Andy Murray sigue cosechando títulos

El escocés levantó el trofeo de campeón en el ATP 500 de Pekín, se quedó con el quinto título del año y está cada vez más cerca de Novak Djokovic. 

Andy Murray, máximo favorito al título, cumplió con los pronósticos venciendo a Grigor Dimitrov por un marcador de 6-4, 7-6(2) en la final del ATP 500 de Pekín y se quedó con el trofeo que lo acredita como campeón del torneo chino. El escocés estuvo, como suele ser habitual en los últimos años, intratable desde el fondo de pista, sólido como una roca, ágil, rápido de piernas y con una consistencia propia de uno de los mejores tenistas de los últimos tiempos. Con este triunfo, Andy sigue demostrando su crecimiento personal y profesional en el mundo del tenis. Dimitrov dio pelea pero no pudo quebrantar el muro británico.

Murray hizo casi todo bien: apretó cuando el partido lo requirió, se defendió a la perfección cuando Dimitrov lo buscó, aprovechó los momentos de debilidad del búlgaro, cubrió los huecos de la pista y se amarró como ninguno al fondo para dar siempre el máximo y ninguna bola por perdida. El escocés no le dejaba hueco a Dimitrov. Anticipaba los golpes, jugaba a bote pronto y era dueño de un abanico de golpes.

Por su parte, Dimitrov lo intentaba, jugaba a un gran ritmo, le impregnaba velocidad a la pelota e intentaba dominar al británico. Pero este no se dejaba. Murray desesperaba a Dimitrov. Lo obligaba a pegar siempre una pelota más, a traerle lo imposible y a sacarse tiros ganadores cuando parecía rendido. Grigor tampoco estuvo muy certero con su servicio, ya que no consiguió un enorme porcentaje de puntos ganados al saque.

El triunfo del británico sirve para reafirmar que la temporada de 2016 está siendo la más regular de su carrera: nueve finales, cinco títulos, y ahora la cosecha de un título que hasta hoy tenía el casillero en blanco en su currículum. Murray, campeón durante la presente campaña en el Internacional BNL d’Italia (frente a Djokovic), The Argon Championships en Queen’s (Raonic), Wimbledon (Raonic) y Juegos Olímpicos de Río de Janeiro (Del Potro), ya tiene su quinta copa de 2016 y la cuadragésima de su carrera profesional. Y esto pinta para largo.

Comentarios recientes