Hay que mantener la calma con Roger

Roger Federer llegará a Roland Garros con muy poca carga competitiva y posiblemente llegue a Wimbledon sin poder jugar ante un tenista top.

Roger Federer. Foto: Getty Images
Roger Federer. Foto: Getty Images

La pequeña gira de tierra batida que planteó Roger Federer antes de la disputa de Roland Garros concluyó mucho antes de lo que todo el mundo pensaba. Sin duda fue un duro golpe verle caer a las primeras de cambio ante Pablo Andújar en la segunda ronda del ATP 250 Ginebra 2021, pero hay que mantener la calma. Tras haber pasado unos días de dicha derrota, casi seguro que Federer se ha sentado con su equipo y ha visto que aspectos positivos y negativos sacar de ese partido ante el jugador español. Luego tomará decisiones de cara a los próximos entrenamientos con la finalidad de llegar lo más rodado posible a París.

Lo más positivo de todo es que Roger parece no tener dolor alguno y físicamente se encuentra bien. El duro entrenamiento que ha tenido durante estos últimos meses parece haber dado sus frutos, al menos si hablamos en el aspecto físico. No olvidemos que Roger tiene casi 40 años y con total seguridad se encuentra infinítamente mejor que hace unos meses cuando volvió al circuito en Doha. El aspecto negativo es que va a llegar al segundo Grand Slam de la temporada sin apenas partidos en sus piernas. Después de un descanso de algo más de un año, Federer necesita practicar con urgencia contra tenistas tops en partidos donde hay muchas cosas en juego, especialmente si quiere tener opciones en Wimbledon.

Las opciones del suizo para este Roland Garros son escasas, hasta él mismo ha reconocido que no tiene apenas opciones de poder pelear por el título. Él es realista: "¿Cómo voy a hablar de una hipotética victoria en París?No puedo marcarme como objetivo salir campeón en París porque sé que no lo voy a hacer. Quien pensara que iba a regresar a las pistas y ganaría Roland Garros está equivocado. Conozco mis limitaciones", decía hace unos días la leyenda suiza.

Podría llegar a Wimbledon sin jugar contra un top

Afortunadamente, Roland Garros no es el objetivo principal de Roger Federer, sino la temporada de hierba. En su hoja de ruta está establecido Halle y Wimbledon, aunque no hay que descartar un hipotético paso por el torneo de Stuttgart. Sin embargo, el camino a su jardín del Edén personal parece muy corto. Hay pocas posibilidades de poder competir contra los mejores jugadores para poder llegar a punto cuando al otro lado de la pista tenga a Rafael Nadal o a Novak Djokovic en las rondas finales de Wimbledon. Pero no hay que alarmarse, si hay un jugador que es capaz de poder sacar adelante una situación bastante complicada es el maestro.

Comentarios recientes