Djokovic y la victoria como rutina

Victoria fácil de Novak Djokovic ante Ricardas Berankis que le hace acceder sin ningún tipo de cansancio a la tercera ronda de Roland Garros.

Novak Djokovic. Foto: Getty Images
Novak Djokovic. Foto: Getty Images

No vamos a mentir. Las esperanzas para Ricardas Berankis en este partido eran prácticamente nulas, y había motivo para que fuera así. No hay lugar al optimismo cuando de tus dos enfrentamientos contra este jugador pierdas los dos y cuando ese mismo rival tiene un bagaje de 32 victorias y una sola derrota en este 2020. Berankis es un jugador peligroso en este tipo de escenarios, pero siempre tendrá el defecto de verse incapaz de poder vencer a los mejores. Hoy en la segunda ronda de Roland Garros 2020 vivió un episodio más que pone de manifiesto su incapacidad, no solo para poder vencer, sino la de poner en serios aprietos a Novak Djokovic, que venció por un contundente e inapelable 6-1, 6-2 y 6-2.

En un ambiente nublado y con probabilidad de lluvia, se esperaba que los golpes planos de Berankis pudieran inquietar un poco más a Djokovic, pero no fue así. Con mucho aplomo y excesiva comodidad, el serbio firmó una victoria muy cómoda en tres sets que le permite irse al hotel a descansar y comenzar a preparar su próximo partido, que como siga a este nivel también resolverá sin demasiados problemas.

Al contrario de lo ocurrido en Cincinnati, hoy no hubo ningún tipo de batalla. Y es que el dominio de Djokovic es absoluto, teniendo claro cómo ha de jugar e incorporando algunos matices tácticos en función del escenario; una vez más fueron las dejadas. Djokovic al igual que en su partido ante Ymer, aprovecho este golpe para ganar numerosos puntos. Consiguió sacar a Berankis de su zona de confort y eso le permitió partir con ventaja en determinados momentos del partido. En menos de una hora de partido, Djokovic ya tenía ganado los dos primeros sets y lejos de relajarse un poco y bajar el pie del acelerador, continuó al mismo nivel.

Berankis se soltó un poco en el tercer set, viéndose ya totalmente perdido. Comenzó a tirar con mayor potencia y encontró algunos golpes paralelos de derecha que tanto echaba de menos en las dos primeras mangas. A pesar de elevar un poco más su nivel, no le permitió pelear ante Djokovic, que al 60% de su mejor nivel ya estaba con break arriba. No iba a haber batalla y Djokovic en un abrir y cerrar de ojos ya se llevaba la tercera manga y por tanto el partido.

Fácil victoria de Novak Djokovic que ya se encuentra en tercera ronda. Su próximo rival saldrá del duelo que enfrentará al colombiano Daniel Elahi Galán y al estadounidense Tennys Sandgren.

Comentarios recientes