Nadal y su capacidad de reacción de cara al US Open 2022

El balear ha sabido reponerse, históricamente, a malas actuaciones en Cincinnati y confía en volver a hacerlo en el US Open 2022, donde aspira a la gloria.

Rafael Nadal, capacidad reacción en US Open 2022. Foto: gettyimages
Rafael Nadal, capacidad reacción en US Open 2022. Foto: gettyimages

Lo que para la mayoría de los mortales sería la prueba irrefutable de falta de garantías de éxito, para Rafael Nadal puede erigirse en una nueva oportunidad para hacer historia y culminar un milagro. La derrota del español en el ATP Masters 1000 Cincinnati 2022 ha de leerse en clave de revulsivo, de acicate para incrementar la intensidad de sus entrenamientos y de posibilidad de volver a presenciar algo histórico. Llegar a un Grand Slam como el US Open 2022, con un buen bagaje de partidos ganados, confianza y ritmo competitivo es un imperativo para cualquiera, pero el español nos ha acostumbrado a emerger con fuerza inusitada cuando nadie le esperaba. Sus palabras en rueda de prensa tras caer ante Borna Coric forman parte ya de un propósito de enmienda que, en leyendas de su calibre, puede generar terror entre sus rivales.

Siempre y cuando no surjan lesiones y las molestias abdominales queden atrás definitivamente, no hay nada que incite a pensar que Nadal no estará en disposición de luchar por el US Open 2022. Su nivel de juego ante Borna Coric fue correcto, dadas las circunstancias, y tan solo el excelso nivel del croata y las evidentes costuras que produce llevar tiempo sin competir, provocaron su derrota. Rafa tiene por delante diez días en los que se pondrá el mono de trabajo y, como él mismo ha señalado, activará el "modo Grand Slam". Ése del que hacen gala tanto él como Djokovic, frenando el sorpasso de los aspirantes a destronarlos y construyen una muralla infranqueable que mina la moral de todos ellos.

Nadal:

Nadal: "Es difícil extraer cosas positivas, necesito mejorar y ponerme en modo Grand Slam"

El español habla de cómo se ha sentido de su lesión abdominal, felicita a Borna Coric por su gran nivel y mira con esperanzas al US Open 2022.

Seguir leyendo

Nadal perdió con Baghdatis y Kyrgios en Cincinnati en temporadas en las que ganó el US Open

Nadal nunca ha conseguido brillar en Cincinnati. "Por alguna extraña razón nunca he tenido buenas sensaciones en este evento. El año que lo gané (2013) estaba con una confianza enorme y salí victorioso prácticamente en todas partes, luego hice un par de semifinales, pero no entiendo el motivo por el que no consigo jugar bien", decía Nadal tras caer ante Coric. Si bien es cierto que en ese brillante 2013, su buen nivel en Ohio se vio materializado luego en Nueva York, donde sumó el título, sus otros éxitos en Nueva York estuvieron precedidos por derrotas sorprendentes en Cincinnati.

De hecho, en 2010, cuando estrenó su palmarés en Flushing Meadows, Rafa había perdido en cuartos de final del Masters 1000 frente a un Marcos Baghdatis que estaba situado como 20 del mundo en esos momentos. En 2011, cuando fue finalista en Nueva York, sucumbió semanas antes en Ohio contra Mardy Fish, en lo que supuso otra derrota inesperada, mientras que en 2017, última vez que compitió en Cincinnati antes de esta campaña, perdió de forma clara ante Nick Kyrgios, pero semanas después, se alzaba con el título en la Gran Manzana. Así pues, nada hace pensar que Rafael Nadal no sea capaz de revertir la situación y ver en esta derrota en el ATP Masters 1000 Cincinnati 2022, una oportunidad para llegar más fuerte que nunca al US Open 2022.

Comentarios recientes