Fritz: "Mi principal objetivo ahora mismo es el top-10"

El estadounidense confesó que se ha resentido de su lesión en el pie: no sabía si podría jugar en Washington, pero confiesa que la articulación está respondiendo.

Taylor Fritz. Fuente: Getty
Taylor Fritz. Fuente: Getty

Ha sido un verano tranquilo para Taylor Fritz. El estadounidense se tomó unas merecidas vacaciones y pasó mucho tiempo junto a su hijo tras los acontecimientos del pasado Wimbledon 2022, cuando se quedó a solo un paso de la victoria ante Rafael Nadal en un épico partido que dejó muchas secuelas en él. Superada ya la decepción por no poder llevarse la victoria, el de Rancho Santa Fe comenzó a preparar la gira norteamericana de pista dura cuando notó un intenso dolor en su pie. Esos problemas le obligaron a bajarse del torneo de Atlanta y a estar varias semanas con una bota ortopédica, pero parecen haberse quedado a un lado tras su triunfo en su debut del ATP Washington 2022 ante Alexei Popyrin. Eso sí, el mejor tenista del país de las barras y las estrellas no las tiene todas consigo, y detalló en rueda de prensa la procedencia de esos dolores y la odisea este año vivida en su pie.

Sensaciones en su primer partido tras Wimbledon

"Me sentí muy bien, jugué un partido bastante bueno. Hay algunas cosas que podría hacer mejor, pero tras tener el pie en una bota ortopédica durante dos semanas, sin tocar demasiado la raqueta, tengo que estar bastante contento con cómo me he sentido y cómo he jugado. Volví a empezar la semana pasada y he llegado a este torneo sin saber muy bien cómo se iba a sentir mi pie. Si tengo en cuenta mi preparación, ha sido un partido muy sólido".

Posibles objetivos de cara a esta gira

"No estoy pensando en ganar las US Open Series ni de cerca (fue preguntado sobre ello). En lo que estoy centrado ahora mismo es en ser top-10. Estoy a solo un gran resultado. Quiero quedarme en un muy buen lugar en la Race, ahora mismo soy #9. No estoy pensando mucho en las US Open Series, voy a intentar conseguir buenos resultados en los próximos torneos. Si Novak y Rafa no juegan algunos torneos y yo juego bien, bueno, quizás sea candidato, pero no estoy pensando en eso, estoy pensando en llegar a las ATP Finals y ser top-10".

Cómo ha vivido las dos últimas semanas: ¿ha pensado en la derrota ante Rafa en Wimbledon?

"No he pensado mucho sobre el resultado en Wimbledon ni sobre el partido. Lo más difícil ha sido volver y descubrir cosas sobre la situación en el pie, pensaba que ya había sanado, pero todo se ha dado vuelta y he tenido que aprender que tenía una fractura por estrés en el pie. Han sido semanas tratando de averiguar cuándo podía volver a jugar, cuándo podía volver a entrenar. Ha sido muy duro tener que estar con el pie en una bota ortopédica durante dos semanas, además de tomar la decisión de venir aquí. Eso sí, ahora estoy feliz por ello, me siento bien y he jugado bien".

La historia de una lesión complicada en el pie

"Lo sentí por primera vez en Monte Carlo. Me dolió un poco, pero no estuvo mal. Tenía claro que podía jugar con ello, que era una de esas cosas que se acaban olvidando. Después de Monte Carlo tuve una semana de entrenamiento en cemento y sentí que me dolía bastante. Me fui a Madrid y ahí el dolor se hizo más fuerte. Me hice unos rayos X y parecía que habíamos descubierto lo que estaba mal, que estaba cerca de ser una fractura por estrés. Ahora que lo pienso, no fue el pronóstico adecuado. Ya tenía esa fractura entonces, lo tengo muy claro. Me tomé dos semanas de descanso, al igual que la mayoría de la gira de tierra. Fui a Roland Garros y desde París hasta el final de la gira de hierba no sentí nada de dolor en mi pie.

No diría ni que estuviese jugando con ello, es que no lo sentía. Fue una sorpresa ver los resultados de los rayos X, cuando volví a casa después de Wimbledon, y ver la rotura en mi pie. Así que me tomé aún más tiempo de descanso para que se curase. He vuelto a jugar y no lo he sentido apenas, sinceramente. Si me doliese no estaría jugando. En los primeros días de entrenamiento aquí era algo que estaba en mi cabeza, porque eran entrenos de dos horas, muy fuertes, subiendo mucho la intensidad y moviéndome mucho, pero por suerte los dos últimos días han ido genial, sin ningún dolor. Es una gran señal de cara al futuro".

Comentarios recientes