Gulbis: "No me gusta la gente como Djokovic"

El tenista letón carga contra el número 1 al afirmar que la fama ha cambiado completamente su personalidad

Ernests Gulbis ha aprovechado una entrevista con prensa letona para criticar con cierta amargura al número 1 del mundo, el serbio Novak Djokovic. El talento de Riga, una de las personalidades más llamativas del circuito masculino, sigue copando más atención por sus palabras fuera de pista que por sus golpes entre las líneas de juego.

En esta ocasión, afirma que la estrella balcánica es una persona de carácter voluble a quien el éxito profesional le ha convertido en una tipo completamente distinto al de sus inicios en el mundo del deporte. Una evolución que Ernests afirma detestar en el ser humano.

En los últimos días Gulbis ha contribuido a enviar a Letonia al Grupo I de la Zona Europa/África para la Copa Davis 2014, liderando al cuadro nacional con dos solventes triunfos ante Finlandia. Al término de la serie, no obstante, el de Riga ha tenido fuerza para seguir desafiando a rivales. En este caso, al hombre que ocupa el puesto referencia en el circuito masculino desde octubre de 2012.

Ernests y Novak solían tener una cercana relación años atrás. Gulbis ha llegado a afirmar en el pasado que contemplar el avance de Novak le ha inspirado para trabajar más duro en su carrera e incluso llegaban a compartir momentos de ocio uno en compañía de otro. Esos días de camaradería parecen aparcados a juzgar por el verbo del letón en referencia a su compañero serbio.

Charlando acerca del reciente US Open, Ernests aprovechó para mostrar sus simpatías por lo conseguido por algunos de sus camaradas de circuito. Entre ellos, aplaudió los logros de dos inesperados semifinalistas sobre el cemento de Nueva York. "Estoy realmente contento por algunos jugadores. Por ejemplo, me hizo muy feliz ver que Wawrinka alcanzaba las semifinales del US Open. Igualmente con Gasquet. Conozco a estos chicos, y son personas fantásticas" comentaba sobre francés y galo, mostrando un discurso amistoso antes de lanzar el dardo.

(Curioso dado que el grupo de competición de Wawrinka, la Good to Great Tennis Academy, le lanzó a Ernests una crítica interesante durante el US Open a través de las redes sociales precisamente a raíz de su verborrea. Con réplica del propio Wawrinka, no precisamente cuestionando el asunto).

Y es que Gulbis es un tipo que rara vez da puntada sin hilo. "Pero... hay otros grandes jugadores que a mí personalmente no me gusta tanto" ¿A quién se refiere? "No me gusta Djokovic hasta ese punto. Nos conocemos el uno al otro desde que tenemos 12 años. Por aquel entonces él era un tipo normal, pero desde su primer gran triunfo es una persona que ha cambiado" asevera el jugador antes de proceder a argumentar sus razones.


"Lo ves en sus ojos, su mirada es distinta. Nunca nos hemos llegado a pelear, pero sentí que su personalidad cambió debido al éxito. Y a mí no me gusta la gente que toma ese camino" expresa con cierta decepción. "Me gustan las personas que tienen una personalidad fuerte. Aquéllas que no modifican su actitud debido al éxito alcanzado o al dinero conseguido en sus vidas. Eso es por lo que trato de ser cuidadoso para no cambiarme a mí mismo" asevera el letón.

Si la gestión del éxito es la balanza que sirve para medir la integridad, quizá Ernests no esté en una buena posición para compararse con Novak. Por cada título ATP que guarda el letón en su vitrina, el serbio gobierna dos Grand Slam. Pero llama la atención la ligereza con que lanza estas expresiones de manera pública.

No es Ernests Gulbis la primera persona que, con acceso al ambiente del vestuario, ha criticado la personalidad del fenómeno de Belgrado. El pasado mes de febrero el polaco Jerzy Janowicz, un hombre que también había mostrado tiempo atrás sus simpatías por el balcánico, se destapaba con unas palabras hirientes en dirección al huésped del ático ATP. "No me gusta la gente que finge. Siempre soy yo mismo, no imito a nadie. Las emociones me guían. Cuando estoy cabreado, lo muestro. No tengo ídolos. Solía tener una actitud a imagen de Sampras y Safin. Djokovic es un falso. Simplemente le gusta pavonearse y jugar".

Cuando meses atrás Gulbis lanzase la idea de que los tenistas de élite tenían un estilo bastante aburrido en ruedas de prensa, obtuvo algunas respuestas. Del mismo modo, el propio Djokovic devolvió la moneda con un perfil diplomático afirmando no haber escuchado tales comentarios, ni haber hablado con Ernests sobre el tema, aseverando que cada uno tiene su propia opinión y que hay ciertas reglas no escritas de respeto mutuo que contribuyen a que todos tengan una buena relación en el deporte. O por ejemplo de Roger Federer, quién comentó con cierta ironía que Gulbis no daba tantas ruedas de prensa como los top, de manera que era más sencillo para él mantener la frescura en sus intervenciones.

En este caso la referencia, lejos de quedar etiquetada bajo la categoría de 'grandes jugadores' se dirige en exclusiva al serbio. ¿Responderá Djokovic, como hizo Roger, con cierta maldad en referencia al éxito deportivo de Ernests? Gulbis hizo propósito de enmienda a principio de año. Y, por ahora, está a cierta distancia de ese top20 marcado como objetivo para final de curso.

También te puede interesar:

Gulbis deja el tabaco, el alcohol y quiere ser top20

Gulbis cree aburrido el perfil de Nadal y Federer

Las mejores frases de Ernests Gulbis

Comentarios recientes