis nunca digas nunca, y con un jugador como el español aún más. Capaz de lo mejor y de lo peor en la pista. Hoy lo pudimos comprobar nuevamente. Tras desaprovechar tres bolas de partido, el malagueño lo tenía todo prácticamente perdido en el quinto set, pero con muchos bemoles peleó hasta el final y por un marcador de 7-6 (4), 6-4, 5-7, 2-6 y 7-6 (11-9) derrotaba a Hubert Hurkacz y sumaba su primera victoria en Wimbledon como profesional.

No se puede jugar bien siempre, pero sí se ha de saber ganar en todas circunstancias. Alejandro Davidovich es un jugador que aún está en proceso de maduración, y está dando señales de poder conseguir grandes logros en los próximos años. No está en el mejor momento de la temporada, pero tiene argumentos para seguir ganando partidos. Después de caer en la segunda ronda en Australia y en primera ronda en Roland Garros, quiere en Wimbledon poner su sello de identidad. Finalmente no pudo conseguirlo y tendrá que esperar para el US Open.

Inicio trepidante del español

Ante Hurkacz no comenzó nada mal, llegando a gozar de hasta dos bolas de break, de las cuales no aprovechó ninguna. Ambos jugadores conseguía mantener sus respectivos saques y el primer parcial se iba a decantar en el tie-break. Allí, Davidovich se mostró mucho más sólido que su rival y por un parcial de 7-4 lograba poner la ventaja en el marcador. Tenía que reaccionar Hurkacz si no quería verse en problemas. Davidovich no bajó el nivel ni mucho menos. Esto dinamitó las esperanzas de remontada del jugador polaco. Cuando parecía que el segundo set iba a seguir la misma dinámica que el primero, apareció el buen nivel de Davidovich para romper el saque de Hubert y por un marcador de 6-4 se llevaba la segunda manga.

Aún así, Hurkacz continuó creyendo en la victoria y no le perdió la cara al partido. El tercer set fue un duelo de tú a tú, en el que se vieron los mejores momentos de tenis del partido. Davidovich tuvo la humildad para batallar hasta la extenuación contra un jugador de la talla de Hurkacz, que a pesar de tener tres bolas de partido en contra, le dio la vuelta al set y metía el miedo en el cuerpo al jugador marbellí que no se podía creer lo que le estaba pasando. Sin tiempo para reaccionar, Hurkacz sabía del daño que le había hecho a su rival y quería rápidamente volver a saltar a la pista para darle la vuelta al partido. En un visto y no visto, Hurkacz lograba ponerse break arriba en el cuarto set y dejaba atónito a Davidovich que no sabía donde meterse y como reaccionar ante el vendaval que se le había venido encima.

Todo se decidió en el supertiebreak del quinto set

El partido tuvo algo más de igualdad en la quinta manga. El servicio de Davidovich bajó en velocidad y efectividad, logrando un porcentaje muy bajo de puntos ganados con su primer saque, y otorgando numerosas oportunidades de quiebre de un Hurkacz que estaba crecido. Tiró de experiencia para romper el saque de su rival en un par de ocasiones y encaminar el partido a sus lares. Todo indicaba que Davidovich podría hundirse definitivamente, pero tuvo una breve reacción en el cuarto juego rompiendo el saque de Hurkacz. Todo fue un espejismo. El polaco se activó nuevamente de piernas y volvía a quebrar el saque del español y ya abría una brecha en el marcador que parecía que iba a ser definitiva. Pero en el tenis y más en este partido todo puede pasar. Hasta el sonido del "game, set and match" no hay que dar por perdido nada.

Davidovich lograba romper el saque de Hurkacz en el décimo juego del quinto set y volvía a reinar nuevamente la igualdad en el partido. Como bien es sabido por todos, en Wimbledon el quinto set se resuelve en el supertiebreak, y allí Hurkacz parecía dominar y se ponía con una brecha bastante notable, pero como dijimos anteriormente, Davidovich es mucho Davidovich y por enésima vez le daba la vuelta a la situación y finalmente conseguía llevarse el triunfo. Damas y caballeros, hemos presenciado uno de los partidos más espectaculares de este 2022. No por tenis, pero sí por emoción e intensidad.

Comentarios recientes