Alcaraz colapsa mentalmente ante un brillante Gaston

El español sufrió una durísima derrota ante un Hugo Gaston que se adueñó del partido con su inteligencia táctica, remontando un 0-5 en contra en segundo set.

Carlos Alcaraz pierde con Gaston en París-Bercy 2021. Foto: gettyimages
Carlos Alcaraz pierde con Gaston en París-Bercy 2021. Foto: gettyimages

Que el tenis es un deporte complicado y puede brindar tremendos sinsabores en el camino hacia la gloria es algo ya consabido por todos, pero Carlos Alcaraz lo vivió en sus propias carnes con una tremenda crudeza en este ATP Masters 1000 París-Bercy 2021. El murciano se sabía superior a Hugo Gaston, pero también era consciente del contexto espinoso en que se desarrollaría el partido; un jugador tremendamente inspirado, procedente de la fase previa, con el público apoyándole a límites insospechados y con un estilo de juego que podía hacerle mucho daño si aparecían los nervios. No solo aparecieron, sino que se adueñaron de la mente y la raqueta del joven español, que ha recibido una de esas lecciones difíciles de digerir a corto plazo, pero vitales en su etapa de formación. 6-4 7-5 fue el resultado final para Gaston.

El repertorio de golpes, potencial y capacidad de proyectarse hacia grandes éxitos en el futuro es muy superior en el caso del español, pero no se ganan partidos con eso, y menos con 18 años. Carlos se encontró con una olla a presión en el primer set, un ambiente irreal para una madrugada de un día laborable, pero también con un jugador que supo qué hacer en cada momento. Gaston fue tejiendo una tela de araña en la que atrapó al español sin que él se diera cuenta; una amalgama de trampas mortales en las que Alcaraz fue cayendo una y otra vez sin poder encontrar la salida.

Salió bien el español, agresivo desde el inicio y dominando desde el fondo. Se puso con ventaja de break hasta en dos ocasiones, pero no encontraba la manera de imponer su tenis al saque . Con 4-2 perdió el foco del partido, empezó a cometer errores en el juego del gato y ratón propuesto por el francés, y vio cómo la inteligencia táctica de éste, con defensas imposibles, dejadas y cambios de altura, le forzaba a asumir excesivos riesgos. Fue un golpe moral, pero se interpretó como un mero accidente, un traspiés necesario para que Carlos reaccionara y pusiera en orden sus ideas para plasmar lo que era evidente: su superioridad.

Alcaraz perdió siete juegos consecutivos en el segundo set

Esa teoría se vio reforzada por los cinco primeros juegos del segundo parcial, donde el murciano voló sobre la pista e impuso su tenis con puño de hierro. No tenía respuestas Gaston, que se vio con un 15-30 en el sexto juego, es decir, a punto de encajar un rosco. Alcaraz se equivocó, bajó la intensidad y eligió mal los golpes, sin ser consciente de hasta dónde llegaría la condena por no saber leer esa situación. No volvió a sentirse cómodo en el partido. Se vino un fallo multiorgánico en su tenis, una incapacidad absoluta no ya para desbordar, sino para ganar puntos y meter más de dos bolas. Se le cayó el mundo encima al joven español, que claudicó sin remisión ante un Hugo Gaston a un nivel estratosférico. Mucho que disfrutar para el galo y mucho que aprender para Carlos Alcaraz.

Comentarios recientes