Rosewall: "Que Federer continúe es bueno para el tenis"

El mítico Ken Rosewall, finalista de Wimbledon y US Open con 40 años, valora el 2017 de Federer, tremendamente exitoso a sus 36 años

Si hay un referente que sirva de ejemplo de longevidad exitosa, de acumular logros y triunfos a muy avanzada, ese es Ken Rosewall. La leyenda australiana fue capaz de llegar a dos finales de Grand Slam con 40 años. Es por eso que su visión de lo que está consiguiendo Roger Federer, campeón de dos majors con casi 36, esté tan justificada. En declaraciones realizadas a Tennis Mash, el exjugador aussie valoró el 2017 del jugador suizo.

Mientras siga ganando y esté sano, Rosewall no ve porque Federer podría plantearse dejarlo."Espero que Roger continúe porque sería bueno para el tenis. Y hasta que llegue el momento en que su nivel se caiga un poco - y queda por ver cuánto queda para eso- y pierda algunos partidos que no le sienten bien, no veo por qué no seguirá compitiendo. Yo tenía 40 años cuando llegué a aquellas dos finales de Grand Slam, Wimbledon y el US Open. Fue algo muy excepcional. Fue una sorpresa para mí y una sorpresa para mucha gente."

Para Ken, el parón de 2016 ha supuesto algo fundamental no solo en 2017 sino en los años que le queden a Roger como profesional. "Está siendo algo milagroso pero al final con Roger uno siempre espera algo bueno. Mirando hacia atrás, él es el primero en admitir que el tiempo que se tomó el año pasado revitalizó su carrera. Necesitaba un poco de descanso después de tantos años de competición, pues ahora tiene 36 años. No demasiados jugadores han llegado jugando a esa edad".

Apunta, por último, una de as grandes virtudes que el helvético maneja como tenista profesional: su dosificación. "Ha estado jugando durante muchos años, y manejaba mucha presión por seguir al mejor nivel cada año, así que estaba listo para un descanso. Ahora ha vuelto más fuerte y más en forma que nunca y no veo ningún problema con que él siga jugando y ganando mientras esté sano, quiera jugar y disfrutar de la competición. Federer ha sido durante mucho tiempo un maestro gestionando su calendario, con su decisión de saltarse la temporada de arcilla para centrarse en la hierba es el último ejemplo".

Comentarios recientes