Tsitsipas no sucumbe ante la amenaza final de Zverev

El griego se acabó llevando un encuentro maratoniano de tres horas y media en cinco sets para meterse en su primera final de Grand Slam.

Tsitsipas no sucumbe ante la amenaza final de Zverev
Tsitsipas no sucumbe ante la amenaza final de Zverev

Duelo de aspirantes entre Stefanos Tsitsipas y Alexander Zverev, dos jugadores que nunca han ganado todavía un Grand Slam y que tienen una buena oportunidad de hacerlo en este Roland Garros 2021. El griego, por antecedentes en sus enfrentamientos y por el nivel que ha exhibido esta temporada, partía como favorito. Se han enfrentado en un total de 7 ocasiones, con 5 victorias para Tsitsipas y 2 para Zverev. Este octavo duelo volvería a caer de lado del griego, pero no sin sufrimiento, y con un atisbo de reacción de Zverev: 6-3, 6-3, 4-6, 4-6 y 6-3.

Claves del partido

El encuentro fue, sin duda, de menos a más. Quizá esperábamos un mejor inicio de ambos, pero no fue así. Tsitsipas mostró su superioridad al principio, pero tampoco estuvo a su mejor nivel. El día era caluroso en París, y eso hacía que las condiciones del juego fueran más rápidas. La bola picaba alto y eso, en principio, favorecía al griego, quien lifta más sus tiros. Otra de las claves apuntó directamente a Zverev: el tercer set fue un punto de inflexión en ese sentido, en cuanto a que el alemán elevó sobremanera su nivel, dificultándole mucho las cosas a Tsitsipas. En el quinto, Tsitsipas volvió a mostrar una versión mejor, y gracias a su convicción salió como vencedor y primer finalista del torneo. También será la primera final de Grand Slam para él.

Primer set

No tardó Tsitsipas en reflejar su superioridad sobre el papel a la pista, y logró materializar un break en el primer turno de saque de Zverev que le valió para llevarse la primera manga. Pero el nivel del griego no estaba siendo tan alto como en los partidos anteriores, y hubo una estadística que dio muestras de ello: tan solo un golpe ganador por once errores no forzados. El nivel del partido en general estaba dejando algo que desear. Dicho esto, primer set para Stefanos: 6-3.

Segundo set

Empezó diferente el segundo parcial, sobre todo en cuanto a la actitud de Zverev, que fue más decidido a irse hacia adelante y fue más agresivo. Una encadenación de buenos puntos, sumado a un bajón y la aparición de algo de dudas por parte de Tsitsipas, permitían al alemán colocarse con un break de ventaja, que lograría confirmar más tarde al servicio (3-0*).

A partir de ahí, vendría la debacle para el alemán. Volvió a bajar el nivel y Tsitsipas volvió a elevarlo, dañado tras el break. Entonces, Zverev desapareció del partido. Fue un monólogo de Tsitsipas, que con un parcial de 6-0, conseguía remontar el set para también llevárselo a su casillero (6-3). Dos sets arriba el griego, y la sensación era que el alemán estaba cabizbajo y sin apenas capacidad de reacción. Su presencia en la final se ponía muy cuesta arriba.

Tercer set

Ojo, porque Zverev nos dejaba un atisbo de reacción. El alemán consiguió romper rápidamente para ponerse 2-1 arriba y con servicio. No estaba dispuesto a rendirse, aunque la sensación de superioridad la transmitía Tsitsipas. El alemán debía centrarse en su servicio, sin duda una de sus mayores armas y algo a lo que debía agarrarse para presentarle más batalla al griego.

Y es justamente lo que hizo. Es verdad que tuvo que hacer frente a una bola de break, pero la solventó bien para ir apuntándose su saque y cerrar el tercer set a su favor (6-4). El alemán hizo un final de tercer parcial realmente bueno para forzar, al menos, un cuarto.

Cuarto set

La dinámica ascendente que traía Zverev, siguió viva al comienzo del cuarto capítulo, que volvería a empezar con break para el alemán. Ante el enfado del griego, Zverev volvía a tener la oportunidad de dar por bueno ese break si sacaba adelante sus turnos de servicio. Y lo volvería a lograr (6-4). Sasha forzó el quinto y definitivo set en un partido que iba ganando en emoción por momentos.

Quinto set

La mejora de Sasha era evidente. Se le veía mucho más confiado en sus tiros, y errando mucho menos que en los dos primeros sets. El partido se convertía en una batalla. Tsitsipas iba a tener las primeras dificultades en su primer turno de servicio, pero se conseguía sobreponer a un 0-40 para no empezar el set definitivo con muy mal pie. Ahora los papeles se habían invertido, y quien parecía sufrir más con su saque era el griego.

Pero, ya sabemos lo caprichoso que es el tenis, y puede cambiar en cuestión de segundos. Tsitsipas aprovechó la primera oportunidad de quiebre que tuvo en el parcial para ponerse por delante y meter el miedo en el cuerpo a Zverev. Si Tsitsipas conseguía mantener su servicio, sería el primer finalista de Roland Garros 2021. Finalmente, logró cerrar el partido el griego, que ya no daría más opciones a Zverev: 6-3. Rafael Nadal o Novak Djokovic en la final para él. Sea quien sea el que pase, a priori será favorito ante Tsitsipas. ¿Qué opciones le veis al griego?

Comentarios recientes