Nishikori: “Me temo que me va a pasar como a Murray”

El japonés, que sigue posponiendo su regreso al circuito durante todo el verano, explica cómo está llevando su puesta a punto tras la operación de cadera en enero.

Kei Nishikori. Fuente: Getty
Kei Nishikori. Fuente: Getty

Se tendría que inventar una especia de seguro en el que, si has tenido una carrera fabulosa, te asegurara tener también un final de fiesta a la altura. Justo lo que no está teniendo Kei Nishikori, un clásico del circuito en esta última década que lleva ya tiempo sufriendo con las lesiones. El japonés, que cumplirá 33 en diciembre, lleva diez meses sin competir y aparece ya fuera del top300 del ranking.

Una operación de cadera a principios de temporada lo cambió todo, pero fue la decisión adecuada, ya que los problemas que arrastraba de 2021 seguían sin marcharse. No fue un mal curso para el de Shimane, con un récord de 26-18 donde destacaron sus semifinales en Washington y los cuartos de final en los Juegos Olímpicos de su país. Sin embargo, ya nadie se acuerda de esto, y ahora el nipón lucha por recortarle tiempo a su recuperación. De momento lleva todo el verano posponiendo su vuelta, la cual no parece que tampoco se vaya a dar en el US Open. En declaraciones recientes a Wowow Tennis, Kei admite que las cosas van despacio.

Problemas con al cadera

“Antes de la cirugía me sentía con dolor, estuve probando diferentes tratamientos durante tres o cuatro meses, también aposté por un reposo prolongado, pero no conseguía que el dolor desapareciera. Si no me hubiera operado, ahora tendría una cadera de metal como la que tiene Andy Murray, así que podemos afirmar que ha sido una lesión grave”.

Comparación con Andy

“Llegué a estar muy preocupado por mi situación, sentía que ya no tenía el juego de pies, mi velocidad en las piernas. Murray ha conseguido volver al circuito y devolver cada pelota, lo cual era su punto fuerte antes de la operación, pero es verdad que después de la cirugía lo perdió un poco. Me temo que a mí me pasará un poco igual”.

Esperanza de cara al futuro

“Mi juego de pies está mejorando mucho, ya casi no siento dolor en ningún movimiento que realizo sobre la pista: ni hacia delante, ni hacia detrás, ni en el desplazamiento lateral. Cuando sea capaz de moverme libremente en todas las direcciones durante el entrenamiento y también jugando puntos, entonces estaré listo para la competición, de momento necesito algo más de tiempo. Soy ese tipo de persona a la que le encantan los desafíos, estoy convenido de que todavía me quedan buenos tiempos después de pasar por todo esto”.

Comentarios recientes