Ferrer: “No haber ganado nunca el Godó es algo que me duele”

Repasamos con el director del Conde de Godó la actualidad del torneo y la polémica con las WC de Madrid: “Algunos solo dan palos cuando no va el viento a favor”.

David Ferrer en el torneo Conde de Godó. Fuente: BOBS
David Ferrer en el torneo Conde de Godó. Fuente: BOBS

Si alguno duda sobre el nivel de trabajo que puede llegar a albergar un director de torneo, que venga al Conde de Godó 2022 y siga los pasos de David Ferrer (Jávea, 1982). Patrocinadores, partidos, reuniones, homenajes, llamadas o entrevistas copan su agenda desde primera hasta última hora del día. Por suerte, el alicantino siempre saca un hueco para atender a Punto de Break y exponer la emoción que le supone estar al frente de este evento un año más. También para opinar sobre lo sucedido con las WC en el Mutua Madrid Open, el tema más candente de la jornada.

Tercer año como director, el primero con la normalidad de siempre.

Es el año más real, cambia mucho de tener un torneo con aforo completo con toda la normalidad a lo que pasó en 2021, donde todo era limitado. También son muchas más cosas que controlar, pero estoy encantado con tener este ambiente y ver que la gente puede volver a vivir el Godó como la experiencia que es.

¿Qué es lo más complicado de gestionar?

La parte de los horarios, esto siempre es complicado. Ver cuándo juega cada jugador, dependiendo de la llave en la que están, ahora con la lluvia se está complicando un poco más. Al final tienes que tomar decisiones junto a la ATP que no gustarán a ciertos jugadores, pero siempre se intenta hacer lo más justo, aunque siempre haya una parte perjudicada. Como director del torneo y como ex jugador sé cómo funciona, no te queda otra.

No se puede agradar a todos.

Es imposible, esto era algo que ya sabía cuando acepté este trabajo. Sabía que tendría que tomar decisiones, que habría jugadores descontentos con algunas decisiones, pero lo respeto. He sido jugador, sé cómo es, pero intento ser honesto con cada decisión pensando en lo mejor para el torneo y los jugadores.

¿En qué cambia el torneo contigo en la dirección?

Siempre hay cosas que puedes decidir, la opinión del director cuenta, pero no tienes mano en todo. No estás solo tú, hay un gran equipo detrás, el RCTB 1899 y Tennium, todos buscamos lo mejor para el torneo aunque no siempre estemos de acuerdo. En cuanto a mí, he de reconocer que tanto el club como Tennium me lo ponen muy fácil para trabajar, aunque siempre todo consensuado. Eso me hace sentir válido y por eso hago este trabajo, si no tuviera poder de decisión no lo haría. Me siento muy respaldado.

Imagino que habrás visto el reparto de las WC en el Mutua Madrid Open. ¿Te imaginas aquí algo así?

Aquí es diferente, es todo consensuado entre el RCTB 1899 y Tennium, donde yo también tengo peso para decidir. Entiendo perfectamente la otra parte, pero entiendo que el torneo pertenece a un propietario que se gasta 350 millones de euros y tiene que decidir. Obviamente, siempre hay que hacer lo que sea mejor para el torneo, pero entiendo las dos partes.

¿Qué te parece el comunicado de los jugadores?

Hay muchos jugadores a los que el torneo de Madrid les ha dado WC y se les ha ayudado muchísimo, en ese aspecto veo que a veces el tenis tiene poca memoria, hay poco agradecimiento. Solo se dan palos cuando no va el viento a favor. Hay descontento porque no se le han dado WC a tenistas españoles, jugadores que piensan que la merecían, que es totalmente respetable pero…

... es un charco importante.

No me quiero meter, pero al final tiene que haber un contrato donde esté todo respaldado por los dueños de los torneos, ellos son los que tienen la capacidad de decidir. Te puede gustar o no, pero en cualquier empresa pasa esto, ellos son los que toman las decisiones.

En el comunicado ponen de ejemplo al torneo de Roma, donde todas las WC serán para italianos.

Hay que tener un poco de conocimiento. El torneo de Roma forma parte de la Federación Italiana de Tenis, ¿cómo no les van a dar WC a todo jugadores italianos? Esto es lo que la gente no sabe. En ese comunicado se dicen muchas cosas, pero hay que explicarlo todo bien. Hay cosas en las que estoy de acuerdo y otras en las que no. No estoy 100% de acuerdo en todo lo que se ha dicho ni tampoco a favor de las invitaciones que se han dado, aunque esto es mi opinión. Al final es algo lícito, cada uno puede tomar decisiones con su empresa privada.

Hablemos del Godó. ¿Cómo ha sentado la baja de Rafa Nadal?

Rafa es insustituible, es importantísimo para cualquier torneo, no solo para el Godó. Si hablamos del Godó, estamos ante el jugador que más veces ha ganado el torneo, un jugador con un vínculo muy fuerte a Barcelona. Hay cosas que no se pueden controlar, como ha pasado este año con la lesión, pero también hemos tenido la suerte de contar con Carlos Alcaraz. Hay mucha gente que todavía no le había visto jugar en directo y estamos convencidos de que va a darnos muchas alegrías. En ese aspecto es un jugador que vende, que atrae mucho, a nivel personal también estoy muy contento por el trato y por cómo funciona su entorno.

Pero el Godó está por encima de cualquier jugador.

Este torneo tiene algo que a mí me encanta: la relación club-torneo. Ya quedan pocos torneos así, ahora hay multinacionales que compran torneos, pero aquí se mantiene ese amor por el tenis y es algo que agradezco. Me encanta vivir esta experiencia como director del torneo, ya lo viví en su momento como jugador y antes como aficionado. De niño venía aquí con mis padres a ver a mis ídolos, la atmósfera que se respira es muy especial.

Cada mañana cuando llegas al club, ¿qué imágenes te vienen?

Me vienen las buenas. Cuando jugaba y veía a mis padres me acordaba siempre de cuando era niño. Ahora como director, cuando estoy en la Pista Central, me acuerdo de cuando jugaba. Tengo muy buenos recuerdos por ese vínculo, el cariño que siempre me han dado cada vez que vine aquí.

¿Te recuerdan mucho las finales perdidas con Rafa?

Es que fueron cuatro finales las que perdí (risas). Con la carrera que tuve, la verdad es que no haber ganado nunca este torneo es algo que me duele.

Alguna vez lo tuviste cerca…

Alguna vez sí, algún tercer set. La vez que más cerca lo tuve diría que fue en 2012, fueron dos sets pero en los dos tuve muchas alternativas.

Con Rafa no hubo manera, pero aquí ganaste a Verdasco, Wawrinka, González, Raonic, Murray, Nalbandian, Robredo…

Me motivaba mucho jugar aquí, eso es verdad. Sin contar los Grand Slams y algunos Masters 1000, es el torneo que más ilusión me hacía jugar, con muchísima diferencia. Me ha venido el flash de aquel partido con González en semifinales, 7-6 tercero. El de Raonic también, otra semifinal muy dura.

¿Cuál fue la derrota más dolorosa?

Perdí una semifinal con Verdasco (2010) que tuve bastante encarrilada, luego él ganó el torneo. Me dolió especialmente porque era una buena oportunidad, igual que otra semifinal que perdí con Pablo Andújar (2015). Esas son las más dolorosas, aunque fui un privilegiado porque siempre tuve mucha regularidad en este torneo.

Este año no está Nadal, pero sí Alcaraz. ¡Vaya dos!

Tenemos que disfrutar de los dos, uno está #1 en la Race y el otro está #2. Me hubiera encantado tener a los mejores en el cuadro, pero no ha podido ser, estuvimos cerca. Esperemos que en 2023 podamos contar con los dos.

¿Hay que preocuparse por ver a Carlitos tan rápido en la élite?

Tiene un entorno muy bueno, no me preocupa. Conociendo a Carlos y conociendo a su equipo, sé que es una persona muy cabal y muy bueno mentalmente, diferente a los demás. En ese sentido es un poco como Rafa, son similares a la hora de aprender todo muy rápido.

¿Qué consejo le darías?

Que se apoye en su equipo, aunque ya lo hace. El entorno es muy importante, a veces cuando las cosas van bien aparece mucha gente alrededor, es importante tener esa pausa. Cuando eres joven y estás subiendo, hay mucha gente que quiera estar ahí, eso te puede despistar, por eso hay que tener el entorno bien armado.

Comentarios recientes