Desde 2002 no había una final así en el US Open

Curioso dato sobre la longevidad de los dos contendientes de la final del US Open 2017. Kevin Anderson y Rafael Nadal sobrepasan la tercera decena de edad (los dos tienen 31 años), algo que no ocurría desde que Pete Sampras y André Agassi se midieron en la final de Flushing Meadows en 2002. En aquella ocasión ganó Sampras en cuatro mangas; esta situación puede ir dándose más en los próximos años, cuando los mejores del mundo sigan cumpliendo años.


Comentarios recientes