Mauresmo: "Quiero involucrarme en mi trabajo, ir más allá del deportista"

La nueva directora de Roland Garros explicó su plan de trabajo y mostró su ambición de cara a su nuevo puesto, recordando previas experiencias.

Amelie Mauresmo. Fuente: Getty
Amelie Mauresmo. Fuente: Getty

La noticia saltó hace apenas unos días, lo suficiente como para que desatase una cascada de consecuencias. En apenas horas, Roland Garros pasaba a tener una nueva directora, la segunda mujer al cargo de un Grand Slam, asegurando la igualdad en las sillas de los torneos más importantes del planeta. Guy Forget, sin saber si existía fuego amigo previo con Gilles Moretton (el nuevo presidente de la Federación Francesa de Tenis) dimitía de su cargo, dejando huérfanas dos vacantes: una en Paris Bercy... y la otra en Roland Garros. Una vacante que en apenas horas sería ocupada por Amelie Mauresmo.

La mítica jugadora francesa ya había hecho una incursión en los banquillos, llevando la nave de Andy Murray, pero nunca antes se había involucrado en un puesto de dirección tras terminar su carrera. Sin embargo, su experiencia lidiando con jugadores y jugadoras del circuito y su conocimiento de la esfera tenística se antojan buenos augurios de cara a su labor al frente del transatlántico del Bois de Boulogne. Ella misma espera que su elección no haya estado motivada por factores externos, que se deba única y exclusivamente a sus capacidades, como confiesa en una interesantísima entrevista a L'Equipe.

Un torneo que no le es extraño

"Roland Garros lleva estando en mi cabeza desde que era muy pequeña. Es un torneo que ha moldeado mi vocación de ser tenista, que ha sido algo común para mí a lo largo de toda mi vida. Recuerdo aquel título de Yannick Noah en 1983... y luego, claro, está mi historia con el torneo como jugadora, para bien o para mal. Nuestra relación ha sido compleja, pero la Pista Central fue nuestro recreo cuando éramos jóvenes adolescentes en el centro de entrenamientos, mucho antes de que la descubriésemos como jugadores".

Una nueva oportunidad tras su carrera como jugadora

"Me siento afortunada de que me hayan llamado. Realmente no tenía ningún plan sobre qué hacer después de mi carrera como profesional. Ya había cumplido y sobrepasado todos mis sueños de la infancia. Ahora, tengo la suerte de que me hayan llamado. Probablemente se deba a lo que siempre he mostrado, al compromiso que siempre he mostrado en mis tareas".

Plan para Roland Garros

"Como jugadora ya tenía una visión para el torneo. Luego, como consultora, tuve otra. Puedo decir eso de casi todas mis actividades: veía las facetas de cada torneo y pude desarrollar un ojo crítico. Sé que hay cosas que deben mejorar. Pienso, particularmente, en cumplir todos los requisitos y dar la bienvenida a los jugadores. Quiero hacer una extensión del magnífico trabajo de Guy Forget, pero también quiero llegar más lejos, ir mas allá. Quiero convertirme en alguien con fuerza para proponer, y por eso creo que me buscaban. Y me gustaría actuar a mayor escala que la mera relación con los jugadores. Quiero involucrarme, descubrirlo todo. Si solo tuviese que hacer funciones de representación y de estar ahí para la prensa, este trabajo no me habría interesado. Sé que no siempre nos pondremos de acuerdo, pero siento que tienen confianza en mí. Y sé que voy a cumplir con las expectativas".

Segunda directora femenina de un Grand Slam, tras Stacey Allaster, del US Open

"Está claro que estoy orgullosa de ello. Eso sí, espero que fuesen mis capacidades las que me han traído aquí, más que mi género. Estoy orgullosa, pero espero que esta pregunta no surja próximamente. ¿Puede que, aceptando este trabajo, esté tomando un riesgo? Si no tomamos riesgos, no viviremos cosas geniales. No hay grandes victorias sin tomar riesgos. Y si no estamos de acuerdo en cosas, pararemos".

Comentarios recientes