Medvedev: "No había sentido un dolor así en toda mi vida"

El ruso comentó en rueda de prensa lo mucho que sufrió en el tercer set, donde no podía ni andar y terminó ganando jugando casi parado por unos intensos calambres.

Daniil Medvedev: "No había sentido un dolor así en toda mi vida". Foto: Getty
Daniil Medvedev: "No había sentido un dolor así en toda mi vida". Foto: Getty

El que les escribe, pocas veces ha visto una victoria a nivel profesional de un tenista prácticamente cojo y totalmente tieso como fue el caso de Daniil Medvedev anoche. El intenso calor y lo largo del encuentro en el Miami Open 2021 frente a Popyrin hizo que el ruso sufriera de intensos calambres a mediados del tercer y último set y, sin saber todavía cómo, Daniil logró un break jugando prácticamente parado y terminó logrando la victoria con un sufrimiento terrible en pista, con amagos de subida de los gemelos.

El dolor que tuvo que sufrir en esa última manga

“Ha sido muy doloroso. Seguir en pie durante algunos rallies en esos momentos… sentí que mis piernas no me seguían. Lo único en lo que pensaba era en no caerme al suelo, porque si me caía, seguro no podría volver a levantarme. Esto es algo que ya hemos visto antes con otros tenistas. Hubo momentos donde solo quería tirarme en el suelo y decir: ‘Se acabó’, pero no quería tirar la toalla.

He sentido mucho dolor, sobre todo con 4-3 y break arriba, después del primer punto no sé qué me ocurrió, pero no había sentido un dolor así en toda mi vida. Mi saque, que estaba siendo horrible hasta ese momento, me salvó. Le doy las gracias”.

Cómo se sentía en ese momento (la rueda de prensa fue dos horas más tarde del final de su partido)

“Ahora mejor. He hecho la recuperación y me he hidratado y descansado un poco. Me duelen un poco las piernas, después de los calambres que he tenido, pero mañana tengo el día libre por lo que no tengo nada sobre lo que preocuparme para mi próximo partido”.

Si llegó a asustarse con esos calambres tan fuertes que sufrió

“Al final casi no podía andar. Mis piernas no me seguían. No podía doblar las rodillas ni tampoco ponerlas completamente rectas. Tenía que jugar siempre en esa postura (ligeramente inclinado hacia adelante). Con el saque, justo tienes esa postura y ahí está lo curioso de todo. Sabía que mi saque me podría sacar de ese momento y lo golpeé lo más fuerte que supe.

En esos momentos, no piensas en ganar, solo en cómo seguir de pie y vivo en el partido. Sé que para Alexei no ha sido fácil. En su lugar, solo intentas poner la pelota en juego porque sabes que tu rival no va a llegar, pero la mano te tiembla en esos momentos al ponerse tensa. Creo que ha sido un partido divertido de ver. Será un encuentro para recordar”.

Tuvo varios match points en el tiebreak del segundo set que no aprovechó

“Si hubiera ganado en dos mangas, nada de esto habría pasado ni estaríamos hablando de esto. El tercer punto de partido fue duro, porque sentí que debí haberlo ganado. No estoy nada contento con la forma en la que he jugado hoy. Pienso que hubo momentos donde pude haber jugado mejor. Cuando se consumó la victoria, sentí un gran alivio”.

Duras condiciones en Miami

“Hoy hacía también mucho viento y cuando te lanzabas la pelota al aire para sacar, se movía a cualquier lugar. Las bolas aquí son muy pesadas, por lo que entre el viento y lo rápido que bajan por el peso… yo no pude encontrar mi ritmo al saque. Estoy seguro que el próximo partido será mejor porque cuanto más avanzas más te haces a las condiciones de un torneo”.

Comentarios recientes