Rublev: "Las sanciones son una discriminación contra los rusos"

El número dos ruso reveló el contenido de una llamada que tuvo con Wimbledon y expresó su desacuerdo y malestar con las sanciones instauradas.

Carlos Navarro | 21 Apr 2022 | 21.10
facebook twitter whatsapp Comentarios
Andrey Rublev. Fuente: Getty
Andrey Rublev. Fuente: Getty

Era solamente cuestión de tiempo que los jugadores rusos se pronunciasen acerca de las sanciones por parte de Wimbledon. El tercer Grand Slam del año ha tomado la decisión de dejarles sin competir debido a la invasión de Ucrania por parte de Rusia, y ello ha provocado la indignación e, incluso, la perplejidad de muchos de los afectados por esta medida. Andrey Rublev es uno de ellos, alguien que firmó con un claro mensaje de "No a la guerra" hace ya casi un par de meses y que salió a explicar en rueda de prensa su postura tras derrotar a Jiri Lehecka en su debut en el ATP Belgrado 2022. Pero, no solo eso: el de Moscú también reveló el contenido de una llamada con la organización de Wimbledon, donde les comunicó una interesante propuesta que trate de revertir la situación y de cambiar la exclusión por parte del torneo británico.

"Ya di un comunicado sobre esta situación y no quiero volver a responder estas preguntas, jamás. Así pues, voy a dar otra vez mi opinión y espero que esto pueda esclarecer la situación", comenzó Rublev en unas palabras recogidas por la periodista Ana Mitric. Desde entonces, Andrey empezó a explicar su postura con respecto a esta guerra y acabó por revelar el contenido de la llamada que tuvo con Wimbledon. Además, advirtió que hablaría "desde el corazón" y pedía perdón por no poder expresarse en su lengua materna, por no utilizar las "palabras más cultas" en un idioma, el inglés, que no es su principal fuerte. "Primero de todo, soy una persona apolítica. No sé nada, no estoy leyendo las noticias, no sigo nada porque trabajo duro para jugar al tenis. Ese es mi trabajo. No tengo conocimientos. Simplemente voy a intentar expresar cómo me siento.

Ayer tuvimos una llamada, algunos jugadores y Wimbledon, en la que hablamos de la situación y de cómo podemos encontrar una solución. Sinceramente, las razones que nos han dado para excluirnos... no tienen ningún sentido. No hay ninguna lógica en lo que ellos proponen. Entendería, por ejemplo, que expulsaran a los jugadores rusos y bielorrusos si eso pudiese suponer una ayuda del 50% o algo así, si eso ayudase al cambio. Pero no va a provocar nada ni va a cambiar nada. Lo que está ocurriendo ahora mismo es una discriminación absoluta hacia nosotros", explicaba tajante Andrey, que no pareció quedar demasiado satisfecho con los motivos expuestos por los organizadores. Así pues, el ruso propuso una fórmula alternativa:

"Intenté explicarles que quizás queremos ayudar de verdad... lo que le propusimos a Wimbledon, y espero que tenga sentido y lo piensen, es al menos tener la oportunidad de elegir si queremos o no jugar el torneo. Si hay una declaración que debemos firmar, además, en la que donamos todo nuestro prize money a fondos de ayuda humanitaria, a las familias que están sufriendo, a los niños que están sufriendo, lo haremos. Creo que eso sí contribuiría en algo, al menos, y demostraría y enseñaría que el Gobierno británico quiere la paz y van a tomar decisiones para ayudar. Si calculas más o menos la cantidad de dinero, incluso podría llegar a un millón de libras. Eso es muchísimo dinero que creo que en dos meses ningún otro deporte ha recaudado. Así, el tenis sería el primer y único deporte en donar esa cantidad, y lo haríamos a través de Wimbledon".

UN DARDO ENVENENADO

Finalizó su intervención Rublev añadiendo algún que otro dardo envenenado a la organización, al gobierno británico y, en definitiva, a los encargados de expulsar a los jugadores rusos de la competición: "Así, ellos se llevarán toda la gloria y el respeto de todo el mundo; no el de nosotros, porque a nadie le importamos. Creo que esta es la decisión correcta, la que deberían revisar. Al fin y al cabo, nosotros queremos competir; no estamos aquí para hablar de política. No tengo ni idea de nada de esto. Soy ruso, nací en Rusia y he vivido toda mi vida en Rusia. Solo quiero mostrar que somos buenas personas... en mi caso, intento ser humilde y comportarme de la mejor manera. Espero haber podido aclararlo todo".