Solvencia serbia rumbo a las semifinales

El número uno del mundo supera una difícil prueba ante Aliassime y se verá las caras frente a Ruud para pelear por un puesto en la final de Roma.

Solvencia serbia rumbo a las semifinales. Foto: Getty
Solvencia serbia rumbo a las semifinales. Foto: Getty

Novak Djokovic sigue a un nivel excelente en pista y ha conseguido una nueva victoria frente al canadiense Felix Auger-Aliassime en los cuartos de final de Roma. El serbio ha ganado el encuentro por 7-5 y 7-6 en 2 horas y 12 minutos y se coloca a una sola victoria de conseguir las 1.000 que tenía por objetivo en este torneo. Cada partido que pasa, el serbio sigue mejorando sus prestaciones en pista y a pesar de la buena actuación de Aliassime, no le ha sido suficiente para ganar al serbio.

El encuentro comenzó con el servicio del serbio, que pudo ganarlo con solvencia. Por su parte, Aliassime también sacó adelante el primer juego al servicio, aunque con algún que otro apuro. Ambos jugadores demostraron su valía al servicio en los primeros instantes del encuentro.

Los saques, protagonistas en el inicio

Bajo la noche romana y con la pista central llena, los dos jugadores seguían el monólogo establecido en estos primeros compases del encuentro. 2-2 en el marcador y sin opciones para los restadores.

El primer acercamiento del encuentro al resto fue para Aliassime que, en el quinto juego, tuvo la posibilidad de romper el saque del serbio con 30-40. Nole, haciendo gala de la sangre fría que tiene en los momentos complicados, salvó la situación y volvió a tomar la iniciativa en el electrónico con 3-2.

Por parte de Aliassime, seguía mostrando el gran nivel que está atravesando ahora con el saque y encadenando varios juegos en blanco a su favor. Djokovic no iba a ser menos y le devolvía el juego en blanco para seguir por delante en el marcador.

Djokovic aprovecha la oportunidad

Con 4-3 en el marcador, el serbio iba a subir un nivel su tenis para presionar a Aliassime desde el resto y buscar el break que sentenciara la primera manga. Pues cual león acechando a su presa, a la primera oportunidad que tuvo no la desperdició y colocó el 5-3 para casi sentenciar el primer set.

Cuando parecía todo sentenciado, el jugador canadiense se aferró a la pista para luchar con el set y con 30-40, Djokovic manda un revés cruzado al pasillo para darle vida a Félix en el primer set. Partido de muchos quilates el que estábamos presenciando en la central del Foro Itálico.

Después de que Djokovic firmase el 6-5, el serbio una vez más iba a apretar al resto e iba a conseguir el break que le iba a dar el primer set. Con un drive cruzado, Djokovic se colocaba con 7-5 y con la moral por las nubes después de este final del primer set.

El segundo parcial iba a tener la misma tónica que el primero, los dos tenistas ganando sus saques con comodidad y sin apenas fisuras. Tras varios juegos en blanco, Djokovic puso en apuros a Aliassime con 2-1 a favor, pero el canadiense supo mantenerse firme y ganar su saque.

Nivel sublime por parte de los dos

Djokovic iba a atacar de nuevo y esta vez sí iba a encontrar el break a la cuarta oportunidad que tuvo. 4-2 en el marcador y el partido parecía visto para sentencia. Los dos iban manteniendo sus servicios con relativa comodidad y cuando Djokovic se disponía a cerrar el encuentro, Aliassime se agarró a la pista para encontrar el break que le mantenía vivo en el choque. Partidazo del canadiense que no le perdió la cara al encuentro en ningún momento.

A Félix no le iba a temblar el puso e iba a colocar el quinto juego en su casillero y ponía el partido patas arriba. 5-5 y todo por decidir en este segundo parcial. Ambos tenistas no fallaban con su saque y se iban a citar en la muerte súbita.

Eficacia del número uno

Un mini break al principio del desempate fue clave para que el número uno del mundo se llevase el tie-break y por consecuente la victoria en uno de los mejores partidos del torneo sin lugar a duda.

Comentarios recientes