Indian Wells, el imperio del Big 3 solo frenado por tres jugadores

El torneo californiano ha sido dominado con puño de hierro por el Big 3 desde 2004, con tan solo tres ediciones en las que hubo otro ganador.

Ivan Ljubicic, jugador capaz de ganar en Indian Wells con Big 3. Foto: gettyimages
Ivan Ljubicic, jugador capaz de ganar en Indian Wells con Big 3. Foto: gettyimages

Pocos torneos en el mundo como Indian Wells han visto cómo el Big 3, tres hombres todopoderosos, desplegaban todas sus armas un año tras otro e impedían que cualquier valiente osara a interponerse en su dominio. California siempre ha sido tierra de oportunidades, pero ha habido pocas para las sorpresas desde que en 2004, Roger Federer inscribiera su nombre en el palmarés del torneo. Novak Djokovic y Rafael Nadal secundaron la hegemonía del suizo y dejaron muy pocos resquicios para que otros exploraran la gloria en el que se considera quinto Grand Slam. Es por ello por lo que las tres historias, protagonizadas por Ivan Ljubicic, Juan Martín Del Potro y Dominic Thiem, ostentan rasgos únicos y muy meritorios.

Datos del Big 3 en Indian Wells

  • Roger Federer: 66 victorias y 13 derrotas, con 5 títulos
  • Novak Djokovic: 50 victorias y 9 derrotas, con 5 títulos
  • Rafael Nadal: 54 victorias y 10 derrotas, cn 3 títulos

Arrancó Federer su imperio con tres títulos consecutivos, entre 2004 y 2006, venciendo en las finales a jugadores como Tim Henman, Lleyton Hewitt o James Blake. No volvería a saborear las mieles del triunfo hasta el 2012, cuando Isner sorprendió en semifinales a Djokovic y no pudo culminar la hazaña en la final, mientras que su último titulo emana del duelo fratricida ante Stan Wawrinka en 2017. Por su parte, Djokovic sucumbió en primera ronda de su primera comparecencia en el torneo californiano, al perder ante Benneteau en la edición del 2006.

Un año más tarde ya estaba en la final y en 2008 estrenaría su palmarés, ante Fish, que se vio ampliado en 2011 al ganar a Nadal en la final y encontraría un impulso definitivo entre 2014 y 2016, con tres títulos consecutivos. Los triunfos de Nadal se produjeron en 2007, contra el mencionado Novak, en 2009 frente a un Murray al que nunca se le ha dado bien este torneo, y en 2013 frente a Del Potro, uno de los jugadores que merece un apartado especial en la historia de este evento.

Solo tres jugadores que no son del Big 3 han ganado desde el 2004 en Indian Wells

El argentino es uno de los tres elegidos en hacer sombra al Big 3 en Indian Wells, un jugador que levantó el título de campeón después de pasar por una odisea de lesiones, en lo que supuso un triunfo muy emotivo para él. Aquel torneo de Juan Martín Del Potro en la soleada California fue una clara demostración de su poderío, al ser capaz de ganar a jugadores como Alex de Miñaur, que empezaba a despuntar, un David Ferrer que seguía a gran nivel, ser capaz de sufrir ante Leo Mayer y Philipp Kohlschreiber, destapar el tarro de las esencis con Raonic y lograr un triunfo épico ante Federer.

Precisamente el suizo fue también víctima de la rebelión al siguiente año de otro de los protagonistas de esta historia, como es Dominic Thiem. El austriaco poseía 10 títulos en su haber, era un claro referente en tierra batida y tenía un trofeo en hierba y otro en indoor. Lo que nadie esperaba es que su primer título de Masters 1000 llegara en pista dura, pero consiguió sorprender a un Federer que llegaba pletórico al torneo y que vio cómo Domi exploraba sus límites y se quitaba una losa de encima con un título muy especial para él.

Aunque el caso más paradigmático y curioso es el de Ivan Ljubicic, un campeón tan merecido como inesperado. El croata estaba en el ocaso de su carrera y parecía que esta llegaría a su fin sin un título de Masters 1000. Tanto es así, que dos años más tardes de su hazaña se retiró y fue este su último torneo ganado. Ivan llegó como 26 del ranking ATP y después de imponerse a Ryan Harrison y Brian Dabul, logró la machada de eliminar a Novak Djokovic en tercera ronda. Lo más meritorio es que después de sufrir ante Juan Mónaco, se cargó a otro miembro del Big 3, como fue Nadal en semifinales, en el tiebreak del tercer set, para culminar la hazaña con un triunfo sobre Andy Roddick en la final. Una gesta difícil de olvidar y que adquiere una relevancia especial con los años.

Comentarios recientes