¿Qué está pasando con la tierra batida del ATP de Santiago?

Entre jugadores enfadados, una tierra batida en malas condiciones y unas declaraciones sacadas de contexto transcurre el ATP de Santiago.

Andrés Tomás Rico | 29 Feb 2024 | 23.58
facebook twitter whatsapp Comentarios
¿Qué está pasando con la tierra batida del ATP de Santiago? Foto: Gettyimages
¿Qué está pasando con la tierra batida del ATP de Santiago? Foto: Gettyimages

Ni un día tranquilo ha tenido el ATP 250 de Santiago de Chile. Desde la primera jornada la polémica ha rodeado la celebración del torneo. La calidad de la tierra batida de la pista central ha dejado toda una serie de quejas, reproches, comentarios polémicos y aclaraciones. 

El primero en encender la mecha fue el español Carballés Baena que fue uno de los primeros en jugar en la pista central. Durante su encuentro de primera ronda contra el francés Moutet y con un 4-3 y 30-40 en contra, una pelota cortada de Moutet se quedó completamente planchada en el suelo. Lo que produjo un gran enfado por parte del español, que primero pidió al supervisor cambiar de pista y posteriormente tras la derrota se despachó en unas declaraciones a Clay

“Me parece una vergüenza que se juegue un ATP en esta pista, es peligroso para los jugadores. Espero que no se vuelva a hacer este torneo. Eso no es tenis, al final se convierte en una lotería. Tienes miedo todo el rato a lesionarte, y encima con botes que la bola directamente no bota. Yo sentí que podía lesionarme, porque cada vez que llevaba forzado, tenía miedo de apretar la pierna por que se hundía”

No sería el único en sufrir las condiciones de la pista central y esta vez el local Garín también confesó su malestar, después de perder en primera ronda ante Barrios: “No me gusta decirlo porque disfruto mucho este torneo, pero es la peor en la que he jugado de lejos en torneos ATP. No sé qué habrá pasado que empeoró tanto, creo que con la cancha en este estado puede pasar cualquier cosa, puede ganar cualquiera”. 

Otros compañeros se sumaron a la crítica y Pedro Martínez fue uno de ellos. De hecho, sufrió una caída: “La pista está un poco blandita. Hay veces que metes la pierna y haces un agujero, y hay que parar para arreglarla. Se pone incómodo y peligroso, porque te puedes trabar el pie, como me sucedió en una caída”. Juan Manuel Cerúndolo también incidió en la situación de la pista, pero a su vez rompió una lanza a favor del torneo: “El torneo en general me gusta mucho, no hay que hacer solo hincapié en la cancha. Es un gran torneo, nos tratan muy bien. Hay que adaptarse”. 

La directora del torneo quiso poner calma pero avivó el fuego 

Ante la situación, y las quejas de varios tenistas, la directora del torneo, Catalina Fillol salió al paso argumentando que las pistas de tierra batida “son mucho más desafiantes. Los partidos son mucho más largos, los puntos más largos y efectivamente se producen los botes falsos, pero eso hace que sea más desafiantes, hace que los partidos sean más entretenidos. Sin embargo, estas declaraciones, en las que hablaba sobre la superficie de tierra batida en general, se entendieron como una excusa para defender el estado de las pistas del torneo chileno. 

Por ello, la directora tuvo que salir de nuevo a dar explicaciones. Esta vez habló de lleno sobre la situación de pistas del torneo y las soluciones que habían aplicado: “Estamos haciendo acciones para incorporar las mejoras necesarias. Llevamos meses trabajando para tener una cancha central de primer nivel. De momento hemos reforzado nuestros equipos de mantenimiento para intensificar la humedad de la cancha, debido a lo anterior aumentamos el riego durante la noche, el mayor uso de rodillos, y hemos aumentado el número de cancheros para ir compactando mejor la arcilla, defendió Catalina Fillol para acabar así con todas las polémicas creadas. 

La historia se repite 

La pista central del torneo chileno ya tuvo sus problemas la temporada pasada. Después de que Nadal jugase una exhibición dos meses antes del torneo en una pista dura montada justo encima de la arcilla, provocó que esta no llegase en las mejores condiciones a la edición pasada. Así lo hacía saber Fognini: “Es difícil hablar de tenis hoy porque si soy sincero la cancha es bastante mala. Hay bastantes piques malos. Si el torneo tiene que mejorar algo es la cancha. Hablé con mis compañeros en los vestuarios y no estamos contentos con eso”

A pesar del complicado inicio del torneo y el recuerdo de la edición pasada, la tierra batida de la pista central parece dar un respiro y muestra un mejor aspecto produciendo que haya menos botes extraños y caídas peligrosas. El ATP 250 de Santiago entra en su recta final, aunque parece que será menos intenso que su polémico inicio.