Nadal saca su mejor versión para superar a un enorme Tsitsipas

Rafael Nadal disputa su mejor partido del torneo y de la temporada para superar a un Tsitsipas súper competitivo. Analizamos las claves de este gran triunfo.

Nadal saca su mejor versión para superar a un enorme Tsitsipas
Nadal saca su mejor versión para superar a un enorme Tsitsipas

Se enfrentaban los que eran los dos máximos favoritos antes de que diera comienzo el torneo, y han hecho posible a lo largo del mismo que viéramos la mejor final posible en este Conde de Godó 2021: Rafael Nadal vs Stefanos Tsitsipas. El once veces campeón en Barcelona contra el hombre más en forma del circuito en estos momentos. Partido de altos vuelos que lo tenía todo para el disfrute del aficionado al tenis. Y, desde luego, en absoluto defraudó.

Empezaba al saque Nadal, y lo hacía de manera contundente, ganando en blanco su primer turno de servicio y lanzando un mensaje de seriedad a su rival de hoy. Por el contrario, Tsitsipas sufrió algo más con su primer turno al saque, pues Nadal le obligó a llegar al ‘deuce’, encadenando grandes puntos y dando muestras el español de cuál sería su estrategia a seguir: buscar el revés del heleno con bolas altas que le dificultaran lo máximo posible, teniendo en cuenta el revés a una mano del griego.

Sin embargo, la seguridad al servicio del español se tambaleó pronto: en su segundo turno de saque. Tsitsipas se defendió con uñas y dientes y aguantó desde el fondo de pista cada uno de los ataques de Nadal, colocándose con un 0-40 y aprovechando la primera de sus opciones de break para ponerse en ventaja en el primer parcial del partido.

Gran inicio de Tsitsipas

El griego empezó de manera inmejorable la final, apenas cometiendo errores y jugando muy profundo con todos sus golpes. Eso echó a Nadal para atrás y no permitió al español encontrarse cómodo con su juego, ni meterse en pista para dominar. De nuevo tenía opciones de rotura en el siguiente turno de saque del manacorí, pero este exhibió un gran ejercicio de supervivencia para seguir con opciones en el set, a grito de ¡vamos! Pero Tsitsipas seguía a lo suyo, sin sufrir en absoluto con su saque y encadenando varios golpes ganadores de mucho mérito. Las primeras opciones de Rafa para romper al griego llegaron cuando este sacaba para poner el 5-3. Desaprovechó la primera, pero no la segunda, para nivelar el primer parcial (4-4). Era la segunda vez que le rompían el saque en este Conde de Godó 2021.

La reacción de Nadal y el bajón del griego

Nadal seguía viviendo en el filo del alambre, concediendo nuevas bolas de break a Tsitsipas. Concretamente tres, pero las supo salvar para ponerse por delante en el set (5-4). Acto seguido, y con un Tsitsipas venido a menos, Nadal aprovechó el punto de inflexión del partido para meter presión al resto y volver a quebrar a Tsitsipas para meterse en el bolsillo el primer set de la final (6-4).

Segundo set

Al igual que en el primero, Tsitsipas fue el primero en tener opciones de rotura, también en el segundo turno de saque de Nadal, aprovechando la segunda posibilidad para ponerse en ventaja en el segundo parcial. Le volvía a tocar remar a contracorriente a Nadal. Sin embargo, poco después Nadal lograría recuperar ese break para nivelar de nuevo el segundo set (3-3). El guion del segundo set se asemejó muchísimo al del primero.

Nadal consolidó el contrabreak con algunos puntos ganadores tremendos. Al igual que a lo largo del torneo, en este partido Nadal ha ido en línea ascendente. Después vinieron dos turnos de saque cómodos para cada uno de ellos. Con el 5-4 para Nadal, se mascaba en el ambiente que llegaba uno de los momentos más importantes de la final. Al servicio Tsitsipas, que intentaría no perderlo, ya que eso supondría su derrota. Salvó dos bolas de campeonato y puso el 5-5 en el marcador. Otro punto de inflexión en el partido. Tsitsipas se colocaba 0-40, pero de nuevo Nadal neutralizaría todas esas opciones y se pondría 6-5 arriba, asegurándose el tie break. Tsitsipas conservó su saque y se llegó al desempate.

En el tie break hubo muchas alternativas. Primero fue Nadal el que se puso por delante, pero Tsitsipas le dio la vuelta, hasta el punto de tener dos bolas de set. Nadal lo volvió a hacer: neutralizó esas opciones e igualó la contienda. En ese momento llegó algo muy extraño: doble falta de Nadal que le otorgaba otra bola de set al griego con su servicio. Esta no la desaprovechó y nos brindó un definitivo tercer parcial.

Se decide todo en el tercero

Algo más mermados físicamente, como es lógico, pero tanto Nadal como Tsitsipas seguían jugando a un nivel tremendo. En esta ocasión, no hubo ningún break tempranero, pero seguíamos viendo intercambios interminables y emocionantes.

Los dos seguían conservando su servicio, pero fue en el 5-4 a favor del griego y sirviendo Nadal, cuando Tsitsipas encontró bola de break, que también suponía bola de partido para él. El partido no estaba siendo apto para cardíacos, desde luego. Nadal salvó, una vez más, esa oportunidad de su rival. El cansancio era evidente, pero ambos seguían entregándose como si no hubiera un mañana.

Tres horas y 22 minutos en el marcador, 5-5 en el parcial y todo aún por decidirse. La presión era ahora para Tsitsipas, que sacaba para segurarse en tie break. Pues bien, tuvo que afrontar dos bolas de rotura con 15-40 abajo. También las salvó. Esto se estaba convirtiendo en una oda al tenis. Nadal tendría otras dos opciones. Frustrada la primera, pero lograda la segunda. 6-5 arriba Nadal, que serviría para ganar una de las mejores finales de los últimos tiempos. Nadal no iba a desaprovechar la gran posibilidad de cerrar el partido y el torneo en ese momento, y pondría la guinda para coronarse por duodécima ocasión en lo que es su casa, la pista Rafael Nadal de Barcelona. Del 10 al 20, ¿cuánto habéis disfrutado de esta final?

Comentarios recientes