Garbiñe Muguruza da una lección de maestra a Kontaveit

La española se proclamó campeona de las WTA Finals 2021 en una demostración de poderío ante una Kontaveit a la que no dejó hacer su juego.

Diego Jiménez Rubio | 18 Nov 2021 | 04.26
facebook twitter whatsapp Comentarios
Garbiñe Muguruza, campeona de WTA Finals 2021. Foto: gettyimages
Garbiñe Muguruza, campeona de WTA Finals 2021. Foto: gettyimages

En ocasiones, sirve tan solo una mirada, un gesto, una manera de moverse por la pista para intiur las emociones que embargan a dos jugadoras y todo lo que ofreció Garbiñe Muguruza en los prolegómenos de la final de WTA Finals 2021, vaticinaba una actuación tan estelar como la que se vio luego. Cuando está inspirado y todo encaja en su mente, el juego de la española fluye libre cual agua de manantial y es capaz de arrasar todo lo que haya a su caso como si se convirtiera en un tsunami. Mostró sus credenciales y mayor experiencia frente a Anett Kontaveit muy batalladora y que, aunque no se sintió cómoda ante el despliegue tenístico de su rival, no cejó de buscar soluciones y vendió cara su piel. El resultado final fue de 6-3 7-5 a favor de Muguruza, que se convierte en maestra y hace historia para el tenis español.

Ya desde los compases iniciales del primer set quedó claro que Garbiñe estaba con la confianza, determinación e intensidad necesarias para ser esa tenista dominante que asfixia a su rival con su capacidad innata para llevar la iniciativa. Kontaveit sufrió los nervios propios de una debutante en un contexto como éste y acumuló innumerables errores, cediendo su saque. Sin embargo, cuando parecía que la española lo consolidaría, se lió de manera incomprensible en el cuarto juego y el equilibrio volvió al marcador. Fue solo un aplazamiento en lo que se intuía en cada punto, ya que la estonia no se encontraba nada cómoda, teniendo que asumir muchos riesgos para quitarse de encima la constante presión que ejercía Muguruza con tiros profundos y potentes. En el séptimo juego dio un nuevo zarpazo y puso la directa para ponerse con ventaja.

Muguruza resolvió problemas con su servicio y acabó encadenando cuatro juegos consecutivos ganados

La reacción de la estonia fue tan progresiva como efectiva. Comenzó subiendo mucho su porcentaje de primeros servicios en la segunda manga, continuó con una tendencia a acelerar el ritmo de sus piernas y poder entrar en intercambios de tú a tú con la española y parecía terminar con un ejercicio de supervivencia en el sexto juego, donde salvó una bola de rotura en contra, que relanzó su moral y le permitió abrir brecha en el marcador, situándose con ventaja de 3-5. Pero Muguruza no había dicho su última palabra. Recuperó ese equilibrio ideal entre agresividad y consistencia para desbordar a su rival y encadenar tres juegos consecutivos magistrales.

Aprovechó las dudas de Anett Kontaveit y su precipitación por buscar un golpe ganador para situarse en una posición privilegiada y cerra el círculo. Rompió el saque y se proclamó campeona de las WTA Finals 2021 de forma totalmente merecida. Garbiñe Muguruza suma un torneo muy importante en su palmarés y demuestra que ostenta unos intangibles de campeona que muy pocas tenistas poseen.Retorno al top-3 del ranking WTA, colofón ideal a la temporada y sensación de que ha vuelta la mejor versión de una tenista difícilmente batible por la inmensa mayoría del circuito cuando ella está inspirada. Fiesta del tenis español en México.