Tsitsipas: "No pienso en el Big Three, intento ser el mejor de mi generación"

El griego se mojó y dio su opinión sobre temas muy interesantes, como su comparativa ante el Big Three o el formato de los Grand Slams.

Stefanos Tsitsipas. Fuente: Getty
Stefanos Tsitsipas. Fuente: Getty

Stefanos Tsitsipas llega al Miami Open 2022 con ganas de reforzar su posición entre los mejores del mundo. El griego no está teniendo la temporada más fácil, incorporando nuevos mecanismos a su juego tras la incorporación de Thomas Enqvist y poniendo a prueba su codo derecho, en el que sufrió una intervención menor a finales del año pasado. Tras quedarse en 2021 en los cuartos de final del torneo de Florida, el jugador heleno llega aquí con muchas ganas de hacerlo bien, con la cabeza asentada en cuanto a posibles comparaciones y con una opinión muy formada acerca del formato en el que se deben jugar los Grand Slams. Así lo explicó en rueda de prensa.

Ser uno de los sucesores del Big Three y la presión que conlleva

"He trabajado muy duro para estar en esa conversación. Sinceramente, debería estar mucho más cerca de lo que están consiguiendo si tenemos en cuenta mi edad. Creo que me he quedado un poco atrás últimamente. Estoy intentando transformar mi tenis en algo mejor. No pienso en esto ahora mismo, la verdad. Trato de competir ante mi generación más que contra ellos, además de porque Rafa fue el único que ha participado en los últimos torneos. De nuevo, compito contra mi generación. Quizás jueguen, en algún momento. Intento ser el mejor jugador de mi generación y no centrarme en lo que pasa con los tipos de mayor edad".

La retirada de Barty a una edad temprana... ¿se le pasó alguna vez a él por la cabeza?

"Por Dios, bueno (risas). El año pasado tuve una temporada difícil. Lo pasé mal con la lesión que he tenido durante mucho tiempo, quizás no hasta ese punto, pero siempre estuvo ahí. Recuerdo terminar mi partido contra Rublev en Turín y sentirme horrible. En aquel momento no podía sacar como yo quería, no podía pegar derechas y reveses de la forma en la que lo hacía. Nadie pudo ayudarme. Intentaba diferentes formas para solucionarlo, pero nada funcionaba. Sí que se me pasó por la cabeza el retirarme durante un par de días, pero no estoy en posición de hacer eso aún. Soy demasiado joven para poner el punto y final a mi pasión, a lo que amo. Pero sí, fue una situación muy complicada para mí, me sentí inútil, incapaz de hacer nada. No quiero quedarme atrás. No quiero ver cómo otros progresan y yo me quedo estancado. Soy un afortunado por haber solucionado el problema, haber reseteado mi perspectiva y mentalidad, y ser más optimista desde entonces".

Maria Sakkari, nueva número #3 del mundo con origen griego

"Es genial verla ahí. Estoy muy orgulloso y feliz de que haya podido igualarme y llegar al número #3 del mundo. Estoy igual de feliz que si lo hubiese conseguido yo, por ejemplo. Creo que puede hacerlo mejor. La he visto y he visto su progresión, pude ver la mayoría de sus partidos, y se merece estar ahí. Se merece estar ahí más que nadie".

Cambio de formato en los Grand Slams: ¿partidario de que, al menos, continúen los cinco sets?

"No quiero generar ninguna controversia con esto. También está el tema de los salarios igualitarios, con las mujeres recibiendo la misma cantidad por jugar al mejor de tres sets. Me han dicho que las mujeres tienen mejor resistencia que los hombres. No lo sé. Quizás ellas también puedan jugar al mejor de cinco sets, supongo. Para los Grand Slams, el formato al mejor de cinco sets me gusta. Por otro lado, habríamos visto mucha más variedad en los campeones de Grand Slams si fuesen al mejor de tres mangas. Lo creo de verdad, los ganadores de Grand Slams serían muy diferentes. Alexander Zverev podría haber ganado el US Open, tienes mi caso también, en Roland Garros. Hay muchos más, estoy seguro que los puedes encontrar. Es una psicología completamente distinta. Desde luego que permite a los mejores jugadores, a aquellos que tienen más experiencia en lo que a títulos de Grand Slam se refiere, de poder luchar y remontar. Les da más oportunidades de volver al partido. Me gusta, de todos modos. Me gustan los cinco sets. Los partidos se vuelven físicos y dan muchísimo espectáculo.

En cuanto al tie-break al final del quinto set, no tengo ninguna opinión. Como niño me encantaban esos partidos locos al mejor de cinco sets que se iban al 18-16. Era divertido comprobar quién podía romper el saque primero. Por otro lado, no puedes permitir que los jugadores estén en pista hasta las 6 de la mañana con ese formato, a veces pasa y resulta agotador. Por ejemplo, está el caso de Kevin Anderson, cuando le ganó a John Isner en semifinales. Arruinó completamente la final dos días después".

Comentarios recientes