Federer: "Espero poder elegir por mí mismo el momento de mi retirada"

El suizo habló sobre el posible final de su carrera y rememoró algunas anécdotas curiosas, entre ellas una sobre su mujer Mirka.

Roger Federer. Fuente: Getty
Roger Federer. Fuente: Getty

Es época de ATP Finals, el torneo que reúne a las ocho mejores raquetas de la temporada, y puede llegar a hacerse raro no ver en estas instancias a Roger Federer. El suizo encara en estos momentos una etapa totalmente distinta de su histórica trayectoria: la lucha contra el inexorable paso del tiempo y, sobre todo, con las consecuencias de una lesión en la rodilla por la cual ha tenido que pasar en dos ocasiones por el quirófano. Inmerso en plena recuperación de la última intervención, muchos han sido los rumores que han vinculado al suizo con una inesperada a la par que ansiada vuelta a las pistas en el próximo Open de Australia 2022. Lo único que se sabe es que Federer se encuentra en el ecuador de la preparación en su vuelta al circuito, según afirman en la revista Ringier, que le entrevistó en los últimos días. En dicha conversación Roger habló sobre una posible retirada, la vida como padre dentro del circuito, la importancia de la figura de Mirka y sus momentos de ira cuando solo era un joven prometedor más dentro del circuito.

Un final idóneo para su carrera

"Para mí, ¡eso no existe! Eso sí, deseo poder elegir por mí mismo el momento de mi retirada. Estoy convencido de que sabré cuándo es el momento. No tengo miedo a la vida después del tenis, va a ser una transición bastante tranquila. Mirka y yo hemos encontrado siempre un balance perfecto entre el tenis, la familia y los amigos. Eso es lo que más orgullo me da de toda mi carrera, porque, ¿qué es, al fin y al cabo, lo más importante en la vida?"

La vida en el circuito con sus niños y su legado

"Viajar con la familia no es lo ideal, en muchos sentidos. Y, entonces, nacieron las niñas. ¡Gemelas! Nos generó un terror impresionante. Sinceramente, pensaba que no íbamos a ser capaces de sacarlo todo adelante. Estoy realmente orgulloso de haberlo conseguido, pero fue una tarea hercúlea. En cuanto a mi legado, espero ser recordado como un gran jugador de tenis y como un buen tipo. Como persona, espero poder ser un ejemplo de que, incluso si eres exitoso, puedes tratar a la gente con decencia, con buena actitud y con justicia".

La anécdota de la toalla

"¿Cómo puedo ignorar un mal punto? Tenía un truco que me ayudaba muchísimo, el truco de la toalla. Por ejemplo, un bebé utiliza para calmarse un osito de peluche, una manta calentita. Mi entrenador me dijo que necesitaba algo así, algo que me ayude a evadirme de la realidad durante un momento. Desde entonces, establecimos que podía soltar mis emociones durante tres segundos, pero que después me iba a coger la toalla y ahí debía parar todo. Es un truco muy fácil, pero muy efectivo. Se ha acabado convirtiendo en un ritual: si pierdo un punto, mi primer acto reflejo es irme a por la toalla. Más tarde también lo acabé haciendo por el sudor (risas)".

Las derrotas cuando era joven

"Era un chico con mucho carácter, al que le gustaba sacar fuera todas las emociones, pero esos arrebatos de rabia solo ocurrían dentro de la pista. Mis amigos y mi familia me decían que no actuase así, que no fuese estúpido, que mis rivales también podían jugar bien. Lo supe: me dije a mí mismo que no podía y que no iba a comportarme como lo hacía antes. Estoy hablando de mi actitud negativa, de las constantes quejas y lamentos, eso tenía que parar ya. De esa forma no iba a ganar nunca ni partidos ni torneos. Sabía que tenía que hacer un cambio, un cambio en mí mismo".

La lesión que dejó fuera del tenis a Mirka

"Tuvo una lesión en su pie. En aquel momento le dije que parase de jugar: ¿por qué someterse a tanto estrés? Se lo decía como si fuese la decisión más fácil de tomar del mundo (risas). Hoy día, lo pienso y me pregunto: ¿estás loco? ¡Si tú todavía juegas torneos a los 40 años y encuentras realmente complicado parar de jugar!"

Una anécdota sobre su mujer

"Nos ha llegado a ocurrir lo siguiente, y quizás no le haga mucha gracia que cuente esto: Mirka me llamó en mitad de un partido. Se había olvidado por completo que estaba jugando (risas). Eso es exactamente lo que me gusta de ella, ese es su encanto: si se centra en el tenis, se centra, pero fuera de la competición es capaz de desmarcarse de ella por completo".

Comentarios recientes