Pues si esto es lo que nos espera el día de mañana sin el Big 3...

En el torneo de Miami hemos podido presenciar lo que nos espera el día de mañana en la ATP sin los Federer, Nadal y Djokovic. Y sí, los vamos a echar mucho de menos.

Todo aquel que se haya preguntado alguna vez cómo será la ATP el día que el Big 3 se retire, esta semana en Miami habrá tenido una buena prueba de ello. Es cierto que faltaba algún que otro favorito más, pero la gran mayoría de los miembros de la Next Gen han estado presentes en este Masters 1000 y se esperaba de ellos que ofrecieran espectáculo y soportaran el peso de la presión como grandes favoritos sin los Roger Federer, Rafa Nadal o Novak Djokovic. ¿Habrán cumplido?

Lo cierto es que el inicio de torneo fue bastante descafeinado. Se esperaba más de algún tenista como Zverev o Aliassime. El alemán es cierto que venía exhausto tras ganar el torneo de Acapulco, pero no deja de mostrarse muy irregular de un torneo a otro. Lo del canadiense llega incluso a preocupar. Se ha estancado en los últimos tiempos y el hecho de no romper el cascarón levantando un título, puede que esté jugando en su contra a nivel mental.

También teníamos apuntado en rojo el nombre de Stefanos Tsitsipas. El griego era el cabeza de serie número 2, y muchos le señalaban como gran candidato al título en Miami tras su actuación en Acapulco y pudiendo llegar con la motivación por las nubes por el hecho de que ninguno del Big 3 se encontraba en Florida. Hoy, cayó ante Hurkacz en cuartos de final, mostrando una vez más lo fácil que se va en ocasiones de los partidos y es que parece que la fortaleza mental es uno de sus hándicaps.

Sinner y Korda, los jóvenes que mejor han sabido aprovechar las ausencias

Es curioso que Jannik Sinner, que no lleva ni un año completo dentro del circuito ATP, en apenas un par de intentos haya llegado a semifinales en un Masters 1000. Al italiano se le ve algo distinto a los demás, eso está claro, y no hablo solo de tenis, sino que en esa cabeza parece que hay mucho por descubrir y disfrutar como aficionado. Habrá que ver cómo se desenvuelve una vez que ya sea toda una realidad y cuando llegue a un torneo defendiendo un resultado importante y siendo uno de los grandes favoritos. Ahí es donde se ve a los grandes campeones.

Por otro lado, el torneo de Miami ha servido para descubrir del todo a Sebastian Korda. Impresionante semana que se ha marcado el estadounidense, que a sus 20 años se ha cargado a dos Top 20 y a un Karatsev que venía lanzado. Ante Rublev peleará por un puesto en semis, pero pase lo que pase, su resultado será para celebrar y con el suyo, tendremos un nuevo nombre más que seguir en el futuro.

Andrey Rublev tendrá una ocasión inmejorable de llegar al fin lejos en un gran torneo, después de quedarse siempre a las puertas de romper la barrera de cuartos de final. Veremos si el ruso sabe jugar sus cartas para aprovechar la ocasión que tienen delante, porque cuando Federer, Nadal y Djokovic vuelvan, y estén al 100% y sin problemas físicos, será más complicado rascar bola en estos torneos.

Mención especial para Roberto Bautista, que siendo el más veterano y quizá el tenista con menor prensa, ha vuelto a dar toda una lección de tenis y se está marcando un auténtico torneazo, pasando por encima de un Medvedev muy lejos del tenista que hemos visto en otras grandes citas. ¿Será el español quien dé el golpe encima de la mesa y se estrene como campeón de M1000?

Porque ya, pase lo que pase, tendremos un nuevo campeón en un Masters 1000. Solo queda descubrir quién. A mí, la verdad, es que el torneo de Miami me ha dejado un poco frío, a nivel general. Si este es el tenis que nos espera cuando se retire el Big 3, mucho me da que vamos a echar mucho de menos a estos tres monstruos. ¿Y a vosotros? ¿Qué os ha parecido este avance del futuro que nos espera en el tenis masculino?

Comentarios recientes