Pella: "No entiendo cómo Federer puede ir bailando sobre todas las pistas"

Un 2018 intentando ascender posiciones, el argentino se sitúa como No.4 de su país y se muestra convincente a la hora de hablar sobre sus posibilidades de futuro. 

Guido Pella golpeando con su derecha. Foto: Zimbio
Guido Pella golpeando con su derecha. Foto: Zimbio

Poco a poco, Guido Pella (Buenos Aires, 1990) va cogiendo la forma necesaria para volver a las posiciones donde estuvo y que quiere superar. El argentino, se sienta con Punto de Break dentro de las instalaciones del Conde de Godó para hablar sobre su trayectoria profesional. Ahora mismo, se encuentra cómo No.60 del ránking ATP.

P: Ha cosechado semifinales en Doha, cuartos de final en Buenos Aires y Houston. ¿Cómo se está viendo durante esta temporada?

Respuesta: Mi temporada en cuanto a resultados va bien. Tengo la sensación de que podía haber ido a por más en algunos torneos. Por ejemplo, en Doha tuve match point en las semifinales, pude ganar. En Houston, tuve en cuartos de final saque para ganar y terminé frustrado. El ránking, sería diferente pero el tenis es así. Muchas veces, cada uno tiene que afrontar decisiones que no son muy favorables y seguiré en la lucha.

P: Finalista de dos torneos ATP pero sin recompensa, ¿cuál es el paso para cosechar el triunfo?

Respuesta: Justamente, en las dos finales ATP que he disputado me he tocado a rivales muy complicados. En Río, me enfrenté a Pablo Cuevas que venía de ganar a Nadal. Jugué un gran partido, teniendo mis oportunidades. La otra fue ante Alexander Zverev que después consiguió ganar el Masters 1000 en Roma. Me tocaron oponentes que estaban en un estado de forma muy bueno. Aun así, seguiré intentándolo y jugar todos los torneos posibles.

P: En Río fue finalista en 2016 y en 2017 cayendo primera ronda, perdió casi 80 posiciones. Ahora está volviendo a esos puestos. ¿Fue duro tener que bajar?

Respuesta: Es difícil tener que bajar al circuito Challenger. El 2016, año donde debuté en Copa Davis, seguíamos vivos. Eran una situación nueva, las sensaciones eran inéditas para mí y estaba muy ilusionado. Nos tocaron jugar todas las series fuera de casa teniendo que bajar por todo el mundo y eso me desgastaba mucho para los torneos ATP en las semanas próximas. No es nada sencillo alcanzar tu mejor puesto en el ránking y el año siguiente verte muy lejos. Por suerte, gané dos torneos Challenger rápido y después una final ATP. Estos resultados me dieron tranquilidad de saber que estaba jugando bien y aquello hizo que ganara confianza rápido.

P: Cuándo Argentina ganó la Copa Davis, estuvo en las tres eliminatorias previas siendo importante. En la final no saltó a cancha pero sí fuiste convocado. ¿Cómo vivió toda aquella semana en Zagreb?

Respuesta: Fue un año muy bueno con la Copa Davis. Teníamos la opción de ganar el torneo que Argentina no tenía. Nos lo tomamos de una manera muy profesional intentando no ponernos más presión de lo que había ya de por sí. Llegamos con un equipo que estaba jugando bien. Del Potro se encontraba jugando una barbaridad, prácticamente había ganado a todos los gallos. Sabíamos que con él teníamos una oportunidad muy grande y fue una semana muy especial ya que desde nuestro país vino gente además de compatriotas que viven en Europa. Ese eco lo sentimos durante los tres días y fue verdaderamente importante.

P: Y el año siguiente descendieron

Respuesta: El descenso lo atribuyo mucho a aquella confianza que teníamos en 2016. El capitán decía a un jugador para jugar y cualquiera tenía la capacidad de poder llevarse el punto. En el 2017, esa especie de suerte no la tuvimos. Yo perdí en cinco sets con Fognini en el último partido. Después en el grupo de playoffs, éramos los No.1 y nos tocó Kazajistán. Un equipo que jugando en su país es muy difícil de batir. Este año, no obstante, tenemos todas las fichas para volver. Sabemos que estamos a un pequeño paso y ojalá que se pueda dar ya que a Argentina le encanta competir y la gente apoya mucho a este equipo.

P: El año siguiente podría cambiarse el sistema de esta competición.

Respuesta: Es raro. Es una competición que tiene tantos años y a la gente le gusta tanto que no habría que tocarla. Sé que obviamente hay muchos intereses de una empresa de Gerard Piqué que quiere tratar de comprar los derechos de la Copa Davis y la mayoría de los jugadores no está de acuerdo con el sistema que se quiere emplear. Va a ser una locura económica. Me acuerdo de un tweet que puso Lucas Pouille de la serie entre España y Alemania donde se veía el gran ambiente que había en Valencia. Esos instantes son algo que no se deberían perder. Aunque creo que lo que diga yo no cambie mucho la situación.

Embed from Getty Images

P: Su ídolo es Roger Federer y ha jugado con él. ¿Qué le parece el suizo como jugador? ¿Cómo salta a cancha para enfrentarse a él?

Respuesta: Cuando digo que Roger Federer es mi ídolo, más que nada es porque no puedo entender como un ser humano haya nacido así. Es verdad que se entrenó, se sacrificó muchísimo desde que arrancó. Es increíble como juega, la manera en la que se mueve. La manera que ahorra tiempo en cancha con todos sus golpes, es algo que no lo vamos a ver nunca. Al igual que Rafa. Aun así, te das cuenta que es un jugador que sufre más en los partidos, más físico donde en cancha dura su físico sufre. Ves a Federer y va bailando, va volando sobre la pista y no lo puedo entender. Es algo que admiro profundamente y creo que no va a haber nunca jamás alguien así en la historia de la humanidad ya que creo que nadie va tener todas las características que él tiene. Obviamente, me encantaría enfrentarme a él muchas veces pero siempre es muy complicado medirse a él. Es un jugador que puede adaptarse a cualquier tipo de juego que se le emplee. Si siente que está lento te hace saque-red, si juega en césped juega de una manera, en cemento de otra, es infinita la cantidad de opciones que tiene con su juego.

P: En la época donde Juan Martín Del Potro estuvo lesionado y por consiguiente inactivo, ¿se resintió el tenis en Argentina?

Respuesta: Siempre ayuda que haya un jugador tan bueno como Del Potro en tu país. Realmente creo que la gente no ha dejado de ver tenis por su ausencia. A parte, es un jugador con mucha carisma. Se le quiere mucho y como es un jugador top, la gente se ilusiona con su presencia. Sé lo que ha sufrido y sé lo que ha podido sufrir en algún momento durante el presente y ojalá que pueda jugar mucho más.



P: La semana que viene, defiende final en Múnich. ¿Le preocupa poder descender en el ránking?

Respuesta: El resultado del pasado año en Múnich no me preocupa. El pasado año ya viví el momento de perder casi 100 posiciones. Sí puedo hacer un buen torneo, bajaré menos puestos y si pierdo en primera ronda caeré hasta el No.80. Las semanas siguientes tengo intención de sumar, en Ginebra, Roland Garros, torneos en pasto. El tenista tiene que aprender a convivir con el sistema del ránking ATP ya que es muy exigente porque si uno ha hecho un año increíble la siguiente campaña tiene que igualar los resultados. Yo ahora mismo, estoy acostumbrado y no me asusta el sube-baja en la clasificación.

Comentarios recientes