US Open 2017. Análisis semifinales femeninas. Igualdad para reinar en casa

Desvelamos las claves de los duelos fratricida entre Venus Williams vs Sloane Stephens y Madison Keys vs Coco Vandeweghe en US Open 2017.

Coto privado de caza. Es lo que debería figurar en los accesos a la pista Arthur Ashe en la jornada en la que se determinarán las finalistas del US Open 2017. Y es que cuatro estadounidenses disputarán las dos plazas que dan derecho a luchar cara a cara por un título especial. La mayor potencial mundial e histórica del tenis recoge los frutos de una gran inversión y logística de formación de jugadoras con un pleno casi inaudito, que hará las delicias del bullicioso público neoyorquino.

Y es que desde 1981 no se producía esta situación en el US Open, cuando Chris Evert, Martina Navratilova, Tracy Austin y Barbara Potter se dieron cita en las semifinales de Flushing Meadows. Aunque se volvió a producir un pleno de estadounidenses en Wimbledon 1985, con Chris Evert, Kathy Rinaldi, Zina Garrison y Martina Navratilova. El dominio estadounidense del tenis siempre ha estado presente con jugadoras como Lindsay Davenport, Mónica Seles o Jennifer Capriati, que complementaron a las hermanas Williams antes de una nueva hornada de tenistas que puede hacer historia.

Venus Williams vs Sloane Stephens (01:00 hora peninsular española)

Duelo generacional repleto de alicientes. En un país fatigado por los conflictos racistas auspiciados por su presidente, dos tenistas negras dan un paso más en el empoderamiento de la mujer y muestran la riqueza cultural y étnica del país de las barras y estrellas. El mito contra la promesa, la leyenda contra el milagro. Porque solo así, como milagro, puede definirse el resurgir de Sloane Stephens tras un largo período de inactividad por lesión. Su regreso ha sido triunfal, con semifinales en Toronto y Cincinnati. Ahora quiere dar un paso más después de haber cuajado un sensacional torneo.

[getty:843273986]

Ganó con facilidad a Roberta Vinci y Ashleigh Barty, y supo sufrir ante Dominika Cibulkova, Julia Goerges y, sobre todo, Anastasija Sevastova. Tendrá que elevar mucho su nivel respecto al duelo con la letona si quiere tener opciones ante una Venus Williams cuyo hábitat natural son partidos de alta tensión. La mayor de la saga busca el que sería su octavo título de Grand Slam y lo hace con energías renovadas a sus 37 años. Lleva tiempo buscándolo y merece una recompensa al titánico esfuerzo que supone reinventarse una y otra vez. Su triunfo ante Petra Kvitova es su mejor aval, casi tan importante como su palmarés y recorrido histórico.

Tan solo se han enfrentado en una ocasión y no puede tomarse como referencia al ser sobre la tierra batida de Roland Garros en 2015. Ganó por 7-6 (5) 6-1 la joven Sloane. Circunstancias muy diferentes sazonarán un encuentro tremendamente atractivo para el espectador, en el que ambas intentarán asumir la iniciativa para poder practicar con soltura su juego agresivo. El saque será un arma que puede decantar la balanza si Venus está inspirada.

Madison Keys vs Coco Vandeweghe (alrededor de las 03:00 hora peninsular española)

Estilos similares de juego y contrapuestos en personalidad. Ambas hacen de la búsqueda inexorable del golpe ganador su única estrategia, apoyándose en dos de los mejores saques de todo el circuito WTA y derecha demoledora. La principal diferencia puede radicar en la fluidez con su golpes de revés, por donde Coco es menos definitiva y tiene margen para hacer cambios de altura y velocidad mientras que Madison sigue castigando a sus rivales con martillazos notables.

[getty:843917502]

Es la segunda comparecencia de Coco Vandeweghe en unas semifinales de Grand Slam, después de la alcanzada en el Open de Australia 2017; allí perdió con Venus y ahora llega mucho más madura y crecida ante un público que disfruta de su carácter dicharachero e incluso chulesco. Ganar a Agnieszka Radwanska, Lucie Safarova y Karolina Pliskova en una semana no es un reto sencillo para nadie, como tampoco lo será para Madison Keys derrotarla. La joven estadounidense ha recuperado la intensidad de piernas y confianza perdida tras su parón por lesión a inicios de 2017, y vuelve a ser una jugadora temible con un nivel de agresividad extremo que hace que todo parezca depender de su nivel de inspiración.

Se espera pues un interesante partido en el que el saque marcará el devenir del mismo, ya que los segundos servicios serán castigados con un ataque a tumba abierta por parte de la restadora, sea cual sea. Ambas cometerán errores por la necesidad de asumir riesgos, pero si están precisas pueden darse lugar a intercambios vibrantes. La variedad de Coco con sus y habilidad para subir a la red puede ser un arma de doble filo, en función de su inteligencia para aplicar dicha estrategia cuando corresponda. Se han enfrentado en dos ocasiones (Stanford 2017 y Cincinnati 2017) con dos victorias para Keys, en lo que son partidos que pueden marcar mucho en momentos de igualdad.

[getty:843501642]

Dos duelos muy atractivos para un público ávido de emociones fuertes y orgullo nacional. Gane quien gane el aficionado estadounidense se irá contento de la Arthur Ashe, deseoso de presenciar un encuentro fratricida en la gran final. El US Open 2017 se viste de gala para acoger dos semifinales que prometen emociones fuertes por doquier. ¡Qué comience el espectáculo del mejor tenis del mundo!

Comentarios recientes