Los millones que mueven el tenis

OPINIÓN. La eterna incongruencia entre calendarios más cortos para exhibiciones más largas

Nacho Mühlenberg | 2 Mar 2014 | 18.45
facebook twitter whatsapp Comentarios
En Puntodebreak encontrarás toda la actualidad y noticias de tenis, así como fotos de tenistas e información de los torneos ATP y WTA como los Grand Slam y Copa Davis.
En Puntodebreak encontrarás toda la actualidad y noticias de tenis, así como fotos de tenistas e información de los torneos ATP y WTA como los Grand Slam y Copa Davis.

Se confirmaron todos los jugadores que participarán en el nuevo mega proyecto tenístico a disputarse en Asia a partir de finales de noviembre. Nadal, Djokovic, Murray, Berdych, Agassi, Sampras, S. Williams, Azarenka o Hingis entre otros, son las estrellas del novedoso mercado que podría estar inquietando a la ATP.

El cartel es de absoluto lujo. Al más estilo de un Grand Slam que mezcla estrellas de los años 90 con los mejores jugadores del planeta de la actualidad. Tanto masculinos como femeninos.

Para semejante despliegue de jugadores hace falta infraestructura, muchos días libres en el apretado calendario y, por supuesto, dinero. Y a millones, claro. Parece que los condimentos se juntaron y del 28 de noviembre al 13 de diciembre se podrá ver tenis de manera no oficial en 4 diferentes ciudades de Asia.

En plena queja de jugadores por la carga de torneos obligatorios que proponen tanto ATP como ITF llegan 16 días de exhibiciones en la otra parte del planeta.

Este tipo de eventos parecen ser un negocio al alza donde los patrocinadores encuentran en las grandes figuras mundiales una inversión fiable de gran retorno económico.

Y estas exhibiciones no pasan desapercibidas. Más bien al contrario. Levantan opiniones de todos lados. Por un lado están los tenistas que reclaman temporadas más cortas para poder disfrutar de más tiempo libre sin compromisos obligatorios de por medio.

Pero por otra parte, las exhibiciones no han cesado por los lugares más exóticos del mundo a cambio de millonarias sumas de dinero.

Y resulta curioso que los jugadores, que siempre se han quejado sobre lo largas que son las temporadas, ahora que tienen un período de descanso más largo (se aumentaron las vacaciones años atrás) sin embargo, emplean ese tiempo jugando exhibiciones a lo largo y ancho del planeta.

Pero Rafa Nadal opina que nada tiene que ver. Lo que realmente mueve a los jugadores poder disputarlas es conocer nuevas culturas y llevar el tenis a lugares inusuales. “Jugar exhibiciones lo que nos proporciona es realmente ilusión de poder conocer y jugar enfrente de gente que no está acostumbrada a vernos jugar (…) intentamos hacerlo lo mejor posible en las exhibiciones. Al cien por cien”. Curioso.

El número uno del mundo lo tiene claro. No se puede comparar un partido de exhibición con uno de competición. El nivel de estrés y cansancio es totalmente diferente. “Cada vez que voy a una exhibición intento hacerlo lo mejor que sé por respeto y agradecimiento a toda la gente que lo viene a ver, pero uno no tiene el estrés mental que tenemos día a día en los torneos. ¿Perjudica mentalmente o físicamente ir a jugar las exhibiciones? No. Lo que perjudica es jugar diez u once meses sin parar y enfrentarte prácticamente a los mejores jugadores del mundo. Eso es lo que genera el estrés y te lleva ir al límite” sentenciaba unos meses atrás Nadal tras ser cuestionado por sus posibles contradicciones en la defensa de un calendario más benévolo cuando disputaba exhibiciones por Sudamérica.

“Nunca me quejo de lo largo que es el calendario, sino de lo largos que son los torneos obligatorios durante todo el año. Me parece mal que desde la primera semana del año hasta prácticamente la última, tengamos torneos obligatorios y sin ellos no podamos competir para las primeras posiciones del ránking. Eso es lo que realmente crea un estrés y un desgaste físico y mental que no permita que nuestras carreras sean todo lo larga que nos gustaría”.

El nuevo circuito bautizado como International Tennis Premier League (ITPL), con millones de dólares en premios, intentó negociar con ATP para hacerse un hueco en el calendario oficial. Fue imposible.

Así pues, se llevará a cabo en el único momento disponible: las vacaciones. Es evidente que la máxima tentación y el gancho para los jugadores es el aspecto monetario.

¿Es la IPTL una amenaza para la ATP? ¿Podríamos considerar un toque de atención a la ATP por parte de los jugadores? Ellos reclaman pero no ven respuestas ni soluciones. Nuevas normas, menos torneos obligatorios, diferentes formatos… Pocos cambios por parte del organismo oficial pero innovación proveniente de un mercado tan potente como el asiático. Tentador por todos lados. Para darle un toque de atención a los de arriba y para aumentar sus arcas.

Al fin y al cabo, depende de cada jugador manejar sus propios intereses, horarios y planificar la temporada a su antojo. Cada profesional entiende el equilibrio necesario entre descanso, competición, entrenamientos, viajes y exhibiciones.

Ahora bien, si se juega entre Singapur, Bangkok, Mumbai y Dubai a cambio de suculentas cifras en época de descanso, luego no deberían llegar las quejas y protestas.

Porque son discursos que no concuerdan con los actos. Un nuevo capítulo de hipocresía entre el ya famoso calendario y las exhibiciones.

Una tentación económica irrechazable. Completamente lícita pero que trastoca los planes profesionales de entrenamientos, recuperación y preparación de cara a la nueva temporada.

Una cosa son los mensajes que se envían a los aficionados y a las organizaciones y otra muy distinta, los hechos.